Martes, 20 Febrero 2018

Médico cooperante

Dr. José Casimiro: "Se necesita coordinación entre todos los profesionales para que la ayuda humanitaria en el Sáhara sea efectiva"

El Dr. José Casimiro, presidente del Comité de Acción Social y Proyectos Humanitarios de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, viaja cada año a los campamentos de refugiados saharauis, en una misión quirúrgica, para mejorar la calidad de vida de los enfermos. En esta entrevista, resalta la necesidad de que exista una "coordinación" entre todos los profesionales y comisiones que viajan allí para "organizar calendarios" y que "la acción y ayuda humanitaria sea efectiva y deje una estela de constancia"

Madrid 01/02/2018 medicosypacientes.com/ S.G.
Dr. José Casimiro durante una misión médica en los campamentos saharauis
Para el Dr. José Casimiro esta coordinación pasa por tener reuniones periódicas entre todas las comisiones que van a terreno para conocerse y "saber qué hace uno, con qué materiales, organizar calendarios, y ver las cosas desde altura y con perspectiva".
 
"Yo solo conozco las comisiones que coinciden conmigo en el mes que viajo yo. No sé qué hacen los que vienen antes ni se lo que hacen los que vienen después o si van a seguir con lo que yo dejo", manifiesta.
 
Durante cada mes de octubre el Dr. Casimiro viaja quince días con el resto de su equipo de la Fundación La Vicuña a los campamentos para llevar a cabo una misión médica de Otorrinolaringología. En la última, realizaron 37 intervenciones quirúrgicas y atendieron a cerca de 900 pacientes. "Las patologías que más abundan son de oídos y amígdalas en niños y alergias y amigdalitis crónicas en adultos", asegura.
 
Además allí tienen un consultorio físico que está "constantemente funcionando" gracias a Salama Brahim, un enfermero otorrino formado por ellos que se encarga de garantizar su permanencia. "Su labor es imprescindible porque cuando vamos nosotros tenemos a los pacientes ya preparados con el visto bueno para ser intervenidos quirúrgicamente", señala el cooperante quien insiste en la importancia de contar con alguien en el terreno. "Realizamos con él consultas online", detalla.
 
"No hay médicos en los campamentos saharauis sobreviven gracias a las misiones médicas"
 
Sobre la situación de asistencia sanitaria resalta que allí no existe una red básica de médicos saharauis, ya que falta personal cualificado y ellos una vez formados se van. "Allí sobreviven gracias a la labor de las comisiones médicas que viajan". La suya compuesta por dos otorrinos, un anestesista y una enfermera, y, este año, por dos personas voluntarias ha puesto en marcha, con la colaboración de la Asociación Amal Esperanza, un quirófano de cirugía mayor ambulatoria, un área de pre anestesia y una Unidad de Cuidados Intensivos en el Hospital de Dajla. "Este quirófano dispone de todos los equipamientos y material fungible y funciona como un refugio de montaña todas las comisiones pueden utilizarlo cuando vayan siempre y cuando repongan los materiales gastados. Supervisando lo que caduca", asegura.
 
Cuentan con todo lo necesario para una cirugía ambulatorio general y esperan poder compartir su existencia con el resto de comisiones. Está situado a 160 km del Hospital Nacional de Rabuni. "Cuando vas a una comisión y tienes que ver a un paciente que tienes que operar ese paciente tiene que ir después al hospital nacional a operarse y son tres horas de ida y tres de vuelta", cuenta el Dr. Casimiro. 
 
"La acción humanitaria antigua de aquel que iba solo ya no es factible hoy en día"
 
Allí cuentan con el apoyo del Ministerio de Sanidad y con la Oficina de Coordinación Sanitaria, porque según expresa "es la única forma de que funcione bien y de forma coordinada la misión". 
 
Para él solo la acción humanitaria es efectiva si existe coordinación entre todos los actores y entre todas las misiones que acuden a terreno con un calendario establecido. "La acción humanitaria antigua de aquel que iba solo ya no es factible hoy en día, hay que tener una coordinación y dejar una estela de constancia para que la acción se haga permanente y de sus frutos", subraya. 
 
Sobre cuál es el reto de los profesionales cooperantes y voluntarias señala que es "fabricar una red consistente de profesionales y formar al personal local", porque además dará, a su juicio, una motivación a los médicos para que no se vayan de un sitio donde no existe la Medicina Preventiva ni la cultura de ir al médico. "Allí aceptan sus enfermedades con resignación divina", dice.
 
"La FCOMCI es un arrope, seriedad y seguridad en el trabajo que tú haces en terreno"
 
Durante la entrevista pone en valor la labor que realiza la Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (FCOMCI), con la que pronto firmará un convenio de colaboración, de apoyo al colectivo médico cooperante y voluntario, con documentación y diferentes prestaciones que ofrece. "Esta Fundación es pasar de una Medicina humanitaria individual en la que viajabas sin papeles a una conjunta donde existe un arrope, seriedad y seguridad en el trabajo que tú haces en terreno con todos los documentas que necesitas", señala.
 
En cuanto al Registro Nacional de Profesionales Médicos Cooperantes y Voluntarios que dispone la FCOMCI resalta que es "imprescindible porque si hubiera un problema catastrófico o alguna necesidad urgente desde ese registro se pueden movilizar a todos los compañeros disponibles para ese tipo de actuación dependiendo de la especialidad que sea, en un momento determinado".
 
Finalmente, califica de útil la "bolsa" de oportunidades profesionales de cooperación y voluntariado médico que dispone la Fundación "porque supone un punto de encuentro entre compañeros que realizamos la misma labor humanitaria".