Lunes, 27 Enero 2020

Pdte. Sección Renal UEMS

Dr. Jorge B. Cannata-Andía: La Nefrología española es respetada y lidera diferentes proyectos en Europa

El Dr. Jorge B. Cannata-Andía, presidente de la sección renal de la Comisión de especialidades de la UEMS desde 2010, destaca el prestigio de la nefrología española en el ámbito europeo donde “no solo estamos, sino que participamos y lideramos proyectos” – asegura

Oviedo 18/11/2019 medicosypacientes.com/ Álvaro G. Torres
Dr. Jorge B. Cannata-Andía

En esta entrevista para “Médicos y Pacientes” el también Catedrático de Medicina en la Universidad de Oviedo hace un repaso de la situación de esta especialidad en el continente europeo, que en 2020 vivirá un nuevo hito con la primera edición del nuevo examen Europeo de Especialidad en Nefrología (ESENeph) que pretende “asegurar conocimientos y competencias de la especialidad en Europa y facilitar la movilidad de los nefrólogos en todo el continente”.

Además, pone en valor la presencia y trabajo de la Delegación Española en esta organizaciónque ha ido ganando protagonismo y visibilidad, algo que se ha hecho aún más patente con la elección del Dr. Tomás Cobo Castro como vicepresidente de UEMS.

¿Cuál es su labor al frente de la sección de Nefrología de la Comisión de Especialidades de la UEMS? ¿Qué balance hace de sus casi diez años al frente?

En el año 2010 la Sociedad Europea de Nefrología, Diálisis y Trasplante (ERA-EDTA) me propuso como presidente de la Sección de Nefrología de la Comisión de Especialidades de la UEMS. Al mismo tiempo como iniciativa de la presidencia saliente se propuso un nuevo secretario a través del colegio de médicos de Irlanda. Desde el año 1993 hasta el 2010 la sección de Nefrología había tenido una escasa actividad, pero en 1997, en una publicación había descrito la situación de la especialización en Nefrología en Europa.

Por tanto, en 2010 cuando comenzamos nos propusimos como primer objetivo actualizar el escenario de la especialidad en Europa y estudiar el grado de homogeneidad que había. Este primer objetivo sirvió para comenzar a dinamizar a la Sección Renal que pasó a tener en un par de años de 5-6 asistentes a 20-25 que son desde 2012 los habituales de nuestras reuniones presenciales cada 6 meses. Los resultados de este primer esfuerzo se publicaron en 2013, en la Revista Europea de nuestra especialidad. Dada la heterogeneidad encontrada nos propusimos dos grandes retos, el primero intentar homogeneizar al máximo posible los requerimientos necesarios para la especialización y sentar criterios de excelencia de la especialización en Nefrología, estos fueron publicados en 2016 en la misma revista. El segundo objetivo fue diseñar un Examen Europeo de Nefrología que permitiese asegurar que quien lo pasase tuviese un nivel en Nefrología aceptable para todos los países miembros de la Unión Europea. Así nació en 2017 el Examen Europeo de Nefrología que a partir de 2020 se convertirá en el nuevo examen (ESNeph).

El examen Europeo de Especialidad en Nefrología (ESENeph) que entra en vigor en 2020 ¿Qué va a suponer? ¿va a armonizar la especialidad en Europa?

Dado que cada país tiene sus propias competencias en la especialización médica consideramos que el examen podría ayudar a llenar ese vacío asegurando conocimientos y competencias de la especialidad dentro de Europa. Además, podría facilitar la movilidad de los nefrólogos en Europa. Nuestra intención fue que el examen de Nefrología se transformase en un símbolo de calidad de la especialidad y creo que lo hemos conseguido. Los tres primeros años el examen europeo de Nefrología convivió y compartió contenidos con el examen de especialización en Nefrología del Reino Unido, que lo puso en marcha en 2010. Después de varias reuniones recientes llegamos a un acuerdo con el Medical Royal College of Physicians (MCRP) del Reino Unido para que a partir del 2020 ambos exámenes se fusionaran en uno, en 2020 tendremos la primera edición de esa fusión que hemos llamado ESENeph.

