Domingo, 16 Junio 2019

European Academies' Science Advisory

Científicos alertan de un incremento de los riesgos para la salud a medida que el cambio climático se intensifique

El Consejo Asesor Científico de las Academias Europeas (EASAC) ha difundido, recientemente, un informe en el que se alerta del incremento de los riesgos para la salud a medida que el cambio climático se intensifique. En el documento también se plasman los beneficios de inmediatas actuaciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a fin de estabilizar el clima

Madrid 11/06/2019 medicosypacientes.com
Con las tendencias actuales de las emisiones de gases de efecto invernadero, se prevé un aumento de la temperatura media mundial de más de 3°C por encima de los niveles preindustriales para finales de siglo. El aumento será mayor en tierra que en los océanos, lo que "expondrá a la población mundial a tasas de cambio climático sin precedentes y contribuirá a la carga de las enfermedades y a la mortalidad prematura".
 
Los científicos alertan de que los riesgos para la salud aumentarán a medida que el cambio climático se intensifique a través de una serie de vías, como la mayor exposición a altas temperaturas y a eventos extremos como inundaciones y sequías, contaminación del aire y alérgenos; el debilitamiento de la seguridad alimentaria y nutricional; el aumento de la incidencia y modificación de la distribución de algunas enfermedades infecciosas; o el "riesgo creciente" de migración forzada.

EASAC hace hincapié en que la principal prioridad es "estabilizar el clima y acelerar los esfuerzos para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero". "Es probable que los beneficios económicos de las medidas para hacer frente a los efectos actuales y futuros del cambio climático sobre la salud sean sustanciales", apuntan.

"Si no se toman medidas urgentes para reducir las emisiones y mantener las temperaturas por debajo del límite de 2°C (o menos) del Acuerdo de París sobre el Clima, nos enfrentamos a cambios potencialmente irreversibles que tendrán efectos de gran alcance en muchos aspectos de la salud. Esperamos que este exhaustivo informe sirva para 'despertar', aplicando políticas para reducir las emisiones de carbono en la economía. La protección de la salud debe ocupar un lugar más destacado en las políticas destinadas a mitigar los efectos del cambio climático o a adaptarse a ellos", comenta el copresidente de la EASAC, Andy Haines.

El grupo de expertos recuerda que "varios cientos de miles" de muertes prematuras al año en la UE podrían evitarse mediante una economía de 'cero emisiones de carbono' gracias a la reducción de la contaminación atmosférica. "La contaminación pone en peligro la salud del planeta, daña los ecosistemas y está íntimamente relacionada con el cambio climático mundial", resumen.

Además, piden dietas "más sanas y sostenibles" con un mayor consumo de frutas, verduras y legumbres y una menor ingesta de carne roja, que "reducirá la carga de las enfermedades no transmisibles y las emisiones de gases de efecto invernadero". "Podría tener importantes beneficios para la salud y el medio ambiente, lo que daría lugar a reducciones significativas de hasta un 40 por ciento en las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de los sistemas alimentarios, así como a la reducción de la demanda de agua y de uso de la tierra", avanzan.

Por otra parte, los científicos ponen 'deberes' a la Unión Europea (UE). "Aunque la UE participa activamente en los esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, los efectos del cambio climático en la salud se han descuidado relativamente en la política de la UE. Reconocer los serios desafíos que el cambio climático plantea a los avances en salud mundial logrados en las últimas décadas es clave para promover la participación pública", defienden.

Igualmente, insisten en que el impacto del cambio climático en otras regiones puede tener "consecuencias tangibles" en Europa, y argumentan que la UE "tiene la responsabilidad de abordar problemas fuera de su zona".

"La Unión Europea debe hacer más para garantizar que la evaluación del impacto sanitario forme parte de todas las iniciativas propuestas y que la política climática y sanitaria se integre en otras prioridades políticas, incluida la coordinación de estrategias a nivel nacional y comunitario. También es vital que se tomen medidas para contrarrestar la desinformación sobre las causas y consecuencias del cambio climático que amenazan con socavar la voluntad política de actuar", concluyen.

El informe 'El imperativo de la acción climática para proteger la salud humana en Europa' ha sido elaborado por el European Academies' Science Advisory Council (EASAC, por sus siglas en inglés), un órgano de asesoramiento científico independiente que agrupa a los principales científicos europeos de 27 academias nacionales de ciencias.

Se adjunta el informe íntegro en PDF.