Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

Declaración de la OMC sobre tiempo de trabajo

18/09/2008

La Asamblea General de la OMC ante la propuesta de modificación de la directiva comunitaria sobre tiempo de trabajo acordada por el Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE) el pasado 9 de junio expresa su más firme y enérgico rechazo de la misma

Zaragoza,12 septiembre 2008

Manifiesta que:

  1. Incrementar la jornada laboral de 48 a 65 horas y, en consecuencia, terminar con el descanso después del trabajo constituye un factor determinante tanto en lo social como en el nivel de salud alcanzado en nuestra sociedad.
  2. La mencionada directiva es una agresión del Gobierno de la UE contra los derechos sociales de los ciudadanos europeos que provocará un retroceso en su estado de bienestar, cuyas consecuencias pagarán y sufrirán especialmente los más débiles, los más pobres y los más desfavorecidos.
  3. Al aumentar el tiempo de trabajo de los profesionales sanitarios, el Gobierno de la UE provocará un incremento de los errores médicos y de los procesos adversos sanitarios. En consecuencia: una disminución de la calidad de los cuidados que prestan, además de atentar contra la salud de sus profesionales.
  4. La prolongación de la jornada laboral en el sector sanitario ya es una realidad que de ningún modo puede empeorar. Cuantificar como descanso las horas en que los médicos de guardia no realizan actividad asistencial efectiva y disminuir los derechos de los trabajadores legitimando los contratos precarios del trabajo temporal, minará la calidad de vida de los profesionales, haciendo imposible la conciliación familiar, lo que rechazamos con la mayor contundencia.
  5. Dudamos de la voluntad real del Parlamento Español y así lo manifestamos sobre una cuestión tan trascendente para los trabajadores. Solo conocemos la opinión del Ministro de Trabajo que al haberse abstenido en la votación de la Directiva resta credibilidad a sus manifestaciones y a la voluntad real del Gobierno.
  6. Lo manifestado por el Gobierno español en el sentido de no modificar el Estatuto de los Trabajadores, manteniendo por tanto la regulación sobre tiempo de trabajo actualmente vigente no es garantía suficiente. Porque si se aprueba la Directiva nada impediría en el futuro su transposición al Derecho laboral español, por este u otro gobierno y porque es difícil imaginar que su aplicación en otros estados de la UE no obligue a aceptar sus propuestas para mantener la competitividad empresarial española. En función de lo cual exigimos una mayor contundencia del Gobierno de España y de nuestros grupos políticos con expresión clara y concisa de sus posiciones al respecto de todo el Parlamento Español.
  7. Los médicos españoles debemos manifestarnos junto con la ciudadanía y el resto de agentes sociales para rechazar una Directiva que constituye un claro atentado contra la salud individual y colectiva y contra nuestro estado de bienestar.
  8. Solicitamos del resto de las organizaciones médicas europeas el inicio de movilizaciones para manifestar un firme rechazo de la directiva.
  9. El 7 de octubre, se celebra la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. En el salón del Consejo General celebraremos una rueda de prensa para manifestar las consecuencias de la Directiva y el sentir de los médicos españoles contra la misma Directiva. Invitamos a participar y así convocaremos a todas las organizaciones médicas para manifestar su rechazo expreso.
  10. Una representación de está Asamblea General acudirá a la Euro manifestación que se celebrará ante el Parlamento Europeo contra la Directiva sobre tiempo de trabajo.