Viernes, 22 Junio 2018

Investigación

Bruselas ajusta diferencias salariales entre investigadores que participan en proyectos financiados por la UE

La Comisión Europea ha ajustado, de forma retroactiva, el concepto de salario de los investigadores que se benefician de subvenciones del programa de ayudas comunitario Horizonte 2020 para equipararlo a la práctica nacional, con el objetivo de garantizar que los investigadores que trabajan en proyectos financiados por la UE tengan un sueldo similar al de los que trabajan en proyectos a nivel nacional

Madrid 28/02/2017 medicosypacientes.com/E.P.
El Ejecutivo comunitario ha constatado que la disparidad entre los salarios de investigadores ha provocado "un obstáculo" a la hora de participar en el programa Horizonte 2020 para los investigadores de "algunos países con un salario básico bajo" pero con bonus adicionales "mayores". El impacto más negativo se detectó en Rumanía y Polonia.
 
Con el objetivo de remediar esta disparidad, el Ejecutivo comunitario ha introducido una definición más amplia de los bonus para garantizar que sólo se considerará como remuneración adicional aquella parte que exceda, junto con el salario básico, la cantidad que percibiría un investigador si trabajara en un proyecto nacional y, no como hasta ahora, todos los bonus.
 
Por debajo de dicho nivel, el salario se considerará como el sueldo básico y se utilizará para calcular el coste del personal que se puede financiar a cargo del programa Horizonte 2020, mientras que cualquier cantidad que exceda dicho nivel, también podrá ser elegible para su financiación, "pero sólo bajo condiciones específicas aplicables a la remuneración adicional y solo hasta un máximo de 8.000 euros" por persona y año.
 
Las normas adoptadas en 2013 para participar en el programa Horizonte 2020 ya introdujeron la posibilidad de costear la remuneración adicional para reducir las disparidades, dentro de un tope máximo de 8.000 euros al año por persona, pero no han servido para remediar el problema de la disparidad de sueldos de los investigadores en países que dependen fuertemente de los complementos salariales financiados a través de financiación externa, como los fondos estructurales y de cohesión de la UE.
 
La normativa actual ha provocado que las ayudas de Horizonte 2020 sólo cubrieran "una parte limitada del salario" y "en casos extremos esa parte limitada era inferior a la financiación que recibirían por trabajar en proyectos financiados por esquemas nacionales", obligando a aportar recursos "propios" para "complementar" la financiación europea para abonar salarios "competitivos" a investigadores. "Esto ha disuadido a algunos beneficiarios de participar en Horizonte 2020", admite el Ejecutivo comunitario.
 
El Ejecutivo comunitario ha explicado que el cambio permitirá aumentar de manera "significativa" los costes reembolsables en los Estados miembro con sueldos bajos y mejorará su capacidad de "atraer" a los investigadores con salarios más competitivos.
 
El comisario de Investigación, Ciencia e Innovación, Carlos Moedas, ha celebrado que se haya llegado a "una solución para este problema serio" para facilitar la participación de "todos los investigadores de la UE en los proyectos de Horizonte 2020".
 
"Contribuirá a reducir las diferencias salariales entre investigadores en los proyectos financiados por la UE y eventualmente ayudará a los países a retener sus mejores talentos", ha precisado el comisario, que ha justificado el cambio por la importancia que otorga el Ejecutivo comunitario a "diseminar la excelencia y reducir la brecha en la innovación" entre países.