Jueves, 26 Noviembre 2020

Hoy Webinar “Aerosoles y Covid-19”

Dr. José Luis Jiménez: “Un confinamiento supone un fracaso de las medidas más inteligentes. No nos estamos defendiendo bien del contagio de Covid por el aire”

El Dr. José Luis Jiménez forma parte de los 239 científicos internacionales que han alertado a la OMS de que estaba equivocada. La Covid-19 si se contagia por el aire y por aerosoles y no como se creía por gotas y superficies. “No hay un solo caso de super propagación del virus que no haya sido por aerosoles y por el aire”, asegura en esta entrevista este especialista de referencia mundial en las formas de transmisión de la enfermedad de Covid-19

Madrid 17/11/2020 medicosypacientes.com/ Sara Guardón
Doctor en Ingeniería por el MIT y catedrático de Química y Ciencias Medioambientales en la Universidad de Colorado, el Dr. José Luis Jiménez asegura que como pasó en su momento con la tuberculosis o el sarampión la OMS no reconocía el contagio por vía área del virus, y han tenido que acumular mucha evidencia científica para demostrar que la Covid-19 si se contagia por inhalación del aire con aerosoles que es como el humo del tabaco.
 
 “Ahora se ha descubierto todo el pastel. La OMS y el Ministerio de Sanidad han lanzado mensajes erróneos todos estos meses no alertando sobre la propagación por aire”, señala.
 
Al igual que pasa con el humo, cuando una persona fuma la otra persona lo inhala y si encima es en un espacio cerrado y durante mucho tiempo ese humo se va acumulando. Pues lo mismo ocurre con la transmisión de Covid-19 por aerosoles y los espacios cerrados. Al hablar se expulsan 10 veces más aerosoles que al respirar, y al cantar o al gritar 50 más.  
 
Si muchas personas están sin mascarilla, durante mucho tiempo hablando o gritando en un espacio cerrado el riesgo de contagio es muy alto, porque es muy es probable que respiren aerosoles expulsados de otras personas.
 
Por ello, el experto insiste en la importancia de evitar los espacios cerrados, que las mascarillas sean de buenos materiales y estén bien ajustadas “no con espacios en la nariz o en los lados de la cara”, ventilar mucho, filtrar el aire, o medir la cantidad de CO2 en el ambiente para evitar que la gente respire aire ya expulsado, como las únicas medidas inteligentes para cortar los contagios. “En ascensores y en el transporte público se aconseja que la gente hable lo menos posible y en muchos hospitales se usan rayos ultravioletas para el aire”, manifiesta.
 
Saber todo esto y explicárselo a la población es clave para el control de la pandemia, tal y como asegura el experto. “Estamos fracasando porque no nos estamos defendiendo bien de cómo el virus se tramite de verdad, nos estamos defendiendo de las gotas de las superficies cuando eso son cosas menores de la trasmisión”, señala.
 
Por todo esto, considera que no se está haciendo todo lo posible para cortar las cadenas de trasmisión. “Optan por un confinamiento porque sabemos que funciona, ya que estás aislando a la gente de todo el mundo y así paras la enfermedad, pero esto supone un fracaso de las medidas más inteligentes”, afirma.
 
Para frenar el virus hay que hacerlo de manera inteligente que es interrumpiendo la manera de trasmisión real que es “a través de aerosoles”.  “Si tenemos que confinar es porque ya estamos en una situación que hay tantos casos que es imposible rastrearlos. Es necesario aprovechar los periodos de confinamiento para prepararse bien para que en cuanto bajen los casos se haga rastreo, se cumplan las cuarentenas y se hagan test para que la gente que está contagiada no siga en la sociedad contagiando. Además de todas las medidas que he citado”, explica.
 
Sobre todo, ello hablará hoy en un Seminario Web sobre “Aerosoles y Covid-19 organizado por la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC) y el Colegio de Médicos de Ourense, a las 20.00h en el Canal de Youtube de https://www.youtube.com/watch?v=3hJfa4XQWzk

Entrevista completa:

¿Qué temas abordará hoy en el seminario Web?

