Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

Aumentan en España los casos de migrañas crónicas por abuso de medicamentos

12/09/2008

Hoy se celebra el Día Internacional de la Migraña, un patología que sufren más de 4 millones de personas en España. Los pacientes reividican más neurólogos especialistas en su diagnóstico y tratamiento.

Madrid, 12 de septiembre de 2008 (Redacción)

Existen casos en los que las cefaleas se convierten en enfermedades crónicas diarias debido a una ingesta inadecuada de los medicamentos que ayudan a tratarlas. Cuando un paciente abusa de los medicamentos , tanto de aquellos que necesitan prescripción como de los que se venden sin receta, la migraña puede convertirse en crónica. Actualmente en España, de los 4 millones de afectados por este tipo de cefaleas, más de una tercera parte se han convertido en pacientes crónicos.

El día mundial de la Migraña se celebra hoy 12 de septiembre. Este año las reivinidicaicones e centran en el suso de la medicación. “Tanto las sociedades neurológicas como los pacientes hemos coincidido en la importancia de alertar a la sociedad sobre el problema de la migraña crónica por el abuso de la medicación, ya que es la única patología en la que se está creando esta situación y si no se ha encontrado solución a la migraña, mucho más compleja es la solución a la Migraña crónica diaria”, explica la Asociación Española de Pacientes con Cefaleas (AEPAC), Elena Ruíz de la Torre.

Dentro de las cefaleas, la migraña ocupa un lugar especial, por su frecuencia. En el estudio PALM, liderado por el Grupo de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología, se ha observado que la frecuencia de migraña en la población española es del 18% de las mujeres y del 8% de los hombres, afectando más en edades tempranas de la vida. Además, la migraña se puede acompañar de otros síntomas como el vértigo ya que diferentes estudios afirman que hasta un 30% de los migrañosos presentan vértigos relacionados con su migraña, pero manifestándose de manera independiente.

La cefalea es un problema médico y social muy importante que afecta al 90% de la población y sus causas pueden ser muy variadas. Muchos de estos tipos de dolores tienen un tratamiento específico y no responden a otro distinto, por lo que deben ser tratados de manera individualizada. Además, la cefalea, puede ser el síntoma de inicio de otras enfermedades. Por estos motivos es fundamental que los pacientes que padecen dolor de cabeza sean atendidos por neurólogos especialistas en su diagnóstico y tratamiento. El 80% de las personas que sufren cefaleas nunca consultan al médico, porque lo consideran innecesario.

En muchos caso el enfermo recurre a la automedicación y esto puede originar no sólo no conseguir paliar el dolor sino la cronificación de la migraña. “Prácticamente todas las personas con migraña nos hemos automedicado en algún momento. El sufrimiento al que estamos sometidos es tanto y la falta de cura es tal que ante la imposibilidad de quitarnos el dolor de ninguna manera caemos en la automedicación. Además los migrañosos, tenemos nuestro punto débil en la cabeza, la vida moderna va contra nuestra cabeza, las prisas, el estrés, los nervios, la vida tan exigente, los conservantes en la alimentación, tantos productos químicos…. Al final todos acabamos tomándonos algo para ir a trabajar, para acudir a la reunión… y sin darnos cuenta entramos en un círculo vicioso”, señala la presidenta de AEPAC.

No obstante, a pesar de tener importantes investigadores y neurólogos en el campo de la migraña, España carece de la red necesaria para el adecuado tratamiento de estos pacientes puesto que son necesarias unidades especializadas, hospitales de día para tratamientos endovenosos, posibilidad de ingresos y lugares especiales en las urgencias hospitalarias. Por ello, desde la Sociedad Española de Neurología, se llevan a cabo diferentes cursos y actividades con el fin de formar a los médicos españoles en el adecuado tratamiento de las cefaleas, ya que no se trata de una enfermedad grave pero si incapacitante que reduce la actividad social y laboral de los que la padecen.