Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

Cantabria no reconoce la especialidad de Geriatría y Gerontología, según geriatras

17/07/2008

La presidenta de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Cantabria afirma que la única salida profesional de estos especialistas en dicha comunidad es, de momento, la sanidad privada y concertada

Santander, 16 de julio 2008 (Europa Press)

La presidenta de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Cantabria (SGGC) 'Gregorio Marañón', Ana María Rodríguez Valcarce, ha denunciado la pasividad del Servicio Cántabro de Salud (SCS) al no reconocer la especialidad de Geriatría que desde hace años existe en otras comunidades autónomas.

La directora médica del Hospital Santa Clotilde de Santander, en el marco de los XXIV Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC) en Laredo, afirmó que la única salida profesional de los geriatras en Cantabria está en la sanidad privada y concertada, según informó la entidad académica.

Sin embargo, como destacó, “el anciano es el principal usuario del sistema sanitario" y por ello cada vez existen más profesionales que se especializan o se forman en geriatría para atenderlos de la forma más correcta.

En este sentido, indicó que en otras regiones están operativos los servicios de geriatría, unidades específicas de atención y unidades de cuidados paliativos. "El plan de cuidados paliativos de Cantabria está en marcha pero otras necesidades del anciano están pendientes de atenderse", aseguró.

Paciente complejo

Rodríguez Valcarce codirige el seminario 'Abordaje integral de la persona mayor al final de la vida' que profundizará, durante cinco jornadas, en las últimas etapas de la vida de la persona mayor y abordará el tema desde todas las disciplinas sanitarias y no sanitarias que tiene que ver con la ancianidad.

La médico geriatra aseguró que la ancianidad es un periodo de la vida "muy en contacto con el proceso de morir" por causas biológicas. Además, según Rodríguez Valcarce, el anciano es un "paciente de alta complejidad" por varios motivos, como que "tiene una presentación atípica de las enfermedades", porque a lo largo de la vida "se acumulan muchas patologías y enfermedades crónicas" que van avanzando y porque es "altamente frágil" y un proceso agudo nuevo -como una fractura de cadera o una infección- puede provocar que un anciano autónomo se convierta en una persona dependiente.

La directora médica del Hospital Santa Clotilde destacó que el objetivo de los geriatras y gerontólogos es "prevenir la dependencia siempre que se pueda" y añadió al respecto que los profesionales que observan situaciones de posible riesgo de incapacidad "deben tratarlas de forma eficaz antes de que sucedan".

Rodríguez Valcarce resaltó, finalmente, la importancia de que todos los profesionales hagan su propia valoración "para tomar una decisión consensuada junto con el enfermo y su familia".