Martes, 25 Septiembre 2018

Observatorio contra las Agresiones

Dr. Pérez Gallego: “El interlocutor policial sanitario actúa de forma reactiva y preventiva”

El Dr. Luis Alfonso Pérez Gallego, miembro del Observatorio de Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial y secretario general del Colegio de Médicos de Zamora, destaca que la figura del interlocutor policial sanitario ofrecerá una respuesta más rápida ante casos de agresión a profesionales sanitarios, en una entrevista con motivo del Día contra las Agresiones a Sanitarios, que se conmemora el 15 de marzo

Zamora 06/03/2018 medicosypacientes.com / R.M.P.
Dr. Pérez Gallego.

La principal novedad de este año es la puesta en marcha de la figura del Interlocutor Policial Sanitario, ¿qué supone esta iniciativa?

La figura del Interlocutor Policial Sanitario nace a propuesta del Observatorio de Agresiones a raíz de la reunión que mantuvimos en marzo de 2017, con motivo del Día Nacional contra las Agresiones, y en la que el ministro del Interior mostró una enorme sensibilidad. Supone un gran avance en la lucha contra las agresiones al personal sanitario, que va a servir para articular mecanismos e instrumentos de colaboración y coordinación a nivel nacional entre la Policía y la Guardia Civil y las autoridades sanitarias competentes.

¿Cómo actúa el interlocutor ante un caso de agresión?

El interlocutor trata de ofrecer un seguimiento individualizado de cada incidente, una actividad a la que se sumarán otras propuestas como acciones formativas sobre prevención y autoprotección, y mayor seguimiento también a hechos delictivos de este tipo a través de las nuevas tecnologías.

¿De qué manera beneficia al profesional?

Se ofrecerá una respuesta más rápida ante casos de agresión a profesionales sanitarios, y tratará de evitar que se produzcan estas agresiones en determinados casos, Por tanto, servirá para que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil), actúen de una forma reactiva, pero también preventiva. El interlocutor podrá garantizar una mayor presencia policial en los centros que hayan mostrado una mayor conflictividad con sus médicos

La presencia del interlocutor, ¿puede mejorar la coordinación entre la Administración sanitaria y los Colegios de Médicos en este asunto?

Pienso que sí, además en ello es en lo que está trabajando desde 2010 el Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial. Y, aunque todavía queda mucho por hacer, se van consiguiendo acercamiento y colaboración con algunas administraciones y en algunas Comunidades Autónomas.

¿Cuál es la situación en su colegio? ¿Qué medidas se han implementado?

El Colegio de Zamora, se presenta siempre como acusación particular en todos los casos de Agresiones que hayan sido denunciadas en el Colegio.

También realizó en diciembre una jornada sobre el protocolo de agresiones sanitarias, que comenzó con una presentación de este instrumento y los datos registrados por el observatorio nacional que mide este tipo de incidencias en el periodo 2012-2017. Intervinieron el subdelegado del Gobierno, Jerónimo García Bermejo, el presidente del Colegio de Médicos de Zamora, Dr. Sebastián Martínez y el secretario de la corporación, como miembro del Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC). Asimismo, participaron la asesora jurídica del Colegio de Médicos de Zamora, María Jesús Alonso Cerezal, Gustavo García García, inspector de la Policía Nacional que es el interlocutor policial en Zamora y Manuel Rodríguez Zabala, teniente coronel de la Guardia Civil en la provincia.

En abril se impartió un “Curso-Taller” de Prevención de Agresiones a Médicos, donde se incidió en los ámbitos de la prevención y la protección, llevada a cabo en absoluto respeto a la legislación y adaptada a las necesidades de los profesionales.

¿Qué ha supuesto que el médico de la sanidad pública sea considerado autoridad y, por tanto, que las agresiones sean penadas en base a ello?

Ha sido un gran logro que las agresiones vayan a ser consideradas como delito y con pena de cárcel para el agresor, por otro lado, nos duele que las amenazas, injurias, vejaciones y coacciones, vayan a ser consideradas como faltas.

El hecho de que también se considere autoridad al facultativo en el ejercicio de la medicina privada, sigue siendo un reto. ¿Qué pasos hay que dar para conseguirlo?

Creemos que ante los mismos actos médicos, la defensa del ejercicio profesional debe recibir el mismo tratamiento, siendo ésta una tarea prioritaria para el Observatorio de Agresiones. 

Seguimos trabajando para intentar dar solución el “desamparo” que sufren los médicos de la privada ante las agresiones. El Observatorio sigue reclamando a las instituciones y administraciones implicadas, y denuncia la “nefasta reforma del código penal” en este asunto, que ha venido a dejar una laguna jurídica en el tema de las agresiones consideradas leves y anima a todos los colegiados a denunciar cualquier tipo de agresión, verbal o física.

¿Cuáles son las próximas medidas que el Observatorio pretende llevar a cabo para atajar las agresiones?

Lo conseguido hasta ahora desde el Observatorio es muy importante. Por supuesto, aún queda mucho por hacer. Seguiremos trabajando en el registro nacional de agresiones, que ya es referencia a nivel nacional e internacional.  Seguiremos registrando sentencias en casos de agresiones a médicos que servirán como argumentario jurídico. Y el trabajo continuará con la difusión de las agresiones en medios de comunicación y, por supuesto, acercar el problema a las administraciones, para que podamos conseguir el objetivo final: tolerancia cero.

¿Hay que mejorar la seguridad en los centros?

Está claro que mientras más medidas de Seguridad haya, ya sea en hospitales o centros de salud, más seguro se sentirá el profesional y más disuadirá al agresor.

¿Cuál es la mejor manera de prevenir las agresiones?

En este sentido siempre contesto lo mismo: la mejor prevención es poder trabajar en un entorno seguro, sintiéndonos protegidos por la Administración y la Justicia.