Jueves, 20 Julio 2017

Estrasburgo rechaza su demanda

AVITE: “Esperamos que el tema de la talidomida no se cierre en falso en España”

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha desestimado la demanda contra España que presentó la Asociación Española de Afectados de la Talidomida (AVITE) por vulnerar los derechos humanos fundamentales de los afectados por la talidomida. Rafael Basterrecheca, vicepresidente de la organización, ha señalado a esta publicación que “ahora estamos en manos del Gobierno y confiamos en que este proceso no se cierre en falso”

Madrid 11/07/2017 medicosypacientes.com / R. M. P.
Afectados por la talidomida.

La comunicación del tribunal europeo explica que el pasado 27 de junio un comité de tres jueces (D. Dedov, L. López Guerra y J. Schukking) decidió declarar "inadmisible" la demanda presentada el pasado 16 de diciembre por AVITE, al considerar que no se cumplen los requisitos exigidos por el convenio y que "no observa ninguna apariencia de violación de los derechos y libertades garantizados por el convenio o sus protocolos".

La decisión, además, es definitiva por lo que no cabe recurso ante ninguna instancia judicial. Esta decisión es considerada como un "humillación" por los afectados "tras siete años desde que los afectados españoles depositaron su fe en la justicia" y "una sinrazón y un despropósito internacional", por lo que se declaran "pública y mundialmente vencidos".

Ante esta situación, AVITE apela al Gobierno español que, según apuntan, "tienen ahora la última palabra y la pelota en su tejado. Si quieren pueden ayudarnos –afirman-, puesto que solo queda única y exclusivamente la reparación política en España".

En la demanda, de 2.800 folios, AVITE pretendía demostrar que el caso de la talidomida "no está prescrito" porque no fue hasta 2010 cuando en España, "indiscutiblemente el país peor tratado en esta tragedia mundial", los afectados dispusieron de los elementos necesarios para demandar, ya que tanto Grünenthal como la dictadura franquista llevaron a cabo "actos y omisiones determinantes para ello".

Además, se apuntaba que ninguna de las sentencias ha sido capaz de fijar una fecha de inicio del plazo para demandar y se incide en los daños y en el desconocimiento aún actual del síndrome, lo cual ha sido respaldado por recientes estudios científicos de las universidades de Heidelberg, Colonia y Münster, así como de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Médica Colegial de España.

Basterrecheca explica que “el proceso judicial llega a su fin, a pesar de que hay un culpable confeso, la Justicia lo exonera por un tecnicismo legal, que es la prescripción”. A partir de aquí, el vicepresidente de AVITE comenta que “quedan las intenciones políticas del Gobierno. Llevamos 14 años peleando y aunque parece que la situación está más encarrilada, las intenciones no terminan de estar claras. Se podría emular lo que se ha hecho en otros países, pero España está en temas sociales muy por detrás de los demás”. 

Pese al revés en los tribunales, Basterrecheca señala que “estamos en conversaciones con el Ministerio de Sanidad y se ha formado un comité de valoración que está pendiente de ser presentado por parte de la ministra, pero a día de hoy no sabemos qué es lo que va a hacer y en qué va a terminar todo.  Esperamos que no nos den una limosna, porque judicialmente se nos han cerrado todas las puertas y así se cerrará en falso el asunto de la talidomida en España. Confiamos, pero somos escépticos, tras muchos años peleando sin recibir nada”.