Campaña medicina rural

Martes, 16 Agosto 2022

Campaña de hábitos saludables

20/02/2009

La solución para mejorar la salud no se encuentra en ningún descubrimiento milagroso ni en ninguna técnica novedosa, sino en mejorar los hábitos de vida: comer más frutas y verduras, hacer más ejercicio, controlar el peso corporal y el estrés, y eliminar los hábitos dañinos (como el tabaco)

Madrid, 21 de febrero 2009 (medicosypacientes.com)

El Colegio de Médicos de Málaga ha dado a conocer la segunda “Campaña de hábitos saludables”, mediante la cual se acercan a la población general unos consejos básicos, al alcance de todos los ciudadanos, para lograr mejorar la salud.

Las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, la diabetes, el sobrepeso, el tabaquismo, el estrés, están causando verdaderos estragos en la salud de la población, sobrecargando la Sanidad Pública, vaciando las arcas del estado y disminuyendo la competitividad de las empresas. Está comprobado el efecto beneficioso de programas de educación y de su efecto positivo en prevención primaria y secundaria. Si a ello añadimos el interés creciente de la población por cuidarse y los objetivos del médico del Siglo XXI, se hace evidente la necesidad de organizar desde el Colegio de Médicos una actividad como la presente.

Según el centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos U.S. Centers for Disease Control and Prevention los factores fundamentales que influyen sobre el estado de salud son:

  1. Calidad del Cuidado Médico (10%)
  2. Factores Hereditarios (18%)
  3. Factores Ambientales (29%)
  4. Hábitos de Vida de Libre Elección Diaria (43%)

Los hábitos de vida, todo eso que hacemos diariamente, es lo que va a conformar en mayor medida nuestra salud y bienestar. ¿Pero qué debemos hacer?, ¿Cuáles son los pasos a seguir, las decisiones que debemos tomar para que mejore nuestra salud y bienestar? La respuesta nos la dio claramente la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante la 50ª Asamblea que tuvo lugar en Ginebra en 1997. En dicha reunión se analizó la situación de la salud en este siglo XXI, según la OMS:

“La solución para mejorar la salud de la población mundial no se va a encontrar en un milagroso descubrimiento o una técnica novedosa, sino en mejorar los hábitos de vida (comer más frutas y verduras, hacer más ejercicio, controlar el peso corporal y el estrés) y eliminar hábitos dañinos (tabaco).”

Estudio del impacto de 10 riesgos de salud modificables sobre los gastos de salud

La investigación hace una estimación del impacto que 10 riesgos de salud generan sobre los gastos de salud. Se utilizaron análisis variados para seguir una población de 46.026 empleados durante tres años después de terminar una evaluación de riesgos de salud. Los resultados demostraron que los empleados que poseían siete riesgos de salud incrementaban los gastos médicos:

  1. Depresión aumenta un 70% los gastos médicos.
  2. Alto nivel de estrés aumenta un 46% los gastos médicos.
  3. Niveles altos de azúcar en la sangre aumenta 35% los gastos médicos.
  4. Peso Corporal muy alto o muy bajo aumenta un 21% los gastos médicos.
  5. Tabaquismo actual aumenta un 21%y el pasado un 14% los gastos médicos.
  6. La presión arterial alta aumenta 12% los gastos médicos.
  7. La vida sedentaria aumenta un 10% los gastos médicos.
  8. Múltiples riesgos cardiovasculares aumenta un 228% los gastos médicos.
  9. Múltiples riesgos Psicosociales aumenta un 147% los gastos médicos.
  10. Múltiples riesgos de embolia o accidente cerebro vasculares aumenta los gastos un 85%.

La Información es fuente de Salud y Bienestar

Está ampliamente documentado los beneficios de programas educativos de salud. Cientos de estudios demuestran que las personas que tienen mayor conocimiento médico viven más años y su calidad de vida es mejor. Uno de los últimos estudios aparecidos en la Revista científica Archives of Internal Medicine es categórico al respecto.

Investigadores científicos de la Universidad de Northwestern de Chicago, EEUU, siguieron a 3.260 pacientes norteamericanos mayores de 65 años y comprobaron los siguientes hechos:

  • Un 65% de los participantes que tenían un nivel adecuado sobre salud vivieron más y mejor durante los seis años siguientes.
  • El 35% de participantes restantes, que tenían un nivel marginal o inadecuado de conocimientos médicos, sufrieron niveles muy altos y significativos de enfermedades y muerte.

Durante el estudio murieron 800 participantes. De los fallecidos:

  • Un 39% tenía un nivel inadecuado de conocimientos de salud.
  • Un 29% tenían un conocimiento mínimo de salud.
  • Un 19% de los muertos tenía un nivel adecuado de salud.

Las conclusiones de los científicos no dejan margen para la duda: Las personas mejor informadas sobre hábitos saludables de vida gozan de mejor calidad de vida y están más capacitadas para hacerle frente a enfermedades como la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, el asma, etc. Por ello animan a la población a informarse más sobre el control del colesterol, la dieta sana, el ejercicio y la actividad física o el manejo del estrés.

