Campaña medicina rural

Jueves, 18 Agosto 2022

Cooperación Sanitaria

Dr. Juan Ignacio Pérez Calvo: “La cooperación es el ejercicio desnudo de la medicina, sin nada más que tus cinco sentidos y el corazón entre el paciente y tú”

La Asociación Phileos, formada por médicos y médicas de Zaragoza, lleva a cabo misiones de asistencia sanitaria para los más favorecidos en Filipinas, una iniciativa que surgió en 2015 y que desde sus inicios nació con un compromiso de promoción de valores éticos y humanísticos entre los estudiantes de medicina, que también forman parte del equipo

Zaragoza 03/06/2022 medicosypacientes.com/ Álvaro G. Torres

Para conocer mejor el proyecto Médicos Y Pacientes entrevista al Dr. Juan Ignacio Pérez Calvo del Servicio de medicina interna en el Hospital Clínico Universitario “Lozano Blesa” y Profesor titular de medicina de la Universidad de Zaragoza, la cual apoya incondicionalmente este proyecto.

El Dr. Pérez Calvo, quién describe la cooperación como el ejercicio desnudo de la medicina, “sin nada más que tus cinco sentidos y el corazón entre el paciente y tú”, aborda en la entrevista los distintos proyectos que están llevando a cabo, pone en valor el ejercicio de la cooperación desde los estudios de Medicina y destaca el apoyo de instituciones como el Colegio de Médicos de Zaragoza.

Actualmente está inmerso en la campaña #ElOvilloDeLaVida para recaudar fondos que permitan el mantenimiento y mejora del paritorio básico en el hospital que unas religiosas tienen en Lagonoy, una zona rural carente de más recursos sanitarios, un proyecto que explica a lo largo de la entrevista.  Las donaciones se pueden hacer a través de la plataforma alojada en la web de la universidad de Zaragoza y también directamente por la web de la asociación (www.asociacionphileos.com ).

¿Cuál es el objetivo fundamental de la Asociación Phileos?

Los elementos germinales de nuestra asociación, Phileos, los que definen su espíritu y trayectoria posterior son básicamente tres.  En primer lugar, es una asociación de asistencia sanitaria a los más desfavorecidos que trata, además de proporcionar asistencia sanitaria inmediata, promocionar infraestructuras y una cultura sanitaria de autocuidados y hábitos saludables en la población de destino. En segundo lugar, la asociación nace con un compromiso inequívoco en la promoción de valores éticos y humanísticos entre los estudiantes de medicina, que son parte integral y fundamental de todo el proyecto. En tercer lugar, un tercer rasgo de identidad de esta asociación es el altruismo y la transparencia. Todo lo recaudado, el 100% y más, se destina a los fines sanitarios propios en el destino. Cada uno de los integrantes de las misiones (con la excepción de la beca de la facultad a los estudiantes) corre con los gastos de su desplazamiento y manutención. De hecho, si en una misión se invierten 30 o 40000€, la mitad procede de donaciones y la otra mitad de los integrantes de la misión en curso.  La asociación rinde cuentas en la asamblea anual y publica las memorias de las misiones en la página web (www.asociacionphileos.org). Afirmamos con orgullo que el 100% de lo recaudado se invierte en destino y en los fines propios de la asociación. La tesorería, los costes de mantenimiento de la web, las campañas de difusión, etc., corren a cargo de los miembros del patronato.

¿Cómo surgió esta iniciativa?

La historia se inicia con un viaje fortuito de su, ahora presidente, el Dr. Ramón Sousa, a Manila en el invierno de 2015, acompañando a estudiantes de medicina. Ante la penosa situación sanitaria que afrontan las personas más desfavorecidas en la megalópolis, que es la mayoría, a su vuelta se propone iniciar una actividad sostenida que facilite el acceso a una atención sanitaria de calidad a los excluidos.

En el verano de 2016 tiene lugar la primera misión del grupo, todavía no éramos una asociación formal. Nos desplazamos a Manila cuatro especialistas, dos cirujanos, una ginecóloga y un internista, con 6 estudiantes de 5º curso del Grado que vuelven entusiasmados. La Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, apoya incondicionalmente la iniciativa. Ofrece plazas a los estudiantes de 5º curso junto con otros destinos de cooperación clásicos de nuestra facultad y beca, con fondos de la propia universidad, una parte del coste que supondrá a los estudiantes, aproximadamente un 70% del importe de los billetes de avión.