En el encuentro de hoy hablaré sobre los modos de transmisión de Covid-19 y cómo se definen; explicando la diferencia entre aerosoles y las gotas y cómo es la transmisión en las superficies. Asimismo, explicaré cual es la posición de los científicos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y de la OMS y cómo su postura ha ido cambiando con la evolución de la pandemia y en cada país; así como la evidencia que hay a favor y en contra de los diferentes modos de transmisión en cuanto a los aerosoles o las gotas se refiere.

Cuando se observa toda la evidencia existente, se ve claramente que, los aerosoles son la mayor causa de contagio y las gotas son muy poco importantes en la transmisión. En este sentido, explicaré que es lo que ha llevado a la OMS y al Ministerio de Sanidad a afirmar durante muchos meses que las gotas eran la mayor parte del contagio y los aerosoles eran poco importantes, cuando en realidad no es así.

Esto se basa en algunos errores. El primero de ellos, es que se pensaban que las gotas eran mayores de 5 micras, entonces creían que había muchas. En realidad, esto es un error de 1990 donde alguien se confundió en la ECDC,porque en realidad las gotas son mayores de 100 micras. Y esto se sabe desde 1934. Simplemente se trata de un error, algo que se había olvidado en el estamento médico no en la ingeniería, ni en la ciencia de aerosoles, pero si en los estamentos médicos se había olvidado de que son 100 micras y no 5.

Al ver todo esto te das cuenta de que efectivamente apenas se expulsan gotas al hablar y que no puede ser el motivo de contagio ni de transmisión, porque lo que no existe no puede contagiar.

Por otro lado, la negación de la transmisión por aerosoles tiene que ver con un hecho histórico. En 1910 Charles E. Schmidtdescubre la infección de contacto y esto resulta un gran avance para la ciencia, pero a la vez supone que la gente deje de protegerse de la infección al pensar que no había evidencia de que el contagio se produjera por el aire. Creían que era imposible que se contagiase por el aire entonces esto se convierte como en un dogma y hasta el día de hoy.

Gracias a esta pandemia se ha conseguido destapar el pastel durante más de 100 años pues se sabía que había enfermedades que se trasmitían tan bien por el aire, pero era muy difícil que lo aceptasen.

Finalmente, se acabó aceptando para la tuberculosis en 1950, el sarampión hacia 1985, también para la varicela, pero tras 4 décadas para la tuberculosis y 7 décadas para el sarampión, en el que se decía que eran enfermedades de gotas porque se trasmitían muy bien en proximidad cercana y porque, aunque había casos en el que la gente compartía el aire no se contagiaban.

Hoy entonces explicaré esto. Al final la Covid es una enfermedad muy similar a esas; es una enfermedad sobre todo de trasmisión aérea y explicaré hoy las medidas que hay que tomar para protegernos de esta trasmisión aérea; como es seguir manteniendo la distancia, aunque sea por una razón diferente, lavándose las manos para por si acaso porque tal vez hay una pequeña trasmisión por superficies, hay que seguir con las mascarillas, aunque hay que ponérselas mucho más ajustadas y prestarles mucha más atención porque no es solo un parapeto solo para las gotas sin no que es un filtro para digamos un humo. Es importante entender la analogía del humo, hay que pensar que todo el mundo está exhalando este humo y al respirarlo es como realmente nos infectamos y luego pues hablaré de ventilación de cómo usar el dióxido de carbono, el CO2, para monitorear si estamos ventilando bien y sobre filtros, filtros Hepa y los filtros baratos si hay otros tipos de técnicas para controlar el virus.

¿Qué son los aerosoles y qué papel juegan en la transmisión del virus?

Los aerosoles y las gotas están hechos del mismo material son trocitos de saliva o de fluido respiratorio que salen de nosotros al respirar o al hablar, cantar, gritar, toser o estornudar, entonces y si uno está infectado pueden contener virus y entonces los dos pueden infectar.

Las gotas infectan por impacto al salir de nosotros tiene mucha inercia son grandes son de un tercio de milímetro y entonces se te pegan en los ojos, en el interior de los ojos, en el interior de las fosas nasales, en el interior de la boca y a partir de ahí pueden infectar.

