Campaña medicina rural

Viernes, 19 Agosto 2022

Afectados por Cáncer de Pulmón instan al Gobierno a reducir el umbral de emisión de humo de diésel

24/07/2012

En España, siete de cada diez coches que se matriculan son diésel y, al emitir menos dióxido de carbono, cuentan con una bonificación en la compra y, además, consumen menos combustible. Sin embargo, emiten más partículas microscópicas y óxidos de nitrógeno que los motores de gasolina. Ante esta situación, la Asociación Española de Afectados por Cáncer de Pulmón (AEACaP) ha instado al Gobierno  a reducir el umbral de emisión de humo de diésel, después del último informe de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer

Madrid, 24 de julio 2012 (medicosypacientes.com/E.P.)

En España, siete de cada diez coches que se matriculan son diésel y, al emitir menos dióxido de carbono cuentan con una bonificación en la compra y, además, consumen menos combustible. Sin embargo, emiten más partículas microscópicas y óxidos de nitrógeno que los motores de gasolina. Ante esta situación, la Asociación Española de Afectados por Cáncer de Pulmón (AEACaP) ha instado al Gobierno  a reducir el umbral de emisión de humo de diésel, después del último informe de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), grupo perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el que se elevó la exposición al humo del diésel hasta el máximo nivel de riesgo de provocar este tipo de cáncer.

Al respecto, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, había catalogado previamente al humo de los motores que funcionan con diésel como probable cancerígeno para los seres humanos. Ahora, y tras llevar a cabo un estudio con trabajadores de alto riesgo, como mineros, empleados ferroviarios y chóferes de camiones, se ha determinado que las partículas que producen la combustión del diésel se incluyan en el mismo grupo que cancerígenos como el amianto, el plutonio, la luz solar y el alcohol.

La IARC ha insistido en que la gente está diariamente expuesta no sólo por el humo de los vehículos, sino también por el procedente de otros modos de transporte -barcos o trenes- y de plantas de generación eléctrica.

En este sentido, el presidente de AEACaP, Francisco J. Martínez, ha recordado que aunque el riesgo depende de la exposición, quienes reciben menos dosis se están viendo "también afectados". "Se ha convertido en un problema de salud pública que las autoridades sanitarias deben abordar", ha recalcado.

"Los datos representan una importante señal de aviso para que las Administraciones pongan en marcha acciones de Salud Pública con el fin de combatir los niveles de emisión. El esfuerzo debe ser común e inmediato", según el presidente de AEACaP.