Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Ayudar a los niños a afrontar sus miedos podría ser mejor que enseñarles a controlar su ansiedad

31/10/2008

Según un estudio realizado por la Clínica Mayo, de Estados Unidos, cuando los niños eran enseñados a afrontar sus miedos, su capacidad de funcionamiento aumentaba

Madrid, 3 noviembre 2008 (Europa Press)

Ayudar a los niños a afrontar sus miedos podría ser más productivo que centrarse en otras técnicas para ayudarles a controlar su ansiedades, según un estudio de la Clínica Mayo. Los resultados del trabajo se han hecho público en la reunión anual de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente que se ha celebrado la semana pasada en Chicago (Estados Unidos).

La investigación, que identificó similitudes entre la terapia conductual cognitiva administrada en la práctica clínica y los protocolos recomendados en los manuales de tratamiento comunes, mostró que cuando los niños eran enseñados a afrontar sus miedos, su capacidad de funcionamiento aumentaba.

El estudio también mostró que los niños eran capaces de completar ejercicios en los que se les exponía a sus miedos mucho más pronto de lo que sugerían los manuales de tratamiento. Cuanto más se centraban los niños en otras técnicas para controlar sus ansiedades, sin embargo, menor era la mejoría que mostraban.

Stephen Whiteside explica que es necesaria una mayor investigación sobre opciones de tratamiento para la ansiedad infantil. "Hemos dejado a los niños afrontar sus miedos y les enseñamos prácticas para controlar su ansiedad pero la investigación no está lo suficientemente avanzada para mostrar qué elemento debería ser la parte central del tratamiento o si ambas partes son necesarias para la mejora".

Whiteside también señala que los manuales de tratamiento sugieren la introducción de la exposición, situar a los niños frente a sus miedos, tarde en el proceso de tratamiento. "Nos preguntábamos si podríamos comenzar las exposiciones pronto tras comenzar el proceso. Si nos centramos en las exposiciones y no proporcionamos técnicas de control de la ansiedad ¿seguirían mejorando los niños?".

Según Whiteside, el tratamiento que era más corto y comenzaba las exposiciones antes de lo que recomendaban los manuales estándar no sólo mejoró el funcionamiento de los niños sino que también podría ser más rentable a nivel económico.