Lunes, 16 Julio 2018

Secretario general de la Unión Europea Médicos Especialistas (UEMS)

Dr. Vassilios Papalois: “Es necesario un proyecto común para que la formación médica sea homogénea en toda Europa”

El secretario general de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS), Dr. Vassilios Papalois, visitó recientemente España para participar en el XI Foro Iberoamericano de Entidades Médicas (FIEM) donde contribuyó al análisis y debate sobre la situación actual de la Formación Médica Continuada y su acreditación que en Europa lidera la UEMS, la organización médica europea más antigua que celebra este año su 60º aniversario. En esta entrevista concedida a “MedicosyPacientes” el Dr. Papalois destaca como reto el abordaje de un proyecto común para que la formación médica sea homogénea en toda Europa

Madrid 16/05/2018 medicosypacientes.com/S.P.
Dr. Vassilios Papalois.
El Dr. Papalois es, además de secretario general de la UEMS, cirujano general en el Hospital Hammersmith de Londres, especialista en trasplantes de órganos, y dirige un Centro de excelencia en trasplantes de riñón y páncreas de alto riesgo, además de profesor de Cirugía en el Imperial College Healthcare of London, y miembro del Comité de Ética en Investigación del Ministerio de Defensa del Reino Unido. Es, además, presidente electo de la Sociedad Europea de Trasplante de Órganos (ESOT), miembro de la Junta Ejecutiva de la Asociación de Cirujanos de Gran Bretaña e Irlanda (ASGBI), miembro del Consejo de la Sociedad Británica de Trasplantes (BTS) y de la Sociedad Europea de Cirugía (ESS).
 
-La UEMS celebra este año su 60º aniversario. ¿Qué representa, actualmente, esta organización en el entorno de la profesión médica europea?
 
-Efectivamente, se celebra este año su 60º aniversario, lo que convierte a la UEMS es la organización médica más antigua de Europa. Actualmente, representa a más de 1,6 millones de médicos de todas las diferentes especialidades. Podría decirse que es el “senado médico europeo”, donde todos los países son iguales y se sientan en la misma mesa, independientemente de su tamaño territorial, de su población o capacidad financiera.
 
-En la actualidad ¿cuáles son los principales objetivos de la entidad médica? 
 
-Uno de los principales objetivos de la UEMS es aunar países y médicos. Promover estándares altos de educación y formación continuada, así como en la práctica clínica y los cuidados médicos, son otros de los objetivos. También tenemos puesto nuestro interés en trabajar estrechamente con otras organizaciones europeas, al objeto de poder influir en los máximos órganos políticos europeos (Comisión Europea, Consejo Europeo, Parlamento Europeo,…).
 
-¿Cómo percibe la situación actual de la formación médica y el desarrollo profesional?
 
-La Formación Médica Continuada hay que entenderla como una obligación ética que debe estar en manos de la profesión médica y no de la burocracia europea, liberada de cualquier sesgo comercial y extenderse desde el grado hasta la jubilación del médico, con mucha más práctica que teoría. Dentro de la UEMS disponemos de los requisitos de formación y acreditación que implementamos continuamente, a través de sus más de 40 secciones. Nuestro interés es velar por el máximo nivel de formación de los médicos especialistas y que esta formación esté enfocada a la mejora de la calidad de la atención para el beneficio de todos los ciudadanos europeos. 
 
-¿Qué retos destacaría, por tanto, en este ámbito?
 
-Se estima que la mitad del conocimiento médico queda desactualizado cada cinco años. Por ello se requiere, en la actualidad, profesionales que mantengan un alto nivel de conocimientos, actitudes, aptitudes y valores éticos. Si bien es cierto que a nivel nacional existen múltiples proyectos y experiencias de FMC/DPC, es necesario un proyecto común europeo para homogeneizar la formación médica en Europa, que parta de la experiencia actual. Por otra parte, hay normativas como la directiva europea 2011/24/UE relativa a los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza que exigen calidad en los cuidados médicos. Esta y otras normativas nos imponen a los médicos diversos retos a los que conviene dar respuestas comunes.
 
-La acreditación de actividades formativas, de centros y de los formadores es otra de las principales actividades de UEMS ¿qué características posee?
 
-Consideramos que el sistema que hemos establecido se caracteriza por su solidez y transparencia y control de calidad interno, y por ello pensamos que en estos momentos es el más desarrollado a nivel mundial. Para ello disponemos del EACCME, ente para la certificación de créditos de formación, a través del cual se reciben unas 2.000 solicitudes de acreditación procedente de todo el mundo. Concedemos, además, mucha importancia a la acreditación de centros docentes, ya que si bien es importante evaluar el producto formativo, pero adquiere más importancia, si cabe, acreditar “la maquinaria que produce la actividad formativa”. La acreditación se lleva a cabo por la correspondiente sección en función de la actividad médica a acreditar, independientemente del lugar donde se desarrolle. Si el evento se realiza en España o en Grecia, los créditos concedidos a dicha actividad son reconocidos por UEMS, siempre que se disponga de un acuerdo de reconocimiento mutuo de créditos, como es el caso de España. Además, debido a los convenios con EE.UU. y Canadá, estos créditos reconocidos por UEMS también lo estarían en estas partes del mundo.
 
-En la última reunión del Consejo de la UEMS, en Marrakech, se ha firmado un acuerdo UEMS-CGCOM sobre acreditación de actividades formativas ¿qué destacaría del mismo?
 
-El CGCOM ha tenido la visión de que las actividades formativas nacionales tanto presenciales como on line podrían también recibir el reconocimiento de los créditos de la UEMS. A partir del acuerdo firmado el pasado mes de abril en Marrakech, los créditos españoles se pueden traducir a créditos europeos y por ende internacionales. La ventaja es que cualquier profesional que asista a una actividad formativa acreditada en cualquier punto del país no tienen que realizar ninguna gestión adicional a las requeridas para su inscripción, sino, simplemente, solicitar a su correspondiente Colegio de Médicos, vía on line, la convalidación europea de esos créditos.
 
-¿Podría calificarse de un acuerdo “pionero”en esta materia?
 
-Es el primero de estas características y ya hay países interesados en implantar el modelo ideado por España, como es el caso de Portugal, Grecia, Turquía, etc. El objetivo es establecer un sistema armonizado y estandarizado en cuanto al procedimiento, tecnología, evaluación, etc. Con ello vamos a lograr un avance en acreditación de formación médica continuada tanto a nivel español, en este caso, como europeo, además de marcar el camino a seguir en el futuro con respecto a otros Estados miembros de UEMS. Estamos convencidos de que en un tiempo no muy lejano vamos a ser capaces de acreditar todas las actividades que se produzcan en cada país miembro de UEMS y convertirlos así en créditos internacionales.
 
-En el encuentro del XI FIEM en Toledo se planteó, además, la posibilidad de que, a partir de este acuerdo con España se puedan extender los créditos a países de Iberoamérica. ¿Se concretó alguna acción al respecto?
 
-En Toledo se planteó que el siguiente gran paso planteado es el de establecer algún tipo de colaboración con la comunidad latinoamericana, en el que la UEMS está muy interesada, en colaboración con las Órdenes médicas española y portuguesa, como puentes entre Europa y América Latina, mientras que la Confederación Médica Latinoiberoamericana y del Caribe (CONFEMEL) se convierte en la organización paraguas. Para dar los primeros pasos, se ha planteado la creación de un Grupo de Trabajo con representantes de UEMS, España, Portugal y CONFEMEL, con el fin de explorar cuidadosamente cómo podemos sacar este proyecto adelante. Lo importante es que no hay necesidad de que los países iberoamericanos tengan que cambiar su sistema de acreditación, sino que se trataría de un reconocimiento mutuo de créditos formativos. Por parte de UEMS estamos dispuestos a facilitar los recursos necesarios.