Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

Defensa confía en resolver el problema "acuciante" de falta de médicos en las Fuerzas Armadas en "los próximos años"

17/10/2012
Defensa espera resolver en un "los próximos años" el problema "acuciante" de "falta de médicos" en las Fuerzas Armadas, debido a que se está generando una bolsa de exceso de profesionales, con "más estudiantes" en las facultades, mayor competencia para acceder a la formación especializada y menos oferta de empleo en el sistema nacional de salud
 
Madrid, 17 de octubre de 2012 (medicosypacientes.com/EP)
 
Defensa espera resolver en un "los próximos años" el problema "acuciante" de "falta de médicos" en las Fuerzas Armadas, debido a que se está generando una bolsa de exceso de profesionales, con "más estudiantes" en las facultades, mayor competencia para acceder a la formación especializada y menos oferta de empleo en el sistema nacional de salud
 
Así lo explicó ayer el director de la Escuela Militar de Sanidad, coronel José Domingo García Labajo, durante la inauguración del nuevo curso académico en las escuelas militares de formación de los cuerpos comunes, que estuvo presidida por la subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud.
 
Éste año el curso académico cuenta con una novedad: el inicio de la formación de los futuros médicos militares que estudiarán la carrera por completo en las Fuerzas Armadas, compatibilizando la formación militar que les convertirá en oficiales.
 
El coronel García Labajo apuntó que esta iniciativa también busca "resolver" el problema de la falta de médicos, pero ha hecho hincapié en que no se ha puesto en marcha "solamente" por esta preocupación, que esperan atajar por el "rebosamiento" de la bolsa de médicos formados sin empleo.
 
Competencias precisas
 
Este nuevo modelo pretende proporcionar a los alumnos "una formación técnica de dimensión universitaria" que les conducirá a "la adquisición de las competencias precisas para ejercer la medicina en el ámbito laboral de las Fuerzas Armadas", que es "mucho más que un empleo y mucho más que una profesión", indicó.
 
"Es una manera de vivir -explicó-, basada en la doble vocación de servicio al paciente y a la nación; empeñándose en prevenir y atender a las bajas, pero también en cumplir la misión, entregando para ello la vida misma si fuera preciso, que es lo que vais a jurar ante la bandera, dentro de pocos días".
 
El jefe de la Escuela Militar de Sanidad explicó además que la formación estará "totalmente orientada hacia la práctica profesional" y no a la "superación de la prueba", ya que los alumnos no deberán pasar el examen MIR para realizar su especialidad. Esto les permitirá encaminar la enseñanza a "la excelencia científica, la inquietud intelectual y la formación clínica práctica".
 
En palabras de la subsecretaria, se trata de garantizar que puedan proporcionar "la mejor asistencia a los militares allí donde se encuentren desplegados", lo que implica también el apoyo en operaciones en el exterior, la medicina preventiva y la pericial.
 
Los 'cadetes' han recibido ya seis semanas de formación en la Academia General Militar de Zaragoza y acaban de comenzar el curso en el Centro Universitario de la Defensa, en el que el Ministerio que dirige Pedro Morenés ha invertido 150.000 euros para la nueva oferta.
 
El centro está adscrito a la Universidad de Alcalá, cuyo rector, Fernando Galván, explicó que a partir del tercer curso los estudiantes se sumarán al resto de alumnos de Medicina de la facultad para comenzar las prácticas en los hospitales con los que la universidad tiene convenios.
 
A esta nueva formación han accedido 25 alumnos, de los que 21 lo han hecho por acceso directo, tras el examen de selectividad, y los otros cuatro --dos soldados y dos oficiales enfermeros-- por promoción interna. Todos reciben una beca para cursar sus estudios, a través de un convenio con la Universidad de Alcalá, y tienen el compromiso de permanecer vinculados a las Fuerzas Armadas por un número determinado de años, una vez finalice su formación como médicos y como militares.
 
Al margen de estos nuevos 25 alumnos, Defensa ofertó este año diez plazas de ingreso directo en el Cuerpo Militar de Sanidad en la especialidad de Medicina para médicos con titulación que quisieran incorporarse como militares de carrera tras recibir cuatro meses de formación militar y otros seis en la Escuela Militar de Sanidad.
 
Finalmente, sólo logró cubrir ocho de estas plazas, dado que algunos concurrentes no cumplían los requisitos o no pasaron las pruebas de selección. Defensa aseguraba que en su "futuro más reciente" estaría participar en las misiones internacionales en Afganistán y Líbano.