Lunes, 25 Junio 2018

III Curso de Experto en Ética Médica

Dr. Gual: “El Código de Deontología es el compromiso de los colegiados de mantener las normas acordadas”

El Dr. Arcadi Gual, responsable del Área Profesional de la Organización Médica Colegial (OMC), expresó en la sesión de clausura del III Curso de Experto en Ética Médica que el Código de Deontología “es el exponente de la autorregulación de la profesión, porque transparenta, frente la ciudadanía, el compromiso de los colegiados de mantener las normas acordadas”

Madrid 04/06/2018 medicosypacientes.com / R. M. P.
Dr. Gual.

El Dr. Arcadi Gual explicó que la fundación de los colegios profesionales se remonta a 1540. Entonces se entendían como organizaciones que ostentaban una delegación del poder del estado. Los colegios profesionales nacieron por la delegación de la autoridad legislativa ante la dificultad de regular una actividad especial y exclusiva, lo que pone de manifiesto que “el origen y la razón de ser de los colegios está en la función reguladora de su práctica profesional”, aseguró el Dr. Gual. 

En el estado del bienestar, las necesidades básicas se convierten en derechos civiles. Las constituciones reconocen el derecho a la salud, a la asistencia sanitaria, a la vivienda y a la protección civil.

El Dr. Gual comentó que “el derecho público regula la relación profesional y los ciudadanos esperan de los servicios sanitarios la misma accesibilidad y eficacia que la de cualquier otro servicio público financiado con su dinero. Pero la funcionarización de los servicios sanitarios ha hecho entrar en crisis los valores tradicionales de la relación clínica, propios de una relación privada, como son la confianza, la benevolencia y otros valores”.

La ley regula los deberes perfectos o públicos, que son universales, exigibles y se pueden imponer a toda la ciudadanía, sin embargó detalló que “no toda conducta puede ser regulada por ley y en las sociedades democráticas los ciudadanos necesitan menos leyes y más autorregulación”.

Así. el código deontológico regula los deberes imperfectos o privados, que uno mismo o un colectivo se puede exigir, pero que no se pueden imponer a otros ni estos te pueden exigir. El Dr. Gual aclaró que “la autorregulación no quiere decir que cada uno actúe a su manera; autorregulación quiere decir darse reglas a uno mismo, pero en consonancia con el interés común”.

Por ello, los profesionales deben dotarse de Códigos de Conducta que se convierte en un conjunto de normas que indican la recta conducta (moral) que deben observar los profesionales colegiados en su actividad profesional. El Dr. Gual argumentó que “es el exponente de la autorregulación de la profesión, porque transparentan, frente la ciudadanía, el compromiso de los colegiados de mantener las normas acordadas”.

La autorregulación plantea un conflicto de intereses entre la profesión y el Estado moderno y “la solución pasa por la co-regulación o regulación compartida”. Por eso, según el Dr. Gual los profesionales se comprometen con la competencia profesional; con la honradez con los pacientes, con la confidencialidad, con el establecimiento de relaciones adecuadas con los pacientes, con una atención sanitaria de mayor calidad, con la mejora del acceso a la asistencia médica, con la distribución justa de los recursos finitos, con el saber científico, con el mantenimiento de una confianza sólida gracias a la solución de los conflictos de interés con las responsabilidades profesionales”.

El Dr. Arcadi Gual concluyó que “las corporaciones profesionales deben preocuparse de registrar a sus profesionales, promover el conocimiento, la excelencia, el amor a ciencia, comprobar que los actos profesionales se la adecúan a los códigos, e instar interés y respeto por el ciudadano, “amor” a la ciudadanía, a la humanidad”.