Martes, 17 Octubre 2017

En declaraciones a medios

Dr. Romero: “Alzaremos aún más la voz para combatir la precariedad que sufren los sanitarios”

La precaridad que sufren los profesionales sanitarios y la defensa clara del modelo de Sistema Nacional de Salud que implica un Pacto por la Sanidad y un Pacto por los Profesionales, han sido dos de los temas en los que el nuevo presidente del CGCOM, Dr. Serafin Romero, incidió en su encuentro con los medios de comunicación, posterior a la toma de posesión del cargo

Madrid 04/03/2017 medicosypacientes.com
Dr. Serafín Romero
En este encuentro, también aludió –a preguntas de los periodistas- a los planes estratégicos de la OMC entorno al desarrollo profesional, la gestión clínica, el Baremo de Daños Sanitarios,  la organización de la corporación y su papel en el ámbito europeo e internacional.
 
En referencia al grave problema de la precariedad laboral de los profesionales sanitarios, afirmó que en esta nueva etapa la corporación “alzará aún más la voz” para lograr un Pacto por los Profesionales Sanitarios  quienes, durante estos últimos años”, han antepuesto sus deberes deontológicos y profesionales a otras circunstancias para que el Sistema Nacional de Salud mantenga las actuales cuotas de excelencia”.
 
Insistió en que “sale muy barato hablar hoy en día de pactos” y adelantó que la corporación exigirá en todos los ámbitos que se trabaje para combatir la precariedad de los profesionales sanitarios cuya situación “está estancada”.
 
“Es esencial que exista un Pacto por los Profesionales Sanitarios”
 
Respecto a la temporalidad, el nuevo presidente de la OMC subrayó que es preciso “reunir de forma urgente a un grupo de expertos que establezca medidas prioritarias que deberían salir del Congreso de los Diputados lo antes posible”. 
 
El Dr. Romero señaló que “no podemos esperar otra legislatura más porque todavía no sabemos cuántos médicos hay en el país, dónde están trabajando y cuáles son las necesidades de profesionales, porque las medidas tomadas por la crisis han generado unas salidas que el propio sistema no es capaz de absorber”.
 
Por otro lado, recordó que a medio y largo plazo se van a jubilar en España más de 50.000 médicos “y no hay instaurada una política de recursos humanos y no sabemos qué hay que hacer para que, en los sitios donde existe mayor dificultad, se facilite la llegada de los profesionales, especialmente los más jóvenes”. En este punto, hizo hincapié en que todavía no hay “un Pacto por los Profesionales Sanitarios y éste es un paso esencial, porque peor no se puede estar”.  
 
Sobre las acciones de la corporación entorno al Sistema Nacional de Salud, precisó  que el “el Pacto que firmamos en la Moncloa sigue vigente” y explicó que este acuerdo conllevaba modelo sanitario, financiación suficiente y finalista, creación de un foro de profesionales -que está creado, pero que todavía no ha dado sus primeros pasos-, desarrollo profesional y gestión clínica. 
 
Además de todos estos aspectos,  dijo que la OMC ha ido más allá y “hemos constituido un plan estratégico de acciones a realizar desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), Consejos Autonómicos y Colegios de Médicos sobre la precariedad laboral y la situación del sistema”.
 
El nuevo presidente de la OMC se mostró partidario de alcanzar pactos por la sostenibilidad del SNS y el desarrollo profesional de los médicos. Comentó que “estamos hablando con todos los sectores, incluidos los sindicatos de clase”, y que se han determinado acciones ante situaciones que puedan “poner en riesgo la buena praxis, la responsabilidad profesional y la seguridad de los pacientes”. 
 
También recalcó la importancia de que todos los colegios dispongan de canales de comunicación para que los colegiados puedan alertar de incidencias y anunció la puesta en marcha de un Observatorio que va a sumar a los ya existentes y alguno más relacionado con la atención sanitaria en el ámbito más cercano a los ciudadanos.   
 
Preguntado sobre el futuro del Baremo de Daños Sanitarios el Dr. Romero aseguró que el Plan Estratégico que va a seguir la corporación al respecto no va a variar en esencia del actual, aunque “vamos a incorporar elementos nuevos”. 
Calificó el abordaje de este tema como algo prioritario que “siempre está entre los principales temas a tratar en nuestros encuentros con los representantes políticos”. Para el Dr. Romero, el Baremo es una “necesidad imperiosa” porque sirve como garantía para el paciente y hace que las actuaciones de los profesionales sean más eficientes y justas. Mostró su confianza en una pronta resolución y ensalzó la labor del expresidente, Dr. Juan José Rodríguez Sendín, en este “largo proceso” para que el Baremo de Daños Sanitarios sea una realidad.
 
“Incidiremos en el papel que tiene la organización en el ámbito europeo e internacional”
 
El Dr. Romero insistió en la necesidad de establecer un nuevo marco que “defina todo el entorno organizativo de la corporación y con el que podamos trabajar y centrarnos en los aspectos que realmente importan a los profesionales”. En concreto, se refirió a la puesta en marcha de unos nuevos estatutos de la Organización Médica Colegial, en los que se definan aquellos factores que “generan tensiones en nuestro ámbito”. 
 
En cuanto al profesionalismo, afirmó que se seguirá apostando por “un médico excelente, por la necesidad de una formación médica continuada y por un desarrollo profesional accesible para todos los médicos independientemente del entorno donde trabajen sea público o privado, y por un reconocimiento y una acreditación desde la profesión médica”. Además, entre los planes estratégicos de esta etapa se encuentra, según anunció, la renovación del Código de Deontología Médica, cuya última actualización es de 2011.
 
Asimismo, explicó que se va a seguir incidiendo mucho en el papel que tiene la organización en el ámbito europeo e internacional. Tras señalar que  “hemos dado un paso importante en estos últimos años para poder trasladar a organizaciones como la Asociación Médica Mundial declaraciones como la Atención Médica al final de la vida, el tráfico de personas y órganos y la denuncia de los ataques indiscriminados contra los profesionales sanitarios que están en cooperación”, afirmó que la OMC seguirá trabajando en esa línea.
 
El Dr. Romero incidió en que “nuestro papel en el ámbito iberoamericano es crucial para tantos países hermanos con médicos que hablan nuestra lengua” y, en este sentido, recordó la pertenencia de la organización a la Confederación Latino Iberoamericana de Entidades Médicas (CONFEMEL). Como ejemplo de ese papel de la OMC en esta organización, señaló que iniciativas como el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) se estén implantando en países como Costa Rica y Uruguay.
 
Y, en Europa, dónde están las leyes que afectan a la profesión médica y donde las órdenes médicas tienen un reconocimiento como autoridades competentes, el Dr. Romero  afirmó que “seguiremos implementando e impulsando nuestro papel y presencia”.
 
“Queremos –concluyó- que toda la organización se empape de la necesidad de tener presencia en Europa, que es el espacio donde España tiene que mirar en aspectos como definir qué profesiones son de colegiación obligatoria”.