Domingo, 16 Diciembre 2018

Con un paciente informado se evita el autodiagnóstico y la automedicación

17/06/2008

El "Boletín médico informativo de la Fundación Doctor Pascual" acerca la información médica a los pacientes de Cádiz, Málaga y Huelva

Madrid, 18 junio 2008 (Redacción)

            Hospital Dr. Pascual de Málaga

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos ha apostado no sólo por la comunicación en el más amplio sentido de la palabra, sino también por la potenciación de la relación médico-paciente; una relación que debe estar basada en la confianza y donde el conocimiento de temas de salud por parte del paciente resulta esencial para el éxito de cualquier tratamiento o de las medidas de prevención.

El diario digital www.medicosypacientes.com es un claro ejemplo de ese acercamiento de la información de salud a los pacientes, pero no es el único. En otros muchos lugares de nuestra geografía, con mayor o menor alcance, según las posibilidades económicas y las audiencias a las que se dirigen, hay otras muchas iniciativas de las que esta publicación quiere hacerse eco.

En esta ocasión, hemos entrevistado al doctor Juan Carlos Moreno, responsable de la publicación “Boletín médico informativo de la Fundación Doctor Pascual”, una publicación especialmente pensada para acercar la información médica a los pacientes y que cumple su misión en una gran parte de los hospitales y centros de salud de Cádiz, Málaga y Huelva.

¿Cómo surgió la idea de esta publicación?

Por unas circunstancias personales tuve la ocasión de hablar con Francisco Fernández Sánchez, director de la oficina principal de Unicaja en nuestra ciudad, quién consideró oportuno que mantuviera una conversación con el doctor Salvador Pascual Sánchez-Gijón y, tras ésta, Salvador me comentó la idea de realizar un boletín médico dirigido al ciudadano, con un objetivo prioritario, el de conseguir expresar todo lo relacionado con la salud de forma legible intentando con ello evitar el autodiagnóstico y la posterior automedicación, desenlaces bastante frecuentes por desgracia.

Por lo tanto, creo que queda claro que coincidimos en la apreciación de que parte de la información médica ofrecida actualmente en las ediciones de prensa diarias está basada en una terminología profesional carente de claridad y que, además, utiliza de forma reiterativa algo muy peligroso, la denominación de los principios inmediatos o sus registros de laboratorio para cada enfermedad o sintomatología.

¿Qué criterios siguen para seleccionar los temas a incluir en cada número?

No existen parámetros de antemano, los contenidos de las distintas páginas se irán adaptando a las circunstancias, salvo la contraportada en la que siempre utilizaremos el anagrama SAVLA para exponer las circunstancias negativas de específicas patologías y, de igual forma, permitir a los enfermos que expresen su historia diaria o pasada, haciendo hincapié en este último participio para que describan como fueron capaces de luchar contra las crudas circunstancias que les convirtieron en seres dependientes o receptores de una concreta dolencia.

¿Las personas que escriben en esta publicación tienen claro que se están dirigiendo al público y que deben poner todo en un lenguaje sencillo y fácilmente comprensible?

Siempre les exponemos los esquemas que nuestro boletín tiene como medidas casi genéticas; de todas maneras, siempre va a existir un intercambio de opiniones entre el profesional que redacta el texto y la redacción por si fuera preciso modificar algunas palabras, términos diagnósticos, etc., para conseguir el objetivo inherente de la publicación.

¿Cómo se distribuye esta publicación? ¿Cómo pueden acceder los pacientes a la misma?

La Empresa Pascual la distribuye todos los meses en sus Hospitales de la provincia de Cádiz, Málaga y Huelva. En la actualidad se imprimen 3000 ejemplares siendo posible un mayor número de boletines en los próximos meses, asimismo, un determinado número de Hospitales y Centros de Salud del SAS de nuestra provincia son receptores del boletín.

¿Han recibido comentarios que reflejen la aceptación que está teniendo esta publicación entre los pacientes?

Puedo confirmar la gran aceptación que está teniendo el tipo de redacción y maquetación, me baso en comentarios que me han expresado compañeros, tanto de la Empresa Pascual como del SAS, y algunos viandantes que me van conociendo y me han solicitado que les guarde siempre un ejemplar, por ahora esta acción, que tengo que reconocer que me reconforta, la puedo llevar a cabo. En definitiva, creo que este Boletín Médico tiene futuro.

Añadir nuevo comentario