¿Dónde actúa y por qué escogieron esa región?

Actuamos en la República de Filipinas… ¿Por qué? Es una pregunta excelente que tiene una respuesta difícil. Porque hay mucha necesidad. Porque fortuitamente uno de nosotros viajó allí con estudiantes de medicina y percibió la oportunidad de ayudar… ¿Por qué no? Algunos amigos y compañeros, con cariño y respeto, nos hacen esa pregunta. Incluso más, nos dicen si merece la pena teniendo en cuenta el limitado impacto que puede tener una misión aislada. Es difícil dar una respuesta racional, pero cuando ves a las madres y a los niños sonreír agradecidos, unos se dice “merece la pena haber venido, no me cuesta tanto”.

Nuestro socio local en la República de Filipinas, son las religiosas de la orden, de origen español, Siervas de María Ministras de los Enfermos (https://www.siervasdemariacg.org/es/), fundada en agosto de 1851 por la Hna. Soledad Torres Acosta. El carisma de la Orden es la asistencia a los enfermos, en hospitales y otros centros de salud, pero especialmente en sus propios domicilios. Su ministerio se ejerce sobre las personas más desfavorecidas y vulnerables.  En 2011, la congregación contaba con unas 1628 religiosas y 114 casas, presentes en los cinco continentes. En la República de Filipinas trabajan en Manila, concretamente en Quezon City, una parte de Manila, en un Centro de Diagnóstico y Tratamiento, el Birhen de la Salud Medical and Diagnostic Clinic, construido con ayuda de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, en servicio desde 2013, donde Phileos inició su andadura.

En el municipio de Lagonoy, al sureste de la isla de Luzón, existe un segundo hospital construido por un proyecto de AECID junto con la Orden, finalizado en 2013, siendo entonces cedido a la congregación religiosa Siervas de María. Hasta septiembre de 2018 su rendimiento se limitó a una consulta de medicina general abierta todo el año. A partir de dicha fecha se inauguró un paritorio básico llamado “Saint María Soledad Torres Birthing Home” para dar asistencia a los partos de bajo riesgo con atención profesional, llevando acabo medidas preventivas y terapéuticas. En Julio de 2019 les fue otorgado por el departamento de salud Filipino (DOH) la ayuda de PhilHealth (seguro de salud público) la capacidad de atender partos de personas indigentes.

En todo este proceso, Phileos ha participado activamente como un elemento clave para la obtención de los permisos necesarios, además de colaborar en la formación del personal. Incluso durante la pandemia COVID, la colaboración de Phileos se ha mantenido en términos económicos y mediante formación remota.

Ahora mismo, en mayo, una de las personas de la asociación, Esther Moreno, ginecóloga, está en Lagonoy para supervisar el funcionamiento del paritorio y preparar la siguiente misión presencial después de la pandemia.

¿Cuál es su forma de trabajo? Y ¿Cuáles son las patologías o cirugías que más atienden?

Hasta la fecha trabajamos en lo que se denominan “misiones” médicas, una forma muy común de cooperación en la República de Filipinas. Vamos dos veces al año, usualmente julio y febrero, por periodos de 15 días. Formamos equipos multidisciplinares con cirujanos, ginecólogos, pediatras, anestesistas, médicos generalistas (Internistas y Médicos de Familia) y otras especialidades médicas. Nuestro socio local, las Hermanas de la congregación, seleccionan entre cada misión a los pacientes con indicaciones quirúrgicas más perentorias y organizan visitas masivas a los Barangays (barrios de chabolas) de la zona. Además, se atiende una consulta diaria que, lógicamente, es muy concurrida. Es fácil que en cada misión se atiendan alrededor de 1000 pacientes y se realicen entre 40 y 50 cirugías mayores y menores.

Lo más frecuente entre los adultos es la patología cardiometabólica, como la diabetes mellitus tipo 2, la hipertensión arterial y sus secuelas. En segundo lugar, las infecciones respiratorias, incluida la tuberculosis que constituye un grave problema de salud pública. En tercer lugar, las enfermedades degenerativas osteomusculares. En la edad pediátrica las infecciones respiratorias, intestinales y los problemas dermatológicos son los motivos más frecuentes de consulta. En el momento actual, las pediatras del grupo están comenzando a desarrollar un proyecto para luchar contra la desnutrición infantil. En las misiones de los últimos años, los problemas dermatológicos se atienden a través de un programa propio de teledermatología atendido desde España por el Prof. Ignacio Querol, profesor de la facultad de medicina.

