Jueves, 24 Agosto 2017

Se debatirá en la Comisión de Sanidad

Ciudadanos presenta una propuesta para eliminar las sujeciones en pacientes con demencias

El Grupo Parlamentario Ciudadanos presentó en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC) la Proposición No de Ley (PNL), que registró en el Congreso, con la que pretende eliminar progresivamente del ámbito asistencial las sujeciones mecánicas de los enfermos con demencia, y que el próximo martes se debatirá en la Comisión de Sanidad

Madrid 09/05/2017 medicosypacientes.com / R. M. P.
Rubén Muñiz, Francisco Igea, Antonio Burgueño, Diego Clemente y Dr. Juan Manuel Garrote.

En la rueda de prensa participaron Francisco Igea, portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Ciudadanos; el Dr. Juan Manuel Garrote, secretario general de la OMC; Antonio Burgueño, director técnico del Programa ‘Desatar al Anciano y al Enfermo de Alzheimer’ de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores; Diego Clemente, portavoz de Políticas Integrales para la Discapacidad y Servicios Sociales de Ciudadanos; y Rubén Muñiz, especialista en sujeciones de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares con Alzheimer.

El uso de las sujeciones en los enfermos de Alzheimer u otras demencias, especialmente en los mayores, ha sido motivo de largas discusiones en los últimos años pero la implementación de programas para eliminarlas en los enfermos, a base de cambiar los protocolos de vigilancia y cuidados, así como la implementación de pequeñas modificaciones en las instalaciones, empieza a ser general en muchos países europeos.

Igea: “Es intolerable que se prive a miles de ciudadanos de sus derechos fundamentales”

Francisco Igea, portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Ciudadanos, expuso que la iniciativa busca establecer un programa de instauración progresiva de eliminación de las sujeciones mecánicas, “porque es intolerable que se prive a miles de ciudadanos de sus derechos fundamentales” y expuso que “no solo se trata de una PNL únicamente sanitaria, se trata de una proposición de derechos”.

Ciudadanos también propone un horizonte temporal para eliminar de los conciertos a entidades que no se hayan adherido a un programa de eliminación de sujeciones, y promover mediante cambios en la normativa de edificación las reformas arquitectónicas y de mobiliario necesarias para disminuir la necesidad de sujeciones.

Por otro lado, la PNL también plantea los cambios normativos precisos para que se proceda a solicitar a todos los centros y residencias geriátricos o centros de asistencia a personas con enfermedades mentales o neurodegenerativas a llevar un registro de todos los pacientes, su estado mental y las causas que les lleva a estar con sujeción mecánica, entre otras cuestiones.

Del mismo modo, propone hacer obligatoria la revisión periódica de la necesidad o no de sujeción mecánica por parte de un facultativo ajeno al centro, perteneciente a algún centro de salud donde esté la residencia del Sistema Nacional de Salud (SNS) y sin relación alguna con personal o propietarios que pudiera suponer conflicto de intereses.

Dr. Garrote: “Se trata de un problema médico y humano”

El Dr. Garrote, secretario general de la OMC, subrayó que “se trata de un problema médico y sanitario, pero sobre todo humano”.  Así, recordó que en 2015 la Comisión Central de Deontología (CCD) de la OMC realizó una declaración sobre la contención mecánica de pacientes, que recogía sus implicaciones legales, la necesidad de la existencia de procedimientos y normativas que contemplen lo adecuado de la prescripción, así como de su aplicación correcta, y el conocimiento por parte del equipo implicado, de la obligación de informar a la familia o a su representante legal sobre el proceso.

El Dr. Garrote lamentó que el problema “es viejo y actual, porque no se ha conseguido darle una solución”. El documento de la CCD incidía en que el respeto a la autonomía del paciente debía llevarse hasta el límite posible en la aplicación de las mismas y proponía que estas medidas se incluyan en el Documentos de Instrucciones Previas. 

Además, precisaba que era el médico quien debería pautar esta medida terapéutica, en una escala de medidas de protección que ya se hubieran agotado y mostrado ineficaces.  También insistía en que en ningún caso se deberían aplicar para favorecer el descanso del personal o justificarse por la escasez de personal cuidador.

Burgueño: “La sujeción genera un daño moral y no cura nada”

Antonio Burgueño, director técnico del Programa ‘Desatar al Anciano y al Enfermo de Alzheimer’ de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), comentó que “ahora sí se habla sobre este asunto, pero antes era un tema tabú, a pesar de que sigue existiendo una gran opacidad y falta de transparencia que no permite llegar a conocer la dimensión de esta realidad”. 

Aunque en España se desconoce la prevalencia del uso de sujeciones en los centros españoles, las estimaciones que hay en torno a esta práctica podría oscilar entre el 20 y el 40% de los mayores atendidos en residencias. Los expertos destacaron que en España este tipo de sujeciones se utilizan “muy por encima de la media".

“La excusa más común para atar, ya sea física o químicamente a los ancianos es siempre la seguridad. A veces la familia, y muchas otras el personal de salud, afirman que lo hacen para que no se dañen, pero la sujeción genera un daño moral y no cura nada”, afirmó Burgueño.

Muñiz: “Los psicofármacos pueden enmascarar problemas organizativos”

Rubén Muñiz, especialista en sujeciones de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares con Alzheimer (CEAFA), apuntó que “evitar las sujeciones químicas o impedir la prescripción inadecuada de psicofármacos en personas mayores con demencias tipo Alzheimer es una de las grandes asignaturas pendientes de nuestros centros residenciales”.

Además, hizo hincapié en que “la Fundación Maria Wolff tiene disponible la metodología de aplicación de los Criterios CHROME, un sistema ideado para supervisar la aplicación y el uso de estas sustancias con la ayuda de terceros”.  

Muñiz recalcó que “con los psicofármacos pueden enmascararse otros problemas médicos, organizativos o asistenciales”. De este modo, cuando se dejan de utilizar “las familias ven con frecuencia a sus seres queridos más despiertos o comunicativos”. Por este motivo, aseguró que “las empresas realmente interesadas en ofrecer garantías de calidad médico-asistenciales a sus residentes tienen en los Criterios CHROME una oportunidad para mostrar públicamente su compromiso con los residentes, dado que CEAFA puede auditar y acreditar la calidad de las prescripciones”.