Campaña medicina rural

Jueves, 11 Agosto 2022

Sumisión química

Dr. Carlos Molina: “Los pinchazos con una aguja vacía pueden suponer un grave delito contra la salud pública”

Ante las denuncias de casos de pinchazos en discotecas y lugares de ocio a mujeres en toda España, Médicos y Pacientes habla con el Dr. Carlos Molina, médico del Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, quien asegura que, actualmente, en su hospital no existen protocolos específicos para estos casos. “En urgencias se activaría un protocolo de determinación de drogas presentes en el cuerpo de la paciente y otro protocolo de enfermedades infectocontagiosas. Los pinchazos con una aguja vacía pueden suponer un grave problema y delito contra la salud pública porque se pueden transmitir muchas enfermedades”

Madrid 05/08/2022 medicosypacientes.com/ Sara Guardón

El Dr. Carlos Molina, también presidente del Colegio de Médicos de Cuenca, cuenta para este medio que, en su hospital, el Virgen de la Luz de Cuenca, no han tenido casos de pinchazos a mujeres, pero que si los hubiera se activaría, en primer lugar, el protocolo de determinación de drogas. “Se realiza un análisis de orina a la paciente para detectar posibles drogas en el cuerpo”, asegura.

Se tratan de controles toxicológicos de screening habituales mediante muestra de orina por el que se detectan la presencia de algunas sustancias tóxicas y drogas como las anfetaminas, éxtasis, metanfetaminas, entre otras. Los estándares de estos controles tienen las drogas preestablecidas y suelen ser similares entre los diferentes hospitales de España. “Sin embargo hay drogas que no pueden ser detectadas en estos controles. Por ejemplo, en el screening de mi hospital no se detectaría la ketamina, se precisaría de otras pruebas secundarias para hallarla”, detalla el Dr. Molina.

Entonces, habría que saber qué controles de drogas se están haciendo en los hospitales donde está habiendo casos y cuyos resultados son negativos. ¿Es posible que haya drogas que no se detecten en estos primeros screening? La respuesta del Dr. Molina es sí. “Además, puede que la droga no esté en la orina aún y no sea detectable”, señala. Por lo tanto, “sería necesario realizar otras pruebas para determinar la presencia de drogas que no se descubren en los controles habituales”, afirma.

Por otro lado, se pondría en marcha también el protocolo de enfermedades infectocontagiosas por accidentes con pinchazo de aguja. Estos protocolos existen en los hospitales habitualmente para casos en los que los sanitarios se pinchan accidentalmente con agujas. “Se trata de una analítica de sangre para detectar enfermedades como el VIH o la hepatitis c entre otros. Y que se repiten a las tres semanas”, explica el doctor.

Paralelamente, también existen protocolos claros ante casos de violaciones y agresiones sexuales en los que se trabaja de forma coordinada con la policía y las autoridades judiciales, profesionales ginecólogos y forenses.

Mucha es la alarma social generada en torno a estas denuncias. ¿Realmente se está pinchando drogas que inducen a la sumisión química? “La ketamina es una sustancia que puede producir amnesia, pérdida de control y pérdida de voluntad. Sin embargo, quienes la pinchasen deberían saber calcular y afinar las dosis justas, saber inocularla por vía intramuscular, donde la absorción es más lenta”, manifiesta el Dr. Molina quien afirma que es posible que se traten de pinchazos con la aguja vacía para sembrar el pánico.

“Hay que concienciar que pinchar con una única aguja, aunque sea vacía es un delito de salud pública por las enfermedades que se pueden transmitir”, concluye el Dr. Molina.

Sea como sea el pinchazo en sí ya supone un delito de lesiones y una acción grave de violencia contra la mujer.