Viernes, 6 Diciembre 2019

ILP ‘Medicamentos a un precio justo’

Arranca la recogida de firmas para llevar al Congreso el debate sobre el precio de los medicamentos y la transparencia

Las organizaciones y profesionales promotores de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) ‘Medicamentos a un precio justo’ iniciaron ayer frente al Congreso de los Diputados la recogida de firmas necesarias para tramitar este proyecto legislativo, que persigue cambiar el sistema actual de fijación de precios de los medicamentos, impulsar medidas de transparencia en sanidad y crear un fondo de investigación y formación independiente

Madrid 26/11/2019 medicosypacientes.com/ Sara Guardón/AAJM
Representantes de organizaciones y profesionales promotores de la Iniciativa Legislativa Popular
Durante el acto, Damián Caballero, portavoz de la Comisión Promotora de la ILP “Medicamentos a un precio justo” y asesor de la Junta Directiva de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFHC) aseguró ante los medios que “con esta Iniciativa Legislativa Popular pretendemos acabar con el lucro de las farmacéuticas, lograr la trasparencia en todas las negociaciones y fijación de precios, y promover la creación de un fondo de investigación y formación de los profesionales sanitarios para que la industria farmacéutica no tutele a médicos ni a las asociaciones de pacientes”.
 
Tal y como explicó, en su opinión, “el Sistema Nacional de Salud se está siendo deteriorado por los recortes, falta de personal…” es por ello que, según dijo, “Esta ILP pretende llevar el debate al Congreso de los Diputados y que sea una herramienta para que el Gobierno reforme la legislación del Medicamento.
 
Tras destacar la importancia de sensibilizar a otros colectivos sobre la necesidad de frenar el aumento continuado de los precios de los nuevos medicamentos, animó “a toda la ciudadanía a apoyar esta importante iniciativa legislativa con su firma”. “Solo así podremos seguir abriendo un debate social y político trascendental para la sanidad pública”, dijo.
 
Por su parte, el Dr. Juan José Rodríguez Sendín, vicepresidente la Asociación por un Acceso Justo al Medicamento (AAJM), admitió que el objetivo de esta ILP es “intentar poner en la agenda pública los problemas derivados que presentan la cadena del medicamento desde la investigación hasta la prescripción”. 
 
Reconoció que “lo más grave es el alto precio de las moléculas nuevas y la falta de justificación de esos precios tan exagerados que van a impedir que el sistema pueda responder a las necesidades de todos los pacientes y muchos de ellos no podrán acceder a los tratamientos”.  Es por ello que instó a “reformar la Ley del Medicamento y regular las relaciones internas en la cadena de los medicamentos y en la fijación de precios, así como establecer regulación en la formación de los profesionales”.
 
En la misma línea, el Dr. Fernando Lamata, presidente de honor de la Asociación por un Acceso Justo al Medicamento (AAJM), promotora de la ILP, manifestó que el objetivo es “hacer más accesibles los medicamentos a los ciudadanos a un precio justo”.
 
En su opinión, “los precios de los medicamentos nuevos están siendo disparatados, es imposible financiarlos”. Recordó que por los medicamentos de Hepatitis C se han pagado una media de 19.000 euros por tratamiento por un fármaco que cuesta 300 euros contando su fabricación e investigación. “El gasto en medicamentos hospitalarios ha crecido un 30% en los últimos 4 años. El dinero se va a precios abusivos y hacemos que el Sistema Nacional de Salud se rompa”.
 
Patricia Capdevila, del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, que forma parte de la comisión promotora de la ILP, aseguró que con la ILP “quieren que estos precios se establezcan con relación a los costes tanto de investigación como de fabricación, ya que el sistema actual de precio por valor establece unos costes especulativos”.
 
Como consecuencia, el SNS “se resiente", tal y como explicó, al no poder hacer frente a estos pagos, “por lo que se han introducido medidas perjudiciales para los ciudadanos como copagos en los pensionistas y, además, se están empezando a dejar de financiar medicamentos que siguen siendo útiles". Es por ello que, alertó de que "no se van a poder financiar nuevos medicamentos para el tratamiento del cáncer y de otras enfermedades, y al final la salud va a tener que depender de cuestiones económicas".
 
Esta iniciativa impulsada por organizaciones y profesionales de la sanidad pública, de la transparencia y de la comunidad científica, cuenta con un plazo de siete meses desde hoy -prorrogable por otros tres- para recoger las 500.000 firmas que permitirían su debate en el Congreso. Estas firmas se recogerán, por el momento, de forma presencial. 
 
En la web ilp.medicamentosaunpreciojusto.org se puede consultar la ubicación de los puntos de firma disponibles, que se irán actualizando de forma constante, y toda la información necesaria para apoyar esta iniciativa. Dichos puntos de recogida de firmas están ubicados en algunas oficinas de las entidades promotoras y adheridas como son la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM), Fundación Civio, sedes autonómicas de medicusmundi, la Plataforma de Afectados por Hepatitis C (PLAFHC) y Salud por Derecho. Además, durante toda la campaña habrá actos y eventos para facilitar que toda la ciudadanía pueda participar. 
 
El texto de la ILP denuncia el aumento continuado de los precios de los nuevos medicamentos, en muchas ocasiones con cifras muy superiores a los costes de investigación y fabricación, lo que ha incrementado el gasto farmacéutico y puesto en peligro la sostenibilidad del sistema de salud y el acceso a los medicamentos. Además, el texto alerta de la falta de transparencia en diversos procesos del I+D, como en la cantidad de inversión pública en investigación o en las negociaciones de la Administración con la industria farmacéutica. 
 
De este modo, la ILP propone medidas que refuerzan la capacidad de las Administraciones sanitarias para deliberar y fijar precios de medicamentos con más transparencia, y para que los costes de adquisición de medicamentos del Sistema Nacional de Salud sean de conocimiento público. Propone también la creación de un fondo para financiar la investigación y la formación de los profesionales sanitarios de forma independiente, mejorar el acceso a la innovación y evitar los potenciales conflictos de intereses que ocasionan las transferencias privadas de los laboratorios. La ILP también contempla la regulación de los pagos directos e indirectos de la industria farmacéutica a organizaciones y profesionales sanitarios, un ámbito que actualmente está autorregulado por los propios laboratorios y sin control público.