Domingo, 18 Agosto 2019

Agresión a personal sanitario

Condena para un hombre por continuadas amenazas y vejaciones a una médico y una ATS de un centro de salud de Medina del Campo

 

El Juzgado de lo Penal Número 1 de Valladolid ha condenado a un hombre por dos delitos continuados de amenazas y dos faltas de vejaciones previstas contra una médico y una ATS del centro de salud de Medina del Campo. El acusado, que ya ha ingresado en prisión, deberá cumplir 20 meses de condena al tener antecedentes relacionados con este mismo caso

 

02/02/2014 medicosypacientes.com

 

Valladolid, 3 de febrero 2014 (medicosypacientes.com)

El Juzgado de lo Penal Número 1 de Valladolid condenó el pasado 22 de enero a A. A. H a 20 meses de prisión por dos delitos continuados de amenazas y dos faltas de vejaciones previstas contra una médico y una Ats del Centro de Salud de Medina del Campo, según ha informado el Colegio de Médicos de Valladolid.

Además, el acusado deberá cumplir una pena por cada falta de 20 días de multa con cuota diaria de 12 euros y atenerse a la prohibición de aproximación a ambas mujeres, así como a sus lugares de trabajo o cualquier otro lugar donde se encuentren, a menos de 500 metros, al igual que le queda negado el derecho de comunicación con las mismas por cualquier medio por un tiempo de tres años.

Los hechos acontecieron desde el 11 de abril del pasado año, cuando el acusado, no conforme con la actuación que ambas profesionales habían ofrecido a su madre, dado que habían rellenado protocolo de posibles malos tratos sobre la misma, comenzó a llamarlas insistentemente a sus teléfonos móviles, los cuales había obtenido a través de medios desconocidos.

A lo largo de los siguientes días llegó a telefonear hasta en 54 y 91 ocasiones en un solo día a las dos mujeres desde su teléfono fijo, profiriendo insultos, amenazas de muerte, comentarios obscenos y vejatorios.

El 15 de abril, A. A. H llamó al puesto de la Guardia Civil de Villanueva de Duero acusando a las dos sanitarias de "progres y feministas", asegurando que estos incidentes se remontaban a diciembre de 2011 y avisando a los agentes de su intención de matarlas por "estar incitando a las mujeres del pueblo a que denuncien a sus maridos cuando las ven lesionadas".

Ante estos hechos, el Juzgado de Instrucción Número 2 de Medina del Campo adoptó una orden de protección prohibiendo al denunciado comunicarse o acercarse a las denunciantes.

Nota de prensa remitida por el Colegio de Médicos de Valladolid.