Viernes, 23 Febrero 2018

Entrevista publicada en ‘Diario de Cádiz’

Dr. Repetto: "La exclusividad de los médicos sería absolutamente contraproducente"

El presidente del Colegio de Médicos de Cádiz, Dr. Juan Antonio Repetto, concedió una entrevista al ‘Diario de Cádiz’, en la que destacó que “la aportación de la medicina privada al sostenimiento del sistema público de salud es importantísima" y subrayó que “la exclusividad de los médicos sería contraproducente”

Cádiz 06/02/2018 medicosypacientes.com / Diario de Cádiz
Dr. Repetto.

Se jubiló hace dos años en la medicina pública, pero el Dr. Juan Antonio Repetto sigue ejerciendo como neurocirujano en el Hospital HLA Jerez Puerta del Sur. Acaba de ser reelegido como presidente del Colegio Oficial de Médicos de Cádiz y desde el año pasado, es también presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos.

Tras cuatro años como presidente del Colegio de Médicos de Cádiz, volvió a presentar su candidatura, ¿le quedaban asuntos pendientes?

Siempre quedan asuntos pendientes. Creo que se han hecho muchas cosas en estos cuatro años, pero siempre hay cosas nuevas que hacer, siempre hay problemas nuevos que afrontar, y con ese espíritu presentamos la candidatura con miembros de la junta anterior y con alguno nuevo, porque siempre es bueno tener savia nueva con nuevas ilusiones.

Uno de los objetivos que se marcó al inicio de su anterior mandato fue abrir el Colegio tanto a los colegiados como a la sociedad, ¿cree que lo ha conseguido?

Creo que en gran parte sí. Se ha dado un vuelco absoluto y total a la política de información y de comunicación del Colegio. Se han abierto nuevos canales y creemos que con bastante éxito. Quizás nos haya faltado un poco la comunicación respecto a la sociedad. Ahí creo que no hemos llegado a lo que pretendíamos y precisamente en este aspecto queremos enfatizar los cuatro años que tenemos por delante.

¿Qué otros temas prioritarios se ha marcado?

Aparte, lógicamente, de conservar lo que hemos conseguido y de potenciarlo más, uno de los principales pilares de estos cuatro años va a ser la salida del colegio hacia la sociedad. Queremos tener mucho más contacto del que hemos tenido con asociaciones de pacientes, con los colegios, donde queremos hacer actuaciones preventivas de salud, con asociaciones de vecinos... Y queremos hacer ver una cosa que es prioritaria: que la misión principal del Colegio es la de proteger a la sociedad y garantizar que tenga una asistencia médica de calidad.

Desde muchos sectores de la sociedad se está llamando la atención sobre el deterioro de la sanidad pública. En Cádiz se ha creado la Marea Blanca, de la que forman parte profesionales, entre ellos médicos. ¿Cómo ve usted la sanidad pública y qué le parece este movimiento?

Bueno, son dos preguntas que quiero diferenciar. Respecto a cómo veo la sanidad, en estos momentos, creo que está francamente mejorable. Existe una clara falta de medios materiales y humanos, y quizás también algún problema de gestión, y eso lleva a unas listas de espera que son absolutamente insoportables, a un incremento de pacientes que acuden a Urgencias en muchas ocasiones no de forma totalmente justificada que masifican la asistencia en Urgencias, y a un gran descontento de los médicos que están ejerciendo en la sanidad pública. En cuanto a la segunda parte de la pregunta, cada uno tiene derecho a expresar su malestar de una forma. Yo no comparto personalmente las formas que se han venido utilizando por las mareas, aunque estoy bastante de acuerdo en el fondo y en las demandas que hacen estos compañeros.

Precisamente uno de los problemas que más están denunciando es el de las listas de espera y los fraudes que se producen al respecto.

Efectivamente, el problema de las listas de espera es de los más sangrantes que existen. Algunas de ellas son absolutamente intolerables. Yo no diría que hay fraude, pero hay que tener en cuenta que las cifras que se manejan no son las cifras reales de personas que están esperando, porque, por ejemplo, hay muchas especialidades que tienen su agenda cerrada, por lo que no constan personas que tendrían que ser citadas y que engrosarían de una forma mucho más alarmante de la que realmente conocemos las listas de espera.

Tanto la Marea Blanca como algunos sindicatos consideran que si se sacara más rendimiento a los hospitales, instaurando turnos de mañana y tarde con personal contratado, podrían disminuirse las listas de espera. Esto también sería una solución para el paro que existe entre los médicos, al que usted se refirió cuando accedió al cargo en su anterior mandato.

El problema de las listas de espera obviamente no es fácil de solucionar, porque si fuera fácil ya se habría resuelto. Y tampoco tiene una única solución. Yo creo que es un problema multifactorial que para su solución necesita de muchas cosas: de mayor dotación de infraestructuras, de mayor dotación de personal, por supuesto de la eficiencia de la utilización de los medios que tenemos, pero también pasa por la educación a la población del uso de los recursos médicos. Es decir, son muchos puntos los que habría que tocar.

Volviendo al paro que hay entre los médicos, esta circunstancia contrasta con el argumento que da la administración al no sustituir las vacaciones de médicos de familia y otros especialistas porque dice que no hay ninguno disponible. ¿Cómo se explica eso?

Sigue existiendo el paro médico, mucho menos que hace unos años, pero siguen existiendo médicos que no encuentran trabajo. Siguen existiendo sobre todo médicos que están trabajando muy en precario, con contratos laborales y con sueldos muy por debajo no ya de otras naciones, sino de otras regiones de España. Por parte de la Consejería se habla de que no encuentran médicos para cubrir algunos puestos, pero eso está más relacionado con el tipo de contrato y con el sueldo que se les ofrece que con un déficit real de médicos.

Respecto a la falta de especialistas, uno de los casos más llamativos el pasado año fue la falta de cirujanos pediátricos en el hospital de Cádiz. A pesar de esta carencia, despidieron a una cirujana pediátrica cuya continuidad pedían los padres de pacientes con enfermedades colorrectales, por los buenos resultados que había tenido con sus hijos. ¿No le resulta incomprensible?

En ese caso concreto, no podría opinar sobre el motivo ni en qué situación se despidió. No parece que sea congruente, pero supongo que habría alguna razón de peso para haberlo hecho.

Otra gran crisis vivida estos últimos años en el Puerta del Mar fue cuando salió a la luz un estudio realizado por médicos del propio hospital sobre irregularidades en Cirugía General. La Delegación de Salud hizo después una auditoría que revelaba que existían al menos ciertos problemas y el Colegio de Médicos pidió conocer los resultados. ¿Llegaron a facilitárselos?

Lo que puedo decir es que hemos seguido de cerca todas esas incidencias, que reclamamos en su día la auditoría que se realizó y también hemos estado en contacto con el personal del Servicio de Anestesia que hizo el estudio que ponía de manifiesto los problemas que existían. Desde el Comité de Deontología de este Colegio también se tomaron en su momento las medidas oportunas para esclarecer los hechos y ver si existía algún problema desde el punto de vista disciplinario-deontológico, que es en lo que puede entrar el Colegio.

Tanto la Marea Blanca como algunos sindicatos creen que los médicos que compatibilizan la sanidad pública con la privada pueden tener conflictos de intereses, por eso piden que se acabe con esto. ¿Cree que la exclusividad es necesaria?

No creo que sea necesaria. Es más, creo que sería absolutamente contraproducente. Mire, la sanidad privada ahora mismo en Andalucía soporta casi el 30% de la atención que se hace a los pacientes. En el caso de que desapareciera la sanidad privada, la pública sería absolutamente incapaz de absorber ese 30%. Si está mal con la situación que tiene y encima se tuviera que hacer cargo del 30% que atiende la medicina privada, sería absolutamente imposible de sostener. Es decir, la aportación de la medicina privada al sostenimiento del sistema público de salud es importantísima y escasamente reconocida. Hay otro aspecto importante, y es que hay un segmento de la población, que son los funcionarios, que pueden elegir entre la sanidad pública y la privada; el 80% de los que pueden elegir eligen la medicina privada en vez de la Seguridad Social. Y por otra parte, es totalmente falso que el médico que trabaja por la tarde en la privada desatienda la sanidad pública. Hay otro aspecto que también es muy importante: el médico que se va a la privada, por ejemplo un cirujano, adquiere una experiencia quirúrgica que después va a aportar a los pacientes de la Seguridad Social. No es lo mismo operar dos estómagos al mes que operar diez. Y desde luego, lo que es absolutamente injusto y vamos a luchar desde los Colegios para eliminarlo es el complemento de exclusividad. No se puede tolerar que a un médico se le pague menos que a otro que hace el mismo trabajo.

Cuando llegó como presidente, impulsó la cooperación sanitaria en el Colegio de Médicos, ¿ve necesario el fomento de la solidaridad entre los médicos?

Sí, claro. Además, estamos haciendo cada vez más proyectos y tenemos una sección de cooperación internacional que tiene mucha actividad. Lo que hacemos en el Colegio es vehiculizar algo que vienen haciendo grupos de compañeros desde hace muchos años, que van a países de Sudamérica y sobre todo a países africanos, y nosotros les damos el apoyo. Por otra parte, también el Colegio de Médicos de Cádiz es patrono de la Fundación Para la Cooperación Internacional de la OMC, la Organización Médica Colegial, y ahí se hace una labor importantísima porque en primer lugar, se reciben las necesidades que existen de médicos en determinados países y, por otra parte, se contacta con los médicos que quieren hacer cooperación para darles una formación desde el punto de vista médico, pero sobre todo desde el punto de vista social, y se les orienta sobre el país al que van.

¿Hay algo que le preocupe ahora especialmente?

Nos están preocupando mucho los casos que han aparecido de médicos sin título homologado. Y estamos aún más preocupados cuando desde la Consejería se nos dice que tienen a más de 60 médicos así, argumentando que los contratan porque no hay oros. Algunos de ellos están colegiados como médico general, sin título de especialista, y están ejerciendo como especialistas; y otros están aún sin colegiar, lo cual es absolutamente ilegal, porque la colegiación es un requisito imprescindible para trabajar como médico.

¿Se van a tomar medidas al respecto?

Se van a tomar medidas desde la OMC y desde el Consejo Andaluz. Se están estudiando medidas jurídicas con la asesoría jurídica. Quiero insistir en que el Colegio es una garantía para el ciudadano, su misión principal es velar para que aquel que está ejerciendo como médico tenga la preparación y la titulación necesarias para llevar a cabo ese ejercicio profesional, y haremos todo lo posible por cumplir con esta misión.