Domingo, 16 Diciembre 2018

Hoy, Día Mundial de la Hipertensión

Casi un 43% de la población adulta es hipertensa en España

En España el 42,6 por ciento de la población adulta tiene hipertensión y el 37,4 de los hipertensos está sin diagnosticar, según el estudio Di@bet.es de la Fundación Española del Corazón (FEC) que con motivo del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, celebrado hoy, ha iniciado una campaña de concienciación a la población española sobre los riesgos asociados a esta enfermedad

Madrid 16/05/2018 medicosypacientes.com
Los hombres (49,9 por ciento) sufren más hipertensión que las mujeres (37,1)
A pesar del riesgo que supone para la salud, la hipertensión es una patología muy extendida en la sociedad. En España, un total de 12.153 personas murieron en 2016 a causa de enfermedades hipertensivas, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre las causas de muerte en nuestro país. De esas, 8.245 eran mujeres y 3.908, hombres.
 
Según los datos del estudio Di@bet.es, publicado en la Revista Española de Cardiología (REC), ponen de manifiesto que los hombres (49,9 por ciento) sufren más hipertensión que las mujeres (37,1).
 
En este sentido la FEC recuerda que la hipertensión es un factor de riesgo "determinante" en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y la importancia de tener controlados los niveles de tensión arterial. De hecho, en España el 42,6 por ciento de la población adulta tiene hipertensión y el 37,4 de los hipertensos está sin diagnosticar, según el citado estudio Di@bet.es.
 
Muchas personas tienen la tensión alta y no lo saben. Aunque en algunos pocos casos esta enfermedad puede llegar a causar dificultades respiratorias, palpitaciones cardíacas, vértigos, cefaleas, dolor torácico y hemorragias nasales, la gran mayoría de personas no demuestra ningún síntoma, por lo cual puede pasar desapercibido si no se realizan controles regulares.  
 
Debido al carácter asintomático de la hipertensión, la monitorización de la presión arterial es clave a la hora de controlar, detectar y prevenir posibles riesgos para la salud.
 
La hipertensión puede controlarse en gran medida con un simple cambio en los hábitos de vida. Adoptar una dieta saludable -baja en sal y grasas, realizar con frecuencia actividad física, evitar el consumo excesivo de alcohol o tabaco, y reducir nuestros niveles de estrés, puede tener efectos muy positivos en nuestro tratamiento
 
"Las mujeres suelen tener la tensión arterial más baja que los hombres durante edades más tempranas, pero después de la menopausia suelen tener tensiones más elevadas que ellos y con peor control, por lo que aumenta la mortalidad de las enfermedades cardiovasculares relacionadas con la hipertensión en éstas", ha explicado la doctora Petra Sanz, miembro del Consejo de Expertos de la FEC.
 
Con motivo del Día Mundial de la Hipertensión, que cada año se celebra el 17 de mayo la Fundación Española del Corazón (FEC), ha iniciado una campaña de concienciación a la población española sobre los riesgos asociados a esta enfermedad, la influencia que tiene en ella una buena alimentación y la importancia de realizar actividades físicas para cuidar nuestra salud. 
 
Bajo el lema “Sigue el ritmo de tu salud”, se ofrecerá mediciones de los parámetros vitales y asesoramiento sobre cómo adoptar un estilo de vida saludable.
 
Respirar aire contaminado durante el embarazo aumenta el riesgo de tensión elevada en los hijos
 
Asimismo, un nuevo estudio publicado en la revista 'Hypertension', de la 'American Heart Association', ha demostrado que los niños que estuvieron expuestos a niveles altos de contaminación durante el tercer trimestre del embarazo de sus madres tienen hasta un 61 por ciento más de probabilidades de tener la presión arterial sistólica elevada en la infancia.
 
Este informe, del que se hace eco la Fundación Española del Corazón (FEC) con motivo del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, que se celebra hoy, ha examinado a un total de 1.293 madres y a sus hijos, quienes fueron sometidos a mediciones de presión arterial desde los 3 hasta los 9 años. El estudio tuvo en cuenta la existencia de factores que influyen en la presión arterial infantil, como son el bajo peso al nacer y el tabaquismo en las madres.
 
Según la investigación, la exposición de la mujer a partículas finas antes del embarazo no se asocia con presión arterial en su descendencia, lo que proporciona evidencia del impacto significativo de la exposición intrauterina. 
 
 Médicos de Familia abogan por individualizar los umbrales de diagnóstico en pacientes con hipertensión arterial
 
Médicos de familia reunidos en el Congreso de Medicina de Familia de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) han abogado por individualizar los umbrales de diagnóstico en pacientes con hipertensión arterial.
 
Precisamente, la nuevas guía del Grupo de trabajo del Colegio Americano y de la Asociación Americana del Corazón (AHA/ACC) 2017 ha puesto sobre la mesa del conjunto de sociedades científicas la necesidad de posicionamiento respecto a si son necesarios o no unos nuevos umbrales diagnóstico para la hipertensión arterial, que actualmente se sitúan en unas cifras de HTA de 140/90mmHg.
 
De aplicarse el nuevo consenso del Grupo de trabajo del Colegio Americano y de la Asociación Americana del Corazón 2017 los objetivos terapéuticos se situarían en 130/80 mmHg lo que aumentaría el número de personas con hipertensión arterial. Además, podría dar lugar a que hasta el 46 por ciento de la población española fuera susceptible de ser catalogada como hipertensa, lo que incrementaría en 13 puntos las cifras actuales de prevalencia de hipertensión arterial (actualmente, se halla en el 33 por ciento y es la patología crónica más prevalente).
 
En España, este 33 por ciento de prevalente se traduce en unos 12 millones de hipertensos que, con la nueva definición se aumentarían a un 47 por ciento, es decir, aumentarían nuestras cifras de hipertensos de 12 a 17 millones. "En términos absolutos, significa una aumento del riesgo de que aumenten los 'falsos positivos' y se acabe derivando hacia una situación de sobrediagnóstico que conlleva sobretratamiento innecesarios", ha dicho el coordinador nacional del Grupo de Trabajo en Hipertensión de la Semfyc, Eduardo Guija.