Los aerosoles están hechos del mismo material, pero son más pequeños; por lo que no salen con inercias es como el humo; el humo de un cigarro es un aerosol y entonces se queda flotando no se cae al suelo, sino que se queda flotando por el aire. Los aerosoles se infectan por inhalación cuando lo respiramos. Es posible también cuando se depositan en el ojo, aunque eso se piensa que es menos importante.

Entonces el Centro de Control de las Enfermedades de Estados Unidos, dice que la inhalación es la manera principal de transmisión del virus, aunque lo dicen de forma confusa porque llaman a los aerosoles gotas pequeñas, y así se conoce en los hospitales allí. Aunque nos reconocer que el principal motivo de transmisión es la inhalación y son los aerosoles lo que domina en el contagio.

¿Qué supuso el descubrimiento de los Aerosoles como vía de transmisión del SARS-CoV-2?

Yo no diría que es un descubrimiento, ya se sabía que, en muchas enfermedades parecidas como la gripe, el SARS o el MERS, se transmitían por el aire y se sospechaba que por la misma razón siendo un virus parecido la Covid-19 también se trasmitiría por el aire.

Lo que pasa es que esto no se había aceptado muy ampliamente por esta negación histórica de que ninguna enfermedad se pueda trasmitir por el aire y exigir unas pruebas extremas. Entonces la OMS, lamentablemente, formó un comité para estudiar los modos de transmisión y en ese comité no había nadie que supiera nada de aerosoles, nadie que nunca jamás hubiera escrito un artículo riguroso sobre los aerosoles, porque los aerosoles partían de este supuesto que es muy difícil de contagiar, entonces pues los miembros de este comité han escrito informes y artículos y están completamente llenos de errores, prácticamente no dan pie con bola, no dicen ni una cosa correcta sobre los aerosoles empezando con el error de las 5 micras, y cómo interpretan las situaciones del mundo físico…

No es que haya sido un descubrimiento, ha sido una cosa que ya veía bastante probable, se ha ido acumulando evidencia y se ha expuesto a la OMS. Cuando hablamos con la OMS en abril, aunque no había evidencia de que este virus se trasmitiese por gotas en superficies nos decían que para eso no hacía falta evidencia porque era obvio.

Ahora se ha destapado el pastel porque para las gotas no hay evidencia y para las superficies casi no hay evidencia y, sin embargo, hay una montaña de evidencia para los aerosoles, porque es una enfermedad sobre todo de trasmisión por aerosoles.

¿Se comportan igual en todas las personas?

No se comporta igual. Hay una gran variabilidad en la emisión de aerosoles infecciosos en esta enfermedad y en otras similares. Aquí reside el principal erro del comité de la OMS. Ellos interpretan situaciones. Para ellos toda persona infectada en todo momento emite una gran cantidad de aerosoles infecciosos entonces, si tu compartes el aire con alguien que está infectado te infectas y si no te infecta, porque que hay casos en los que la gente no se infecta, eso demuestra que la enfermedad en general no se trasmite por el aire. Esto es un gran error y esto demuestra que en ese caso específico no había aerosoles en el aire porque es muy variable.

Esto se sabe para la tuberculosis y el sarampión por ejemplo en el sarampión durante 70 años se dijo que era una enfermedad de gotas y superficies porque había unos casos muy famosos en el que la gente compartía el aire y no se habían infectado y entonces a pesar de muchos brotes y todo esto hasta 1985 todavía decían que era una enfermedad de gotas, a pesar de que ahora la usan como la enfermedad prototipo de trasmisión por el aire pues, les costó 7 décadas reconocerlo.

Entonces la OMS nos dice es que si fuera la Covid de transmisión por el aire la reconoceríamos. Nosotros les decimos si como los 75 años que os costó la última vez para una enfermedad que todavía es más contagiosa que es el sarampión.

Es por ello por lo que, forma parte de los 239 científicos internacional que han advertido a la OMS sobre la transmisión área de la Covid. ¿Considera que se está haciendo todo lo posible para cortar las cadenas de contagio?

