Martes, 26 Mayo 2020

Día europeo contra las agresiones a médicos

Dr. Becerra: “Si los médicos no denuncian es como si no les hubieran agredido”

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) conmemora el 12 de marzo el Día Europeo contra las agresiones a médicos y sanitarios. Con este motivo, ‘Médicos y Pacientes’ entrevista al Dr. José Alberto Becerra, coordinador del Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC) y secretario general del Colegio de Médicos de Badajoz, que destaca la labor desempeñada para sensibilizar a las administraciones públicas, a los propios profesionales y a los ciudadanos del grave problema que significan las agresiones a sanitarios

Madrid 06/03/2020 medicosypacientes.com / Ricardo M . Platel
Dr. José Alberto Becerra.

¿Qué balance hace de los diez años del Observatorio contra las Agresiones?

Muy positivo. Hemos conseguido que exista concienciación social del grave problema que son las agresiones a médicos y se ha modificado el Código Penal para que este tipo de episodios sean considerados como delito de atentado. Además, el impulso de la Instrucción 3/2017 que pone en alerta a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que permite a los médicos sentirse más protegidos, mejorar su sensación de seguridad y potenciar así las condiciones en las que trabajan nuestros colegiados.    

¿Cuáles considera que han sido los hitos en este tiempo en la lucha contra esta lacra?

El hito más importante ha sido la impregnación social, la concienciación de la población del grave problema que sufren los médicos. 

¿Qué medidas quedan por poner en marcha?

Nuestra lucha es conseguir en los próximos años una ley específica de agresiones en el ámbito sanitario. Evitaría dudas jurisprudenciales, potenciaría la implicación de estamentos y organismos que están alrededor de esta situación y disminuiría la vulnerabilidad de los colegiados ante las agresiones verbales, amenazas o coacciones. Esa norma sería un avance importante.   

¿Qué actividades han desarrollado en su Colegio?

Se han celebrado reuniones específicas con los Interlocutores Policiales. El Colegio de Médicos de Badajoz es pionero en este terreno y se ha caracterizado siempre por una defensa vehemente de los colegiados agredidos y hace que se sientan muy respaldados por su Colegio, lo que propicia que denuncien más este tipo de situaciones: si no denuncias es como si no te hubieran agredido. 

Recientemente una sentencia condenaba a un agresor a dos médicas por daño moral. ¿La tolerancia cero también de los jueces puede ayudar a que los profesionales no pasen por alto estos episodios y denuncien más?

Es muy importante que las Asesorías Jurídicas de los Colegios de Médicos nos envíen las sentencias al Observatorio, porque hemos logrado que cada vez sean más uniformes. Hay algunas que son especiales, porque marcan tendencia. Quiero destacar la capacidad de la Asesoría Jurídica del Colegio de Médicos de Badajoz que ha conseguido que se catalogue como delito de atentado la agresión a un médico en el ámbito privado, pena de cárcel por amenazar a una doctora e indemnización por daño moral a uno de nuestros colegiados. Esta implicación de defensa de los médicos repercute en toda España, porque llegan a todos los Colegios de Médicos, a través del Observatorio contra las Agresiones.    

¿Cuál es la agresión más común a la que se enfrentan los sanitarios en su día a día?

Los insultos, las amenazas, la intimidación y un trato discriminatorio que está afectando cada vez más a las colegiadas. Se considera violencia contra la mujer cuando sucede en la calle, en su domicilio, en el ámbito privado o en su trabajo. Las colegiadas agredidas reúnen estos requisitos. Es posible que haya que interrelacionar violencia de género con las agresiones en el ámbito sanitario. Queremos que los jueces entiendan que algún agravante de género hay que poner en ese tipo de agresiones contra las médicas. 

¿Ayudaría el hecho de que el profesional agredido pudiera denunciar desde el punto de agresión?

En caliente es más fácil presentar la denuncia. Cuando el episodio se va enfriando el médico piensa que tiene que convivir con el agresor, que es posible que no se lo cambien de cupo, especialmente en localidades pequeñas donde es posible que se lo encuentren en la calle… Denunciar en el lugar de los hechos fomentaría la denuncia. 

Además, de los datos de 2019 van a presentar un estudio observacional de la última década. 

Efectivamente, esos datos de los últimos diez años son muy significativos porque recogen cómo, dónde y cuándo han ocurrido las agresiones. Son cifras muy interesantes que invitan al análisis y la reflexión y que no tiene nadie en España, porque en este ámbito los Colegios de Médicos hemos sido pioneros. 

La Fundación para la Formación de la OMC trabaja en un curso contra las agresiones. ¿Cómo abordará el problema? 

El mejor camino para evitar las agresiones es formar a los profesionales. La FFOMC ha preparado unas unidades didácticas en las que han intervenido los miembros del Observatorio contra las Agresiones y la Policía Nacional con el objetivo de que el curso sirva para mejorar la capacidad de diálogo y la empatía de los colegiados como mecanismo de defensa ante las agresiones. Está dirigido a todos los profesionales.