Viernes, 21 Septiembre 2018

Comisión Central de Deontología de la OMC

Dr. Casado: “Un buen desempeño profesional exige que la Deontología esté presente en la actividad cotidiana del médico”

El Dr. Mariano Casado es una de las cinco nuevas incorporaciones de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial (OMC), a la que regresa tras pertenecer a la misma desde 2007, siendo reelegido en 2011 y desde 2013 como secretario hasta 2015. En una entrevista ofrecida a esta publicación señala que “un buen desempeño profesional exige que la Deontología esté presente en la actividad cotidiana del médico”

Madrid 04/10/2017 medicosypacientes.com / R. M. P.
Dr. Mariano Casado.

El Dr. Casado es médico forense adscrito al Ministerio de Justicia y presidente de la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Badajoz .

¿Cómo fue su aproximación a la Deontología?

Fue concretamente en el año 1996, el entonces presidente del Colegio de Médicos de Badajoz, el Dr. Francisco Téllez de Peralta, me invitó a participar en aquella Comisión de Deontología del Colegio y al principio estuve un poco perdido, pero me hizo darme cuenta de lo importante que eran las normas éticas para poder ser un buen médico. Esto me hizo y me obligó a estudiar y formarme en Ética Médica, siendo esta una ética descriptiva e incluso prescriptiva, que se ve reflejada en el Código de Deontología Médica. Desde aquel entonces se convirtió en un elemento esencial en mi desarrollo profesional, pues a las funciones propias a desarrollar en la Comisión se unieron la docencia de estas materias en la Facultad de Medicina.

¿Con su experiencia qué puede aportar a la Comisión Central de Deontología?

Siguiendo con lo anterior, el cambio sustancial y fundamental fue cuando en el año 2007, fui propuesto por el Colegio de Médicos de Badajoz a instancias del presidente Dr. Pedro Hidalgo, y pasé a formar parte de la Comisión Central de Deontología, lo que sin duda conllevó un vuelco, tanto en mi vida personal como profesional, pues el poder conocer, compartir, debatir e incluso discutir temas esenciales que atañen a los médicos y hacerlo desde la óptica de la Ética Médica y de la Deontología supuso ese cambio al que hago referencia y además el poder hacerlo con médicos expertos en estas materias. Además, el período de la CCD, que tuve el privilegio de vivir, desde 2007-2015, fue una fase extensa y a la vez muy intensa, pues una gran producción deontológica se desarrolló en aquella época y que posteriormente ha sido seguida por la actual CCD. La elaboración del Código actual, la implantación de Cursos sobre Ética Médica, un sinfín de Seminarios y Jornadas, la instauración de los Congresos de Deontología Médica, sin duda son el reflejo de aquella época que estuvo presidida por el Dr. Altisent y por el Dr. Gómez Sancho. Por tanto, respondiendo a la pregunta, esta experiencia de trabajo es la que quiero y deseo que se continúe en la próxima Comisión, pues es como valoro este "puesto" y para ello trataremos de trabajar, para que sea un Grupo de Trabajo de referencia para todos los médicos españoles. 

¿Cómo ayuda la Bioética a resolver conflictos deontológicos?

Como bien sabemos ambos conceptos no tienen el mismo significado, aunque algunos lo entiendan como algo común, pero sí es cierto que se complementan. Además, hay que tener muy presente que la deontología es un capítulo de la Ética general, es la teoría de los deberes. En el campo médico o profesional para conformar el buen ejercicio profesional es aconsejable o hasta obligado el combinar las referencias éticas con las normas deontológicas.  Por tanto, para que exista un buen desempeño profesional del médico, la deontología y la ética deben o deberían estar presentes en su actividad cotidiana.

Cuando hacemos referencia a la Deontología lo hacemos a las Reglas y Normas que regulan el comportamiento o la conducta que debe seguir un médico en el ejercicio de la profesión. Son normas que no se discuten, que se deben respetar en el ejercicio profesional, y consecuentemente su falta de cumplimiento se hace sancionable, pues no se puede olvidar ya que estas normas constituyen la garantía básica para ejercer la profesión de médico, así como la sociedad a la que el médico se debe. En cambio, la ética es una disciplina discutible, y lo es porque entra en juego la conciencia de cada uno, la experiencia, la formación moral, el sentido de las cosas bien hechas, el sentido de lo que se puede y de lo que se debe. Por tanto, son factores estrictamente personales, que difieren de médico a médico o de persona a persona.
Y como decía anteriormente son complementarias, ya que la ética tiene relación con lo que el hombre es naturalmente, siendo la naturaleza tendencia del ser humano. Pero esta naturaleza necesita ser trabajada, ésta no sucede automáticamente, sino que ha de seguir unas normas. De ahí que la ética haya de contar, tanto con la naturaleza como con la razón.

¿Cómo se mejoraría la formación en aspectos éticos?

Suelo decir que en el desarrollo profesional del médico, los aspectos legales y los ético-deontológicos quedan un poco al margen y solamente nos acordamos de ellos cuando surge algún conflicto con el paciente, sea del tipo que sea.

Por ello el formarse, reciclarse, actualizarse en estos campos resulta primordial para desempeñar el papel de médico.

El hecho de que la formación médica no es ni debe ser un elemental aprendizaje de contenidos científicos, sino que por el contrario debe implicar el desarrollo de toda la persona, de esta manera resulta evidente que un objetivo intrínseco a este proceso formativo debe ser la conformación del "médico ético". El médico debe ser un todo, con diferentes dimensiones que necesita desarrollar para alcanzar su compromiso como médico. 

Por ello contestando lo que me plantea se puede decir que no basta con la formación que se imparte o se recibe en el período pregrado o formación universitaria, que esta aunque importante resulta básica, sino que esta debe continuarse durante el resto de la vida profesional. Si recordamos, esta fue una de las conclusiones a las que se llegaron con la elaboración del "Compromiso de Badajoz sobre la enseñanza de la ética y de la deontología médica", que como recordamos fue un Documento de consenso entre la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina de España y las Comisiones de Deontología de los Colegios de Médicos de España, aprobado en Badajoz el 30 de mayo de 2009 y que es preciso perpetuar.

¿Existe falta de transparencia a la hora de abordar faltas éticas?

Creo que en absoluto, todas las "faltas éticas o deontológicas" son valoradas, analizadas por parte de las Comisiones de deontología de los diferentes Colegios, tras un procedimiento definido y concreto, que incluye la transparencia como uno de sus pilares básicos.

De ahí que si algún médico no está conforme con la calificación o resolución tiene posibilidades de recurrir a instancias colegiales superiores o incluso a la vía judicial.