¿Qué va a suponer el Brexit, si finalmente se produce, para la organización y para la profesión médica en Europa?

Con el examen europeo de Nefrología ha pasado lo opuesto al Brexit, en este caso la Nefrología se ha unido para tener sólo un examen Europeo y probablemente va a coincidir desgraciadamente con la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Por lo tanto no creemos que el Brexit vaya alterar nuestra agenda dado que la misma va en sentido inverso. Esto ha quedado absolutamente claro en todas las reuniones que hemos tenido recientemente.

¿Qué líneas de trabajo cree que va a abrir la nueva dirección de este organismo? ¿Qué hace falta cambiar o potenciar en UEMS?.

A la par de nuestro trabajo en la Sección de Nefrología he sido testigo dentro de la UEMS de una progresión de esta asociación hacia una mayor transparencia y preocupación por las secciones de especialidades médicas y con un mayor interés por trabajar de forma conjunta con las Sociedades Científicas Europeas. La nueva ejecutiva de UEMS está formada por miembros que tienen ese talante, por tanto vaticino un progreso en esta apertura. Dentro de la ejecutiva de la UEMS y de sus objetivos también España ha ganado protagonismo y visibilidad, recientemente el Dr. Tomás Cobo ha sido elegido Vicepresidente de UEMS. La apertura de la OMC de España a Iberoamérica es un ejemplo de lo que la nueva UEMS considera la estrategia a seguir.

¿Es España un referente en nefrología en Europa y en la UEMS?

España es un referente en Nefrología en muchas áreas, la más conocida es la del trasplante renal pero existen muchas áreas en las que España lidera foros nefrológicos. Creo que en la actualidad no sólo somos considerados a nivel científico sino también por liderar aspectos de formación médica, acción por la que he sido galardonado y que es una prueba de este trabajo. No sólo estamos en Europa sino que participamos, se cuenta con nosotros y lideramos proyectos. La Nefrología española es muy respetada en Europa.

¿Cómo ve la evolución de la sanidad en Europa? ¿Y en España?.

La sanidad en Europa es compleja, antes hice mención a la heterogeneidad en los programas de especialización, estas diferencias son aún mayores en los sistemas sanitarios. El nuestro quizás al que más se parezca es al del Reino Unido, pero para ambos, tanto la crisis económica como los costes mayores en tecnología hacen más difícil mantener una sanidad pública al nivel de la que tenemos. Además eso impacta muy negativamente en los médicos porque las posibilidades de estabilidad y de salarios que faciliten trabajar sólo en un centro empeoran y eso, se diga lo que se diga, influye negativamente en el Sistema Nacional de Salud. El riesgo que tenemos es ir perdiendo gradualmente parte de lo que hemos conseguido para ir pasando progresivamente a modelos mixtos, que por supuesto pueden ser muy buenos o muy malos, pero lo que está claro es que en líneas generales no potencian del mismo modo lo asistencial, lo educativo (o sea formación) y la investigación. Estos tres aspectos bien coordinados son la gran riqueza de muchos de los hospitales de tercer nivel de España. Esto no podemos perderlo, ha costado mucho esfuerzo llegar a donde estamos.

Como catedrático de la Universidad de Oviedo ¿qué aspectos deben reforzarse para mejorar la formación médica en las universidades?

En algunos países, Italia es un ejemplo, la especialización depende de la Universidad, en el nuestro depende del Sistema Nacional de Salud que en principio trabaja de forma coordinada con las universidades. Todos los países necesitan hacer cambios para mejorar y reforzar la formación pre y postgrado, muchos de ellos simplemente debido al cambio que ha sufrido la sociedad. Concretamente en las especialidades médicas, las horas anuales dedicadas a la especialización son inferiores a las de varios años atrás, esto no se ha visto acompañado de un incremento del tiempo de especialización. El marco legal de jornadas de trabajo es diferente y eso ha hecho que el cómputo total de horas dedicadas a formación sea en muchos casos inferior a las necesarias. Eso debemos arreglarlo.