Domingo, 17 Noviembre 2019

Jornada "Psoriasis, lo esencial es invisible"  

6 de cada 10 pacientes de psoriasis presenta problemas de autoestima  

La psoriasis provoca lesiones que afectan al órgano más visible, la piel, alterando la imagen de los afectados, esto hace que casi 6 de cada 10  pacientes reconozcan que la enfermedad afecta a su autoestima, y que entre un 32% y un 60% de pacientes con psoriasis moderada grave padezca depresión, según datos de la asociación nacional de pacientes de psoriasis y familiares, Acción Psoriasis, y el Grupo Español de Dermatología Psiquiátrica (GEDEPSI)

01/03/2013 medicosypacientes.com

Madrid, 4 de marzo de 2013 (medicosyapcientes.com)

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a un 1,4% de la población española (650.000 personas)  y que va más allá de las lesiones que aparecen en la piel. Es una patología que tiene otras repercusiones que no se ven. "Por eso, hoy en día está considerada como una enfermedad sistémica que actúa sobre otros órganos ocasionando la posibilidad de que el paciente desarrolle otras enfermedades asociadas o   comorbilidades, cuyo impacto sobre la salud puede ser incluso mayor que la afectación cutánea", explicó la Dra. Carmen Brufau, profesora de Dermatología de la Universidad de Murcia, jefe de Sección de Dermatología del Hospital General Universitario Reina Sofía y miembro del GEDEPSI de la AEDV, durante la celebración de la Jornada "Psoriasis, lo esencial es invisible" que reunió a numerosos expertos de la asociación nacional de pacientes de psoriasis y familiares, Acción Psoriasis, y del Grupo Español de Dermatología Psiquiátrica (GEDEPSI).

Por un lado, explicó la Dra. Brufau, "para muchos es difícil conciliar esta enfermedad crónica con su vida normal, entre otros motivos, por el miedo a ser rechazados y esto les lleva a un mayor estrés, ansiedad y en muchos casos depresión, que no siempre es reconocida por ellos mismos o por los profesionales sanitarios implicados en su cuidado. Sin embargo, los trastornos psicosociales están presentes en estos pacientes con psoriasis entre 3 y 5 veces más que en la población general, por lo que estas comorbilidades psíquicas son una fuente de considerable sufrimiento para los pacientes".

Por otro lado, "hay estudios que demuestran que, principalmente en el grupo de pacientes con psoriasis moderada-grave, hay un mayor porcentaje de fumadores, las tasas de consumo de alcohol son más elevadas y la obesidad es más frecuente, lo