En cirugía y ginecología los cánceres de mama, tumores tiroideos, miomas uterinos, hernias abdominales y los tumores benignos que, por la carencia de asistencia, adquieren tamaños a veces descomunales.

En el momento actual estamos desarrollando la atención integral al embarazo y el parto en un paritorio básico, con todas las garantías sanitarias.

Además de médicos y médicas ¿el equipo está formado por más personas?

Sobre el terreno actuamos solo especialistas médicos y quirúrgicos de especialidades variadas. Nos acompañan, en una de las dos misiones anuales, usualmente en julio, estudiantes de medicina. En España, son miembros de la asociación y trabajan de modo voluntario y altruista un economista y un publicista.

¿En qué consiste el proyecto #ElOvilloDeLaVida? ¿Cómo puede la gente colaborar?

Con esta campaña queremos financiar el mantenimiento de un proyecto recientemente iniciado por nuestra asociación. Se trata del paritorio básico en el hospital que las Hermanas tienen en Lagonoy, una zona rural carente de más recursos sanitarios. Actualmente atendemos dos o tres partos semanales, pero nuestro objetivo es alcanzar esa cifra a la semana y además cubrir la atención al embarazo y postparto.

De este modo, aprovechamos una iniciativa promovida por las universidades españolas para apoyar la cooperación a personas en riesgo de exclusión o con necesidades particulares. Las distintas universidades, en nuestro caso Unizar, ofrecen en su plataforma web un “escaparate de proyectos” en el que se muestran las iniciativas activas en cooperación, como la nuestra. De este modo se solicitan aportaciones a proyectos concretos, a través de toda su red de influencia. Básicamente es un proyecto de mecenazgo y microdonaciones que aspira a cubrir los gastos del proyecto que se presenta.

Las donaciones se pueden hacer a través de la plataforma alojada en Unizar y también directamente por la web de la asociación (www.asociacionphileos.com).

En base a su experiencia ¿qué necesita un médico voluntario o cooperante antes de salir a terreno?

Ganas de servir, resistencia a la fatiga, ilusión, entusiasmo y vitalidad. Todos esto es lo que permite disfrutar la experiencia, pero además se requiere formación en cooperación, conocimiento del entorno y planificación de objetivos realistas. Sin lo primero la cooperación sería muy burocrática, pero sin lo segundo no llegaríamos a profundizar y ser útiles a quienes lo necesitan.

¿Conoce la Fundación para la Cooperación internacional de la Organización Médica Colegial? En caso afirmativo ¿puede hacer una valoración?

Si, la conocemos. Nos ha sido de mucha ayuda en los momentos iniciales para orientar nuestra acción, obtener información sobre seguros y relacionarnos con otras asociaciones.

¿Qué relación mantienen desde la asociación con el colegio de médicos de Zaragoza?

Los médicos de la asociación somos colegiados desde el inicio de nuestro ejercicio. Además, mantenemos excelente relación personal con la Junta Directiva y el personal del Colegio. Contamos con su apoyo e implicación personal. Siempre nos han facilitado la posibilidad de difundir nuestra actividad en sus instalaciones.

El iCOMZ de Zaragoza ha mostrado una exquisita sensibilidad hacia la cooperación y ha financiado algunos de nuestros proyectos, así como de otras asociaciones en las diferentes convocatorias anuales. Su ayuda ha sido vital para nosotros.

¿Qué significa para usted hacer cooperación?

Otra pregunta difícil de responder. Una experiencia vital que permite compartir momentos de tu vida con personas que por circunstancias no tienen lo necesario para llevar una vida digna, o carecen de recursos que, a nosotros, sin más mérito que ellas, si se nos han dado. Es una experiencia enriquecedora como persona. Como médicos, es el ejercicio desnudo de la medicina, sin nada más que tus cinco sentidos y el corazón entre tu y el paciente. Una gran experiencia en la que salimos ganando todos, pero sobre todo nosotros.