Martes, 26 Septiembre 2017

Tráfico de órganos

DNA-PRO-ORGAN es un programa de identidad genética para luchar contra el tráfico de órganos

La OMC, junto con la Universidad de Granada y el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno español, lleva trabajando desde hace un año en el programa de identidad genética DNA-PRO-ORGAN con el que se viene a sumar a la lucha contra el tráfico de órganos

Madrid 12/07/2017 medicosypacientes.com
Tráfico de órganos.

El vicepresidente primero de la Organización Médica Colegial, Dr. Tomás Cobo, presentó este programa en la Asamblea de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), en Viena, en noviembre del pasado año en el seno de la conferencia contra el terrorismo. Esta propuesta de la corporación médica y la Universidad de Granada, basada en la identificación genética, es una continuación del programa, también de identidad genética, DNA-PRO-KIDS que lleva implantado desde 2004 para luchar contra la adopción ilegal y el tráfico de niños.  

El programa DNA-PRO-ORGAN tiene como objetivo la lucha contra el tráfico de órganos que en la actualidad es de enorme magnitud como se puso de relieve ayer en la Asamblea General de Naciones Unidas y está ligada al tráfico de seres humanos. 

La OMC, junto con la Universidad de Granada y el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno español, quiere dar un paso más en la lucha contra la tragedia del tráfico de órganos mediante la puesta en marcha de este programa DNA-PRO-ORGAN. 

En este sentido, el compromiso de la corporación es promover y coordinar la puesta en marcha de este programa DNA-PRO-ORGAN en un país o región del mundo mediante la aportación de expertos, protocolos y pruebas de laboratorio, y sensibilizar a todos los profesionales sanitarios de la existencia y expansión de este crimen para cuya realización en alguna de las etapas: extracción transporte o implante, se necesita la participación de profesionales médicos con o sin conocimiento de la ilegalidad del proceso. 

La OMC se compromete a informar a todos los profesionales médicos a través de las entidades médicas nacionales y organizaciones internacionales de la puesta en marcha del programa DNA-PRO-ORGAN y de su correspondiente ineludible obligación deontológica para el estricto cumplimiento del protocolo. 

Con esta iniciativa, la OMC espera que otros países adopten el programa y que sus gobiernos se comprometan a realizar las identificaciones de los órganos. 

El programa DNA-PRO-KIDS, similar en el procedimiento de identidad genética al DNA-PRO-ORGAN, lleva 14 años operando contra la adopción ilegal y el tráfico de niños mediante la identificación del DNA de familiares que denuncian la desaparición de sus seres queridos y su contraste con el DNA de niños adoptados (ocasionalmente con aparente legalidad y cumplimiento de los requisitos legales a través de la falsificación de documentos). 

Actualmente, está implantado en 16 países, lleva realizadas 10.300 muestras con 828 identificaciones positivas, a través de una simple muestra de saliva, y 255 adopciones ilegales identificadas.