La contagiosidad que es entendida como la cantidad de aerosoles infecciosos que salen, varía muchísimo dentro del curso de la enfermedad, es muy alto sobre todo los días antes de tener síntomas y el día que los síntomas empiezan y luego ya va bajando. Cuando la gente está muy enferma en los hospitales ya es muy poca contagiosa.

Precisamente los contagios en un hospital sean de un sanitario o un paciente que va allí porque se ha roto la pierna que es asintomático o que tiene muy pocos síntomas y no se da cuenta y que está compartiendo comida en el comedor, sin mascarilla, hablando y esta es la situación de alto contagio. Mientras que en la sala de Covid, además de usar mucha más protección, es una situación menos peligrosa porque los pacientes muy enfermos no contagian.

Al contrario del SARS de 2003, en el que la gente muy enferma era muy contagiosa, y había mucho menos de este contagio presintomático.

También hay un estudio en China, por el cual midieron cuantos virus salen en la respiración de la gente. Capturaban la respiración de gente enferma y veían cuantos virus ha. Se ve que salen millones de virus por hora, pero que además lo más importante del estudio es que es una emisión esporádica, no están saliendo lo mismos en todo momento, sino que de repente salen y de repente no. No se sabe porque no. Esto demuestra que no se puede interpretar casos del mundo real asumiendo que si la enfermedad va por el aire siempre hay muchos virus en el aire, es una cosa variable, y se ve con los casos de súper propagación.

También hay otra cosa más, hay gente que al hablar expulsa 10 veces más aerosoles al aire que otras personas, tampoco se entiende por qué. Se piensa que a lo mejor hay personas que por la razón que sea, porque tienen más carga viral o porque producen más aerosoles son mucho más contagiosos durante este periodo de tiempo corto. Si tienes a alguien infectado en una situación y se contagian 50 y tienes a alguien infectado en la misma situación y se contagian muy pocos, es porque se trata de una enfermedad variable y el hecho que sea variable no quita que no sea de trasmisión aérea.

¿Qué más se podría hacer para controlar la pandemia?

Si me preguntas si estamos haciendo todo lo posible para cortar las cadenas de trasmisión la respuesta es no, se está haciendo fatal.

Optan por un confinamiento, porque claro ya sabemos que funciona porque estás aislando a la gente de todo el mundo y así paras la enfermedad, pero esto supone un fracaso de las medidas más inteligentes.

Estamos fracasando porque no nos estamos defendiendo de cómo el virus se tramite de verdad, nos estamos defendiendo de las gotas de las superficies cuando esto son cosas menores de la trasmisión y no del camino principal de trasmisión del virus que es compartir el aire con otras personas. De eso no nos estamos defendiendo.

Por ejemplo, en España, oigo que en muchos sitios la gente entra en los bares y está allí hablando en sitios cerrados con la puerta cerrada mucho tiempo, sin mascarillas en los restaurantes, esto es vamos, como si nos quisiéramos contagiar, como si quisiéramos hacer una fiesta para contagiarnos, como se hacía con los niños con el sarampión, lo estamos haciendo casi a propósito.

El virus no es muy contagioso, pero se lo ponemos muy fácil, se contagia de dos maneras distintas, hablando cerca con alguien sin distancia y sobre todo sin mascarilla o compartiendo el aire en la habitación por ejemplo durante una hora con una persona hablando. Encerrados hablando nos contagiamos más rápido.

La CDC dice que durante 15 minutos. ¿Por qué? Los aerosoles son como un humo, entonces al salir el humo de una persona, pues está muy concentrado justo delante de esa persona y ahí es súper contagioso, pero si esta esa persona está fumando en esa habitación mucho tiempo se va acumulando el humo, sobre todo si la ventilación es baja y no hay ningún filtro, entonces las personas que están en esa habitación pueden acabar infectándose. Como el caso del coro que hemos estudiado y publicado de Estados Unidos, donde después de cantar 2 horas y media, se contagiaron 52 de las 60 personas que estaban allí, y donde hemos demostrado que es casi imposible que se hubieran contagiado por superficies o que se hubieran contagiado por las gotas grandes.

¿Qué más medidas se pueden llevar a cabo?

En cuanto que más se puede hacer, se pueden hacer bastantes cosas, pues hay que hacerlo de manera inteligente para interrumpir la manera de trasmisión real que es a través de aerosoles, la más importante, entonces lo primero que hay que hacer como dice Christian Drosten el virólogo alemán  más importante y el asesor más importante de Ángela Merkel, lo que él dice es que hay explicar a la gente como se trasmite el virus, que no es suficiente con dar medidas que la gente que no entiende, porque la gente no las sigue no las sabe adaptar, se confunde, hay que explicarle a la gente porque la gente al final controla, no son los gobiernos los que controlan las acciones al final es la gente la que se protege ella misma o no en la mayoría de las situaciones.

Entonces hay que explicar la analogía del humo que digamos tenemos que actuar como si de todas las personas está saliendo como un humo contagioso y queremos respirar lo menos posible. Una vez que lo entiendes tampoco es tan difícil. Esto es lo más desesperante, que ni es tan difícil ni es tan caro y la mayoría de las medidas son gratis. 

¿Cuáles son esas medidas?

Respirar menos humo. Hay que hacer todo al aire libre lo más posible, los días que se pueda, los sitios que se pueda al aire libre con distancia y con mascarilla es casi imposible contagiarse. Sin distancia y sin mascarilla al aire libre si es posible contagiarse hablando y hay bastantes casos. Entonces hay que estar al aire libre con distancia y mascarilla todo lo que se pueda.

En sitios como en Nueva York o en Boston, en 1910 una epidemia de tuberculosis los Colegios dieron sus clases al aire libre y además a los niños les fue mejor. Si se podía hacer por entonces se puede hacer en muchos sitios en España o se pueden mantener las ventanas abiertas para ventilar simplemente, hay que ir abrigado a clase y este tipo de cosas.

Las mascarillas hay que seguir llevándolas. Pero yo veo que en España la gente las lleva fatal y algunas veces como que se llevan de decoración.

Para la mascarilla hay dos cosas importantes: Una es la calidad del material, para que, al pasar los aerosoles por ahí, la mayor parte posible se queden en el material y no salgan ni entren.

Y otra es el ajuste, el ajuste quiere decir que no haya ningún hueco. Por ejemplo, alrededor de la nariz, por los lados con las quirúrgicas, por ese hueco que es el 2 por ciento, pasa el 50 por cien del aire, porque el aire es mucho más fácil, encuentra mucho menor resistencia pasar por allí. Entonces hay que ajustar las mascarillas para que no tengan ningún hueco sino las estamos llevando de manera visual, pero en realidad no nos está protegiendo, esto es muy importante, y se hace bastante mal.

Luego hay que hablar menos fuerte porque al hablar comparado con respirar, salen 10 veces más aerosoles. Al gritar o al cantar fuerte salen 50 veces más. Una buena idea sería quitar la música en los bares para que la gente no tenga que gritar, o si nos vamos a reunir en sitios así para hablar es mejor no reunirse para esto y hacerlo por internet o por teléfono o reunirse en un parque con distancia y con mascarilla.

Y en los ascensores y el transporte público pues se aconseja que la gente hable lo menos posible, para que pongan menos virus en el aire, luego pues también si te tienes que reunir en interiores si no hay otra, por la razón que sea pues entonces, hay que ventilar y abrir las ventanas.

Sería bueno tener una forma de monitorear si estamos ventilando lo suficiente, esto se hace midiendo el CO2, hay unos aparatos de tecnología NDIR que cuestan 250 euros, pero cada escuela puede tener uno y se comparte muy fácilmente, y te dice cuanto aire exhalado ahí en un sito.

Puede ser que el 10% del aire que se está respirando en esa clase, ya lo están respirando por segunda vez, alguien ya lo ha respirado lo ha exhalado y ahí pueden estar los virus y así nos contagiamos, entonces hay que medir el CO2, y mantenerlo por debajo de unas 700 partes por millón, y esto es fácil de hacer y se debería de forma masiva, de hecho la Comunidad de Madrid ha anunciado ya que van a conseguir monitores de CO2, para todas las escuelas y todos los lugares públicos incluyendo los hospitales deberían tener un monitor de CO2 en la pared como un reloj para mostrar que se está ventilando los suficiente o alertar cuando no esté pasando, luego si ya no se puede ventilar lo suficiente por la razón que sea porque hace mucho frio, o es un sótano o lo que sea, pues entonces ahí que filtrar.

Filtrar es simplemente quitar el virus del aire. Hay algunos edificios que tienen sistemas de ventilación que filtran, pero si no hay dos maneras uno es con un filtro HEPA comercial que funciona muy bien pero que son caros, pero también con un ventilador y un filtro de aire acondicionado se puede construir una cosa que hace lo mismo y que cuesta pues en vez de costarte varios cientos de euros te cuesta a lo mejor 30 euros. Entonces esto pensamos, que se debe de hacer de forma masiva.

Y además hay que evitar dos tipos de limpieza de aire que son peligrosas. El más peligroso es poner desinfectantes en el aire, como poner ozono, o poner lejía en el aire cuando hay personas esto es muy peligroso. Se pueden usar para desinfectar superficies cuando no hay nadie en ese sitio, aunque el virus se transmite mal por superficies. Luego también hay limpiadores de aire que funcionan con iones, plasmas y fotocatálisis. Esto tampoco lo recomendamos porque en los espacios interiores hay muchos compuestos orgánicos volátiles que se oxidan con estos químicos y se producen compuestos más tóxicos y también aerosoles químicos que también son tóxicos. Por eso recomendamos los filtros.

Y también se recomienda, dependiendo de la situación, los rayos ultravioletas. Se sabe que funcionan muy bien, ya que matan a los patógenos. Se ha demostrado que funciona para este virus, para sitios como la sala de espera de urgencias de un hospital, o una cárcel o sitios así donde a lo mejor filtrar es demasiado difícil.

¿Cuál cree que es el principal problema de España?

En una situación donde la pandemia esta descontrolada como ocurre ahora en España, que hacer estas cosas que he dicho. Hay que comunicarlas y las tiene que hacer todo el mundo.

Ahora el rastreo de contactos, los test y la cuarentena, no es suficiente porque hay demasiados casos. Por eso hay que prepararse con estas medidas que son muy eficientes para cuando bajen los casos con los confinamientos y poder ya rastrear y hacer test esto, nos ayude a permitir erradicar la enfermedad.

En qué medida, ¿considera más efectivo los rastreos de contactos, la realización de test, y cuarentenas que confinamientos más severos?

El confinamiento es un fracaso de las medidas, si tenemos que confinar es porque ya estamos en una situación que hay tantos casos que es imposible rastrearlos.

Si tenemos miles de casos es imposible hacer el rastreo entonces confinar es lo último que queda. Porque funciona. Por eso hay que aprovechar para prepararse durante el confinamiento, prepararse para poder hacer rastreo, para una vez bajen los casos, poder rastrear los casos que aparezcan y asegurarse de que se hace bien la cuarentena y los test para que la gente que esta contagiada no siga en la sociedad contagiando.

Esta enfermedad tiene una gran dispersión en el contagio, es como un incendio a cámara lenta que va quemando, quemando, quemando…

Mucha gente no contagia a nadie, gente que contagia a uno… Pero de repente “pum” hay una explosión que es un caso de súper propagación y una persona contagia a otras 30. Los casos de super propagación son todos absolutamente en interiores cuando se comparte el aire. Todos los que se han estudiado como el coro, el restaurante, el autobús de China, todos se explican por aerosoles no hay ninguno ni un solo caso de súper propagación que se explique por gotas balísticas o por superficies.

Entonces sabemos lo que hay que controlar, hay que evitar que la gente comparta el aire sin mascarilla mucho tiempo en espacios interiores, como los bares o restaurantes, hay que rastrear para aislar a todos los casos posibles, para que no se vuelva a expandir el virus por todas partes.