Lunes, 20 Noviembre 2017

"Journal of Molecular and Cellular Cardiology"

Científicos catalanes detectan nuevas causas de arritmias cardíacas

Científicos de la Universitat de Girona (UdG) han descubierto nuevas causas de arritmias cardíacas tras identificar un mecanismo que provoca el impulso eléctrico que da lugar al latido del corazón. El hallazgo abre la puerta a encontrar nuevas soluciones para estas patologías.

Girona 13/07/2017 medicosypacientes.com
El corazón humano late gracias a un impulso eléctrico que se inicia cuando los iones de sodio atraviesan la membrana de las células del músculo cardíaco. Este proceso está regulado por canales de sodio, unas proteínas que permiten el paso de los iones entre el exterior y el interior de la célula. Cuando estos canales sufren alteraciones en su funcionamiento puede afectar el latido sincronizado del corazón y causar arritmias.
 
Un trabajo científico liderado por la Universidad de Girona (UdG) ha identificado  un nuevo mecanismo de regulación del SCN5A, el gen que contiene la información necesaria para que se forme el canal de sodio. El equipo de investigadores del proyecto ha concluido que, en el nuevo mecanismo observado, hay una proteína llamada GATA4 -esencial para la formación de un corazón sa- que activa los niveles de expresión del gen SCN5A.
 
Estos resultados sugieren que cuando no se dispone de suficiente proteína GATA4, o bien cuando ésta no se puede unir al ADN debido a mutaciones genéticas, los niveles del canal de socio se alteran y pueden dar lugar a arritmias cardíacas. Este estudio ha contribuido a identificar nuevas causas y dianas terapéuticas y abre la puerta a encontrar nuevas soluciones para estas patologías.
 
Los resultados de la investigación se han publicado recientemente en la revista científica Journal of Molecular and Cellular Cardiology. El estudio, liderado por la investigadora del grupo de Genética Cardiovascular, Sara Pagans, se ha desarrollado en el marco de un proyecto financiado con fondos europeos y de la UdG.
 
El artículo es parte del trabajo de la tesis doctoral de la investigadora en formación Anna Tarradas y han participado los miembros del Grupo de Genética Cardiovascular Sara Pagans, Ramon Brugada, Mellino Pinsach-Abuin, Oriol Llorà-Batlle y Alexandra Pérez Serra. En esta investigación también han contribuido investigadores de la Universidad de California San Diego, del Hospital Clínico, la Universidad de Jena (Alemania) y la Universidad de Hull (UK).