Retorno por Inversión

Cada día se hace más evidente que los problemas personales de un trabajador afectan su rendimiento laboral; de estas situaciones un 80% están relacionadas con la salud y el equilibrio emocional.

Así mismo está ampliamente documentado los beneficios de la implantación de programas de promoción de la salud en el trabajo no sólo mejoran la salud del empleado sino además las ganancias de la empresa:

  • Mejor rendimiento y mayor productividad.
  • Disminución del absentismo y de bajas por enfermedad.
  • Mayor compromiso y lealtad del trabajador.

Europa

Múltiples estudios científicos avalan estas afirmaciones. En Alemania con el respaldo de la Unión Europea , la Initiative Gesundhait und Arbeit, una cooperación entre la BKK – Bundesverband (Asociación Federal de Compañías de Seguros de Fondos de Salud) y la HVBG ( Federación de Instituciones de Accidentes de Seguro Estatutario) , ha realizado un estudio cuya primera edición se realizó en 2004 llamado “Salud y beneficios económicos en la promoción y la prevención de la salud en el trabajo” cuyo resumen de los resultados son los siguientes:

  1. “…Los resultados confirman la efectividad de programas de promoción de la salud en la reducción de riesgos de salud…”
  2. “… Los hallazgos indican que la promoción de la salud en las empresas son rentables, particularmente debido a la disminución de gastos médicos y reducción del absentismo. El resultado del retorno por inversión reportado están entre 2 - 3 euros por cada euro invertido en lo relacionado a los gastos médicos y de 10.1 euros de retorno por cada euro invertido en relación a la disminución de absentismo.

Estados Unidos

En EEUU estudios han demostrado repetidamente desde hace más de 20 años que programas de Promoción de la Salud en el Trabajo reducen los gastos de salud y de seguros médicos, reducen el absentismo significativamente y mejoran el rendimiento y la productividad. Otros beneficios que los estudios han demostrado son: Mayor capacidad para atraer y retener personal clave, mayor fidelidad de los empleados y mejora de la imagen pública de las empresas.

Caminar: ¿Existe algo más fácil, económico y saludable?

Lo que la gran mayoría aprende desde la más tierna infancia supone el beneficio más eficaz para muchísimos de nuestros problemas de salud: caminar. Caminar es un ejercicio que nos beneficia en todos lo sentidos, tanto en el plano corporal como mental. No necesitará complementos especializados como en otros deportes, aunque es recomendable calzados especiales que amortigüen el paso al caminar. Básicamente se puede efectuar a cualquier hora del día y en cualquier lugar, aunque evidentemente se recomiendan parques, playas y lugares agradables evitando las áreas peligrosas de las ciudades.

Sus beneficios son múltiples y los notará rápidamente si se decide a tomar las riendas de su vida por el “camino” más favorable:

  • Mejora el sueño y reduce los síntomas de la depresión.
  • Disminuye el riesgo a padecer enfermedades relacionadas con el corazón y la diabetes.
  • Combate la obesidad, quema la grasa y mejora su circulación.
  • Aumenta su densidad ósea, con lo cual contrarresta el efecto de la osteoporosis.
  • Fortalece sus músculos y tendones de piernas y pies, lo que reduce el riesgo a caerse. Al caminar, los músculos que más trabajan son los que se encuentran de la cintura hacia abajo, los superiores trabajan para mantener el equilibrio y coordinar los brazos.
  • Reduce la cantidad de colesterol nocivo en la sangre y estabiliza la tensión arterial.
  • Disminuye la ansiedad y el estrés, eleva la cantidad de endorfinas en su cerebro creando un estado y aptitud mental positivos.
  • Afianza la confianza en sí mismo y potencia el pensamiento.
  • Estabiliza la columna vertebral, mejora sus piernas y estómago, moldeando sin necesidad de acudir a la cirugía.
  • Y además quema calorías!!!

Según las investigaciones, es más sano que correr, pues no se fuerzan excesivamente las articulaciones (bajo impacto). Para potenciar los efectos beneficiosos de la marcha se debe compaginar con respiraciones profundas.

Por ejemplo: se inspira durante tres pasos y se espira durante otros tres pasos. Siempre considerando la situación y condición personal. Asimismo, para combinar el ejercicio aeróbico y resistencia de la marcha con el de fuerza muscular se pueden ceñir brazaletes de medio kilo, un kilo y hasta de dos a las muñecas y tobillos.

Como se comentó anteriormente, hay que escuchar al cuerpo y gradualmente adaptarlo a la situación y condiciones físicas de la persona. Otra modalidad de esta actividad es la gimnasia acuática o caminar dentro de una piscina (el agua debe cubrir hasta el pecho) o en el mar; este último es más beneficioso por las características naturales de la playa (agua, aire, arena, etcétera). Además de los beneficios señalados antes, hay que añadir que las articulaciones sufren menos al disminuir la presión que ejerce el peso del cuerpo sobre ella.

Recomendación

Huya de la vida sedentaria y estrene un nuevo estilo de vida que le aporte el bienestar que merece. No lo deje ni un día más, en ello está su salud.

Más información: