Campaña medicina rural

Viernes, 19 Agosto 2022

Ana Pastor aboga por un modelo nacional de acreditación profesional liderado desde la propia profesión

06/07/2011

La responsable de Sanidad del Partido Popular, Ana Pastor, fue invitada, ayer lunes, por la Asociación de Informadores de la Salud (ANIS) a participar en una de sus habituales "Tribunas". La coordinadora de Participación Social del PP aportó su visión de la situación que atraviesa, en estos momentos, el SNS, a partir de su creencia de que en realidad no se puede hablar de "crisis sanitaria", sino de una clara insuficiencia financiera. Informó, al respecto, sobre las principales propuestas de su partido en materia sanitaria y se detuvo en una serie de cuestiones sobre política de RR.HH. y el papel que representa la profesión médica, apostando, en este sentido, por el registro de profesionales y por la creación definitiva de un modelo de acreditación único liderado por la propia profesión médica, a la que ve, por otra parte, como la auténtica "tabla de salvación" del SNS

Madrid, 5 de julio 2011 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

Pastor, flanqueada por el pre-
sidente de la ANIS y el conse-
jero Fernández Lasquetty.

La coordinadora de Participación Social del Partido Popular, Ana Pastor, participó ayer lunes, 4 de julio, en un acto organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), al que asistieron además de numerosos periodistas y socios de dicha Asociación, otros invitados del ámbito sanitario, políticos, gerentes, miembros de la Administración sanitaria madrileña, entre otros. También acudieron los máximos representantes de la profesión médica. En el caso de la Organización Médica Colegial estuvieron presentes su presidente y secretario general, los doctores Juan José Rodríguez Sendín y Serafín Romero, respectivamente.

La ponencia de Ana Pastor en la Tribuna ANIS fue introducida por el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, quien destacó de su perfil haber sido la primera mujer médico en acceder a la cartera de Sanidad, plasmando sus políticas de fortalecimiento y de cohesión del sistema nacional de salud.

Entre sus haberes, como relató el responsable de la Sanidad Madrileña, cabe destacar la puesta en marcha del Estatuto Marco; La Ley de Cohesión y Calidad; el nuevo sistema de precios de referencia; La Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias; el Fondo de Cohesión; la regulación de las Listas de Espera; el germen de la tarjeta sanitaria electrónica; y en definitiva, un gran impulso por la modernización del Sistema Nacional de Salud.

A juicio de Fernández-Lasquetty, si hay un rasgo que llama especialmente la atención de Pastor es "la firmeza de sus principios y su aplicación al ejercicio de la política cotidiana".

La también vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados comenzó su conferencia autodefiniéndose como "una profesional que está en política muy bien acompañada y arropada por sus compañeros del Partido Popular y sobre todo por su presidente, Mariano Rajoy", confesando, al mismo tiempo, que “la Sanidad es lo mejor que me ha pasado en la vida”.

Descripción de la imagen

Ana Pastor, durante su
intervención.

De entrada, su argumentación parte de que “en España no hay crisis sanitaria”, sino que lo que sucede es que "el Gobierno no ha diagnosticado a tiempo los problemas que tiene la Sanidad”, a lo que suma “la carencia que tiene de lrecursos necesarios para hacer frente al agujero económico que presenta en estos momentos”, por tanto, como acotó su problema más grave es la financiación sanitaria. En este sentido, y como recordó, “a día de hoy seguimos teniendo menos ingresos en las arcas públicas y un agujero de 15.000 millones en la Sanidad” por lo que con los 8.000 millones de euros prometidos por el vicepresidente Rubalcaba no se tiene ni para empezar”, según sus palabras.

Bajo este escenario dibujado por Pastor, esta representante del PP volvió a insistir en la necesidad de un Pacto sanitario “auténtico”, por procedimiento y que incluya un acuerdo sobre la financiación suficiente y sostenible en el tiempo. Además, defendió la permanencia del Ministerio de Sanidad porque, entre sus funciones, está, desde su punto de vista, la de liderar, que, a su juicio, es muy importante, pero "para ello ha de tener credibilidad", así como velar por un sistema de salud homogéneo para el conjunto del territorio español.

Pastor se mostró, además, de acuerdo con el espíritu del catálogo de medicamentos gallego "con esta medida, la política gallega ha reproducido la ley de 2003 del Partido Popular y ha conseguido que los precios de referencia pudieran entrar en vigor, porque no lo estaba haciendo el Gobierno de España".

Por otra parte, volvió a reiterar su rechazo al copago, al entender que es "la medida más injusta que puede haber" y afirmando que “quien sabe de Sanidad no piensa en el copago” "aludir al copago es no saber cómo hay que cambiar la Sanidad", bajo su opinión. Én relación a lo que hacen otros países al respecto, entiende que "probablemente, se esté aplicando en aquellos países donde no hay realmente un sistema nacional de salud como el de España de titularidad pública".

Avanzar en RR.HH.

Descripción de la imagen

Máximos representantes de la profesión
sanitaria junto a la viceconsejera Prado.

Una de las grandes aspiraciones de la también ex ministra de Sanidad es la de avanzar en materia de Recursos Humanos y de su planificación a corto y medio plazo, concisa y precisa “ya que lo que hagamos ahora tendrá su resonancia a diez años vista”. En este terreno, dio máxima importancia al registro único de profesionales sanitarios, lamentando que a estas alturas todavía no se sepa con exactitud ni los médicos, ni los enfermeros con que cuenta, realmente, nuestro país.

Otro aspecto fundamental en este terreno es la creación de un modelo nacional de acreditación de profesionales en España, una acreditación "que tiene que estar en manos de los profesionales y no en mano de las Administraciones sanitarias, aunque éstas tengan que definir los perfiles profesionales que requiere el sistema sanitario, que es algo que, en realidad, no tiene nada que ver con la acreditación profesional".

En otro momento de su intervención, hizo alusión a las retribuciones de los profesionales, las cuales, bajo su punto de vista, deberían estar sujetas a tres tipos de resultados: individuales, de grupo y de instituciones.

Para finalizar en este aspecto, se congratuló del buen clima de entendimiento existente, en la actualidad, entre los máximos representantes de las priincipales profesiones sanitarias.

Retos para el PP en materia sanitaria

Descripción de la imagen

El senador Aguirre, entre los
asistentes.

Pastor desgranó, en otro momento de su intervención, los principales retos que el Partido Popular vislumbra en materia de política sanitaria, entre los que destacó:

-Pacto por la Sanidad "auténtico" y que incluya una financiación suficiente y una gestión eficiente de todos los recursos sanitarios.

-Reducir de forma significativa las diferencias entre CC.AA, recuperando la cohesión territorial, la equidad y la igualdad en el acceso a las prestaciones con una verdadera cartera de servicios comunes.

-Reforzar la planificación y mejorar la regulación de los recursos humanos del Sistema Nacional de Salud.

-Establecer objetivos en términos de resultados en salud para las principales áreas de patología, así como para la calidad y seguridad del sistema, y alinear las políticas al logro de los mismos, sin olvidar el interés y la atención que deben merecer los programas de promoción de salud pública.

-Poner en valor la capacidad de los profesionales e instituciones del Sistema Nacional de Salud para generar conocimiento e innovaciones con valor comercial y reducir la dependencia tecnológica de la sanidad española.

-Innovar en los sistemas de gestión clínica de la asistencia, con la participación de los profesionales, modernizando los sistemas tecnológicos, implementando sistemas avanzados de información que posibiliten la integración funcional de los servicios y la gestión de resultados en salud.

-Una nueva política farmacéutica: en la dimensión industrial, en la distribución y en el modelo de oficina de farmacia, contribuyendo así a una evolución razonable del gasto farmacéutico.

-Apoyo efectivo a la investigación y al desarrollo en el ámbito biomédico recuperando el Instituto de Salud Carlos III para el SNS.

-Potenciar el papel de las nuevas tecnologías en el ámbito sanitario, en particular, sobre tarjeta sanitaria única, receta electrónica, historia clínica, gestión de listas de esperas y otras aplicaciones para hacer más eficiente la gestión del SNS.

-Poner en valor la colaboración de todos los recursos sanitarios, públicos y privados, a favor de la atención sanitaria.

-Profundas reformas en Atención Primaria, Especializada y Hospitalaria.