Miércoles, 26 Septiembre 2018

III Jornada Europea sobre retos de la profesión médica y de la Sanidad en la UE

Dº de Ordenación Profesional del MSSSI: "El DPC es fundamental para incrementar la seguridad de los pacientes y la calidad del servicio"

El director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad (MSSSI), Carlos Moreno, participa este viernes en la III Jornada Europea sobre retos de la profesión médica y de la Sanidad en la UE que organiza la OMC, en la que se incluye una mesa redonda sobre Desarrollo Profesional Continuo (DPC) y Validación Periódica de la Colegiación (VPC). En esta entrevista concedida a "MedicosyPacientes" explica su punto de vista sobre la importancia del DPC, enfocada a la seguridad del paciente y a la calidad del servicio que se presta en los centros sanitarios

Madrid 28/06/2016 medicosypacientes.com/S.P.
Carlos Moreno, dº gral. de Ordenación Profesional del MSSSI.
Carlos Moreno, licenciado en Derecho y director general de Ordenación Profesional del MSSSI desde diciembre de 2014, explica en esta entrevista la importancia que adquiere el Desarrollo Profesional Continuo en el ejercicio de la profesión médica y también con vistas al entorno europeo y a la directiva de cualificaciones profesionales. Reconoce la asimetría de su aplicación y reconocimiento en las distintas CC.AA. y considera conveniente una complicidad entre Administraciones y profesionales para poder avanzar en este terreno.
 
-¿Qué diferencias básicas existe entre Desarrollo Profesional y Desarrollo Profesional continuo?
 
-El Desarrollo Profesional (DP) es la trayectoria profesional del médico del sanitario, mientras el Desarrollo Profesional Continuo (DPC) se refiere a la continúa necesidad, por parte del profesional, de formarse y mantener actualizada su formación durante la vida activa.
 
El DPC tiene mucha importancia de cara al entorno europeo, al ordenamiento jurídico de la Unión Europea, a la directiva de cualificaciones profesionales 2005/36, modificada en septiembre de 2013, y que recoge el desarrollo profesional continuo como una materia que deben incorporar los Estados miembros, en la medida de lo posible.
 
-¿Cuáles son los componentes básicos del DPC que debe tener en cuenta un médico?
-Las competencias y habilidades necesarias y mínimas de cara a un proceso de re-certificación o validación periódica de la colegiación (experiencia y práctica clínica, formación continuada y otros ítems como docencia investigación y publicaciones).
 
-¿Cómo se aplica el DPC a la práctica diaria del ejercicio profesional?
-Diariamente con los pacientes. Resulta fundamental para incrementar sus factores, tales como la seguridad de los pacientes y la calidad del servicio... 
 
-¿Qué valoración hacen del DPC las Administraciones sanitarias?
-Asimétrica. Hay Comunidades Autónomas que tienen establecido un sistema de reconocimiento del Desarrollo Profesional (DP), previo a la carrera profesional como es el caso de Andalucía y Aragón. En el Ministerio de Sanidad estamos trabajando con las CCAA en un sistema de re-certificación, de Desarrollo Profesional.
 
-¿Considera precisa una complicidad entre autoridades y organizaciones profesionales para poder avanzar en este terreno? 
-Será muy conveniente dicha complicidad aunque la estructura de Estado español define a la autoridad competente como la Administración, que puede o no compartir el ejercicio de tal competencia.
 
-¿Cómo está la normativa española en esta materia?
-Queda recogido en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) y en la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), No obstante, el Desarrollo Profesional precisa de un desarrollo reglamentario de la Administración del Estado, plasmado en un Real Decreto, en el que estamos trabajando.
 
-¿Existen muchas diferencias con respecto a Europa?
-La situación vuelve a ser asimétrica. La recertificación o re licencia es obligatoria en Reino Unido y Holanda. En otros países es voluntario como ocurre en Irlanda. Mientras, otros Estados miembros ni se lo han planteado aún. Nuestro sistema será en principio voluntario, asociado a un programa de mejora en el caso de que el proceso no sea superado cada seis años.