Domingo, 16 Diciembre 2018

Comisión Central de Deontología

Dr. Blanco Mercadé: “Una buena educación en Bioética reduce la aparición de conflictos deontológicos”

El Dr. Antonio Blanco-Mercadé, propuesto por el Colegio de Médicos de León, es una de las cinco incorporaciones de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial (OMC). En una entrevista concedida a ‘Médicos y pacientes’ asegura que “una buena educación en Bioética reduciría en gran medida la aparición de conflictos deontológicos” 

Madrid 09/10/2017 medicosypacientes.com / R. M. P.
Dr. Antonio Blanco Mercadé.

¿Cómo fue su aproximación a la Deontología?

Al poco de iniciar mi ejercicio profesional, tuve la ocasión de formar parte de la Sección de Visado, Deontología y Derecho Médico del Colegio de Médicos de León, desempeñando el cargo de secretario. Hace diez años me incorporé de nuevo, como presidente, a la ya denominada Comisión de Ética y Deontología, continuando en la actualidad. Desde 2010 soy presidente de la Comisión de Ética y Deontología Médica del Consejo de Colegios de Médicos de Castilla y León.

Simultáneamente inicié mi formación en Bioética en el año 2000, completando el Máster correspondiente en la Universidad Complutense de Madrid (UCM). También soy Especialista Consultor de Ética Clínica por la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA). En este ámbito he sido vicepresidente de la Asociación de Bioética Fundamental y Clínica y actualmente presido el Comité de Ética Asistencial del Área de Salud de León (SACYL) y la Comisión de Bioética de Castilla y León, a la que pertenezco desde su creación en el año 2002.

¿Con su experiencia qué puede aportar a la Comisión Central de Deontología?

Desde la Deontología puedo aportar una larga experiencia en casuística y metodología, que se añade a la adquirida por el trato directo con los pacientes. Será un privilegio participar en la deliberación para actualizar el Código de Deontología Médica.

Desde la Bioética aspiro a que las Comisiones que se denominan de Ética y Deontología presten en adelante una mayor atención a la Ética, sin olvidar la Deontología, naturalmente. Más allá de la anécdota, sorprende que el pleno extraordinario de la Comisión Central de Deontología, para la toma de posesión de los nuevos cargos, coincida precisamente con la celebración del Congreso Nacional de Bioética.

La Bioética y la Deontología son dos disciplinas distintas que pueden ser complementarias, pero a menudo se confunden. En el próximo Congreso Nacional de Deontología Médica, que tendrá lugar en Segovia del 24 al 26 de mayo de 2018, abordaré el tema con una ponencia titulada “Dialéctica entre Ética y Deontología”.

¿Cómo ayuda la Bioética a resolver conflictos deontológicos?

La Deontología analiza los conflictos a la luz del Código Deontológico, que consiste en un conjunto de normas de conducta compartidas, de obligado cumplimiento para todos los médicos y por las cuales se autorregula la profesión. Toda actuación que suponga el incumplimiento de alguna de esas normas por parte de cualquier colegiado puede ser motivo de sanción, por eso puede decirse que la Deontología es la judicialización de la Ética.

Además de perseguir las faltas, y por encima de ello, se debe promover la excelencia. La Bioética o la Ética Médica es la ciencia del qué hacer, el arte de elegir la mejor conducta en cada momento de la actividad profesional del médico, que, como es sabido, no solo incluye aspectos técnicos. La solución para los problemas éticos que se presentan consiste en saber tomar aquellas decisiones que lesionen lo menos posible los valores enfrentados, y los métodos empleados para lograrlo no consisten en aplicar un código. Sin duda, una buena educación en Bioética reduciría en gran medida la aparición de conflictos deontológicos.

¿Cómo se mejoraría la formación en aspectos éticos?

La excelencia profesional difícilmente se puede promover con métodos sancionadores; por eso, además de promover el Código Deontológico, es indispensable la formación en Bioética de los médicos.

La Bioética se está introduciendo en los estudios de pregrado, como existe desde hace tiempo la enseñanza de la Medicina Legal. En el postgrado, además de la buena labor que desarrolla la OMC y de la existencia de múltiples programas formativos tipo Máster y otros, los Comités de Ética Asistencial, implantados en casi toda España, desarrollan un trabajo importantísimo para la enseñanza de la Bioética a los especialistas en formación y a todos los médicos. Pero la formación en Bioética de los médicos también es una responsabilidad de las Comisiones de Ética y Deontología que resulta imprescindible potenciar.

¿Existe falta de transparencia a la hora de abordar faltas éticas?

Pienso que no. En la Comisión Deontológica cada caso que llega se analiza en profundidad y se resuelve a la luz del Código Deontológico. Es cierto que la mayor parte de los casos denunciados ante la Comisión son sobreseídos, lo que puede provocar cierta decepción en los denunciantes, pero ello es debido a que no se ha encontrado ningún motivo para la sanción. Se trata en muchas ocasiones de problemas éticos no resueltos, más que de conflictos deontológicos. A pesar de que a los médicos se nos pide, cada vez más, responsabilidad jurídica, en mi opinión la responsabilidad deontológica añadida no hace que se prodigue el corporativismo.