Jueves, 17 Octubre 2019

Reunión con periodistas

Carcedo plantea la creación de un grupo de trabajo que elabore unas recomendaciones sobre cómo tratar el suicidio en los medios

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, planteó la creación de un grupo de trabajo que elabore una serie de recomendaciones sobre cómo tratar el suicidio y las conductas suicidas en los medios de comunicación. El objetivo es que dichas recomendaciones estén listas en el primer trimestre de 2020

Madrid 09/10/2019 medicosypacientes.com
Reunión de Carcedo con periodistas.

En la reunión que mantuvo Carcedo con representantes de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), la Red de Colegios Profesionales de Periodistas y la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) explicó que el objetivo es que los periodistas cuenten con una guía útil a la hora de realizar sus informaciones.

Para ello, el grupo revisará los códigos y recomendaciones elaborados previamente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), asociaciones de pacientes y algunas comunidades autónomas “para tomar como modelo las mejores prácticas”.

Carcedo trasladó en el encuentro, al que también asistieron representantes de la Confederación Salud Mental España y de Después del Suicidio –Asociación de Supervivientes (DSAS), el compromiso del Ministerio de abordar esta realidad. Así, se pone de manifiesto en la línea estratégica en la que se viene trabajando en el nuevo borrador de la Estrategia Nacional de Salud Mental.

“Uno de sus ejes –indicó la ministra- es sensibilizar y mejorar la información a la ciudadanía a través de acciones de concienciación promovidas por instituciones públicas y medios de comunicación”. En esta línea, apuntó que “el objetivo final es visibilizar la realidad del suicidio, romper el tabú que todavía hay alrededor y cambiar la percepción sobre este problema de salud pública”.

María Luisa Carcedo llamó la atención sobre el papel que tienen los medios de comunicación en esa labor: “Son actores imprescindibles para trabajar en la prevención del suicidio”. Y, por ello, resaltó que hay que empezar a cambiar la forma en la que algunos informan: “Existe evidencia de que una cobertura informativa adecuada, no sensacionalista puede ayudar a prevenir”.

Efecto Werther y efecto Papageno

En su intervención Carcedo recordó los trabajos científicos existentes en torno a los medios de comunicación y el suicidio y cómo el abordaje del tema tiene unas consecuencias u otras. Así, explicó que existe el efecto Werther, llamado así por el contagio que provocó, sobre todo entre la población joven, la publicación de la novela de Goethe: “Existe evidencia suficiente de que las coberturas periodísticas sensacionalistas e inadecuadas están asociadas con un incremento estadísticamente significativo de los suicidios”.

Por su parte, el efecto Papageno, cuyo nombre proviene del personaje de Mozart de la Flauta Mágica y que es disuadido de no quitarse la vida, pone de manifiesto que “un tratamiento adecuado del problema, basado en datos y donde se facilitan recursos de ayuda puede contribuir a reducirlos”, subrayó.