Miércoles, 12 Agosto 2020

Crisis sanitaria COVID-19

Consideraciones deontológicas durante la pandemia de COVID-19 del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña

La Comisión de Deontología del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña (CCMC) ha publicado el documento "Consideraciones deontológicas en relación con información, consentimiento y consulta virtual durante la pandemia de COVID-19" que recoge diversas consideraciones y recomendaciones en relación con el uso de la telemedicina, la información y la obtención del consentimiento informado, una situación frecuente en este momento excepcional de la emergencia por COVID-19

Barcelona 07/05/2020 medicosypacientes.com

El aislamiento de pacientes diagnosticados con COVID-19 y, en muchos casos, de sus familiares, está dificultando especialmente los procesos de información y de obtención del consentimiento cuando los pacientes no se encuentran en condiciones para recibir la información o para consentir –por falta de competencia.

En esta situación de crisis también se ha visto incrementada la necesidad de atender consultas virtuales, telefónicas o de hacer otros tipos de teleasistencia, relacionadas o no con la COVID-19. Esta necesidad está provocada tanto por el aumento de demanda como por la forzada ampliación y reestructuración de algunos recursos presenciales habituales que se han convertido en telemáticos ante la crisis sanitaria.

La limitación de la libertad de la circulación de las personas, así como de parte de la actividad sanitaria, que ha supuesto la suspensión de casi toda la actividad asistencial de carácter no urgente de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, ha determinado y generalizado la utilización del trabajo a distancia –y, por tanto, de la telemedicina– para continuar con el seguimiento de aquellos pacientes cuya situación permite esta modalidad.

La telemedicina ya venía siendo una práctica aceptada en la asistencia médica y, en las circunstancias actuales, se ha convertido en habitual. La información no presencial de un proceso inicial o la obtención del consentimiento y, concretamente, en los casos en que debe ser por escrito, nos obliga en estos momentos tan singulares a valorar nuevos modelos que no serían idóneos en circunstancias “normales”, pero que pueden ser aceptables en la situación de excepcionalidad que estamos viviendo.

Algunas de estas variaciones están relacionadas con la forma en que se vehicula la información y cómo se obtiene el consentimiento informado, o en la generalización de la consulta virtual, telemedicina y / o teleasistencia. Son diferentes escenarios que requieren diferentes consideraciones, las cuales constituyen la finalidad del presente documento, en tanto que pretende facilitar recomendaciones que se circunscriben a los actos médicos con una clara finalidad asistencial mientras dure la excepcionalidad provocada por este contexto de crisis sanitaria.