Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Cirujanos plásticos y estéticos demandan la elaboración de una normativa clara que regule la Cirugía Plástica y Estética en España

31/01/2012

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) ha demandado a las autoridades sanitarias la elaboración y cumplimiento de una normativa clara que regule la práctica de esta especialidad en España. Además, insta a que se considere esta situación como un problema de Salud Pública, y a que se haga el esfuerzo de poner todos los medios para minimizar la repercusión sobre las víctimas del fraude de los implantes mamarios PIP

Madrid, 1 de febrero 2012 (medicosypacientes.com)

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) ha demandado a las autoridades sanitarias la elaboración y cumplimiento de una normativa clara que regule la práctica de la Cirugía Plástica y Estética en España. Así lo ha transmitido en un comunicado emitido tras la celebración de una Asamblea Extraordinaria, el pasado sábado 28 de enero, para analizar la situación actual de la problemática de los implantes mamarios (PIP).

La SECPRE ha decidido que se van a iniciar cuantas acciones legales sean pertinentes para salvaguardar la honorabilidad y el prestigio de sus miembros. Para ello, se constituye una Comisión de Evaluación de Responsabilidad para gestionar conjuntamente con las Aseguradoras posturas relativas a esta problemática. Al mismo tiempo plantea creación de una plataforma de cirujanos plásticos afectados por los implantes mamarios PIP, que servirá para articular las medidas legales que se estimen pertinentes contra los responsables de este fraude sanitario.

Asimismo, ha instado a la Administración a que considere esta situación como un problema de Salud Pública, "y haga el esfuerzo de poner todos los medios para minimizar la repercusión sobre las víctimas de este fraude", partiendo de que un número considerable de prótesis PIP han sido implantadas por profesionales que no son cirujanos plásticos de la SECPRE. Con el objetivo de ayudar y atender a aquellas portadoras de implantes PIP que se encuentren desatendidas, la sociedad médica está trabajando para ofrecer su red de cirujanos de forma individualizada a aquellas mujeres que lo precisen

Esta Sociedad Científica se  mantiene, además, firme en su compromiso de colaboración estrecha con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Organización Médica Colegial, el Comité de Seguridad Sanitaria de la Comisión Europea, y el resto de sociedades científicas implicadas, con el objetivo de seguir recabando toda la información y poder proporcionar la mejor asistencia a nuestras pacientes.

Por otra parte, desde la SECPRE se recuerda el protocolo de actuación a las pacientes portadoras de implantes PIP, o para las que tengan dudas de portar alguna prótesis de este tipo:

1-Las mujeres portadoras de prótesis mamarias deberán comprobar el tipo de implante que llevan a través de la tarjeta de implantación (obligatoria), que se la deberá haber facilitado su cirujano plástico. En caso de no tenerla o haberla extraviado podrá acudir al centro en el que se practicó la intervención y exigir una copia de la misma.

2-Si se trata de prótesis PIP, recomendamos acudir al cirujano plástico que le operó, quien le solicitará los exámenes clínicos y radiológicos apropiados (mamografías, ecografías mamaria y axilar, RMN) para una correcta valoración. Si no ha sido intervenida por un cirujano plástico miembro de la SECPRE y se encuentra desorientada, puede acudir a nuestra Sociedad para recomendarle un profesional adecuado que le atenderá de una forma desinteresada.

3-Se recomienda contactar con una plataforma de pacientes afectadas por las prótesis PIP.

4-En función del estado de las prótesis y con asesoramiento de su cirujano plástico se tomará la mejor decisión terapéutica y el momento adecuado para su explantación.

5-En caso de que la paciente no desee la retirada de las prótesis, siempre que se encuentren en buenas condiciones,  se aconseja un seguimiento clínico y radiológico cada 6 meses.