Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

Cataluña, Madrid, Baleares y País Vasco son las CC.AA. con mayor actividad económica en sanidad privada

10/10/2011

Un reciente estudio apunta, sin embargo, a un decrecimiento en el sector fundamentalmente en empleo y en rentabilidad de las empresas dedicadas al ramo. La tendencia que se observa es una mayor inclinación por parte del médico a abrir su propia consulta de forma autónoma en lugar de trabajar para otras empresas sanitarias

Madrid, 11 de octubre 2011 (medicosypacientes.com)

El sector privado está por primera vez desde 2005 en decrecimiento, no tanto en actividad como en volumen de negocio y en consecuencia en rentabilidad de las empresas. La disminución supone un 3,45 por ciento, que frente al 7,60 por ciento de crecimiento registrado entre 2006 y 2009, según los datos de un estudio elaborado por la compañía Áliad, presentados en el marco del reciente VII Encuentro sobre Excelencia en Sanidad Privada (SEP).

Dentro de la Sanidad Española, el sector privado representa, aproximadamente, el 30 por ciento de la actividad y genera un volumen de casi 27.000 millones de euros, lo que supone un 2,5 por ciento del PIB de España, tal como se recuerda en el referido informe.

Por comunidades autónomas, Cataluña, Madrid, Baleares y País Vasco presentan mayor actividad económica privada en el aspecto de la salud, mientras que Ceuta, Melilla, Extremadura y Castilla-La Mancha presentan una "escasa" iniciativa privada.

Por otra parte, en términos de empleo, la cifra de ocupados en la sanidad privada ha disminuido en un 5,40 por ciento respecto a 2009. Además, se han producido cambios en la distribución de la ocupación desde el año 2006, así, frente a una pérdida de empleo asalariado del 7,60 por ciento, ha tenido lugar un aumento del autoempleo de casi el 12 por ciento.

Asimismo, en el estudio se indica que las empresas sanitarias han aumentado su iniciativa empresarial un 10 por ciento entre 2010 y 2011, aunque dicho crecimiento se da casi exclusivamente en el segmento de empresas sin asalariados o de uno a dos empleados. En cambio, matizan, estas 'micropymes' han perdido significativamente peso en la facturación del sector respecto al que tenía en años anteriores.