Miércoles, 12 Agosto 2020

Encuentro digital SEDISA

Dr. Serafín Romero: “En la nueva normalidad asistencial tenemos que blindar a los sanitarios ante un posible rebrote”

El Dr. Serafín Romero, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM) intervino ayer en el encuentro digital “Análisis y propuestas para la vuelta a la normalidad en el sector sanitario’, organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) en el que expresó que “en la nueva normalidad asistencial” hay que “blindar a los profesionales sanitarios ante un posible rebrote” para que no vuelva a repetirse el alto número de contagios

Madrid 17/06/2020 medicosypacientes.com/ Sara Guardón
En este segundo ciclo organizado por SEDISA bajo el nombre “Café de la vuelta” se analizó desde la perspectiva de los profesionales sanitarios el potencial de los equipos multidisciplinares, la gestión del paciente post Covid 19, la seguridad post Covid 19 y la percepción del valor de la sanidad y la salud tras la pandemia.
 
La introducción corrió a cargo de Joaquín Estévez Lucas, presidente de SEDISA y Fundación SEDISA y en el encuentro participaron además del Dr. Serafín Romero, presidente del CGCOM; el Dr. Antonio Zapatero, presidente de Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME); Diego Ayuso, secretario general del Consejo General de Enfermería (CGE); Eduardo García-Granero Ximénez; presidente Asociación Española de Cirujanos (AEC); y el Dr. José Polo García, vicepresidente 1º de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).
 
El Dr. Serafín Romero reconoció, en primer lugar, “el papel y trabajo” del Dr. Antonio Zapatero “ante el reto de dirigir el Hospital de IFEMA” porque “ha sabido reconducir la situación en un momento de tanta incertidumbre”.
 
Desde el punto de vista del CGCOM, explicó que es obligación de la profesión médica “velar por la entrada en la nueva normalidad y trabajar en medidas de protección colectiva”. En este sentido, puso de manifiesto la preocupación de la profesión “ante un posible rebrote” y recordó que parte su papel está seguir “incentivando medidas de distancia, higiene, lavado de manos y uso de mascarillas”, así como el disponer de los test diagnósticos que permitan un aislamiento precoz de casos y un control exhaustivo de los contactos y mantener la seguridad de los circuitos asistenciales Covid y no Covid
 
Asimismo, hizo alusión a que “desde el comienzo de la pandemia el CGCOM ha sido firme sobre estas medidas y no se le ha escuchado: demandábamos un control más riguroso de casos, diagnóstico y cuarentena obligatoria”, y, en su opinión, “las medidas han sido laxas teniendo en cuenta que son muy importantes para controlar la situación”. 
 
Para el Dr. Serafín Romero en esta nueva normalidad asistencial “tenemos que ser muy pulcros en el entorno sanitario y blindar a nuestros profesionales ante un posible rebrote” porque “no puede volver a suceder lo acontecido con la falta de equipos de protección o de test”. Recordó que el uso de tests es esencial entre los profesionales sanitarios “no por nosotros mismos o nuestras familias sino para cortar la cadena de contagios en el entorno asistencial tanto en los propios equipos o los propios pacientes”. A su juicio, no puede volver a repetirse el alto número de contagios.
 
Por otro lado, puso en valor la labor de todos los profesionales sanitarios durante la pandemia “la incertidumbre y el miedo al que han estado sometidos ha hecho sacar lo mejor de sí mismos” con compromiso, profesionalidad, creatividad y solidaridad. “Ahora más que nunca, el lema del CGCOM en su año de centenario, “comprometidos con la sociedad y el medico” no podía tener mayor oportunidad.
 
Las profesiones sanitarias han demostrado su competitividad, eficacia, eficiencia, trabajando en equipo “porque tenemos y hemos tenido un objetivo común”, aseguró el Dr. Romero quien resaltó además la importancia de una formación trasversal e integral entre los profesionales.
 
Por este motivo, “hay que dar el bastón de mando a los profesionales sanitarios, porque toca creer en ellos”. Para el presidente del CGCOM “ahora hay que hacer un análisis de las consecuencias de lo ocurrido, hacer los controles necesarios a los profesionales sanitarios, reinventarse, acabar con la inequidad en las autonomías, atender a lo que hemos dejado de atender durante esta pandemia y escuchar la voz de los pacientes”.
 
Por su parte el Dr. Antonio Zapatero, hizo un repaso por la fortalezas y necesidades que ha evidenciado esta crisis sanitaria en nuestro sistema. Como ex director del hospital de IFEMA puso en valor la actuación multiprofesional que se ha producido por primera vez en este país “distintas profesiones han trabajado en grupo desde la solidaridad”. Recordó a los 25 recién licenciados de Medicina que hacían 1.000 llamadas al día a los familiares de los pacientes ingresados o los 250 fontaneros que se presentaron voluntarios para instalar el cobre necesario para los respiradores. 
 
Sin embargo, señaló que “como profesionales nos hubiera gustado que nuestra opinión fuera tenida en cuenta”. En su opinión, “se podría haber elaborado un plan de contingencias contando con profesionales de todas las especialidades como pediatras, expertos en salud pública…”, así como “un plan de formación para dotar de competencias trasversales tales como coger una vía, intubar, realizar reanimaciones cardiopulmonares…”. “En estos planes se podía haber contado con la profesión médica”, puntualizó.
 
Para el Dr. Zapatero “si fuéramos capaces de sacar de esta tragedia las enseñanzas para que no se repitan en un futuro nuestro sistema mejoraría” porque “la COVID-19 ha venido para cambiarnos la vida, la forma de relacionarnos, entre médicos y pacientes”.
 
Diego Ayuso puso en valor la labor de las enfermeras en esta pandemia “y la gran aportación que podrían hacer en las áreas de mejora con una labor importante en prevención y promoción”. En su opinión, esta es la línea de trabajo por la que tiene que pasar todo el sector sanitario, “para cambiar el modelo sanitario y que deje de ser hospitalocentrista y se realice una atención basada en la prevención y promoción de la salud teniendo en cuenta a los enfermos crónicos”.
 
Eduardo García-Granero puso de manifiesto que “los sanitarios han sido víctimas de la infección y no sabemos si vehículos transmisores” y que por ello en la nueva normalidad son muy “importantes los controles periódicos de sanitarios para cortar la transmisión y estar muy atentos para prevenir una segunda ola”. En su opinión, hay que modificar la organización de los hospitales, adaptar la tecnología, acabar con la disparidad entre comunidades autónomas y escuchar la opinión de los profesionales. 
 
Finalmente, el Dr. José Polo expuso que en esta pandemia se tenía que haber seguido el plan previsto de contingencias para la gripe aviar. A su juicio, esta crisis ha evidenciados “las dudas por el desconocimiento del virus, la necesidad de revaluar nuestra asistencia socio sanitaria, el modelo de las residencias, la investigación de tratamiento… “Ahora seguimos teniendo miedo al rebrote, al desconfinamiento, al descontrol de pacientes que por miedo asistir a los centros, y tenemos que reorganizar las zonas limpias y las zonas de seguimiento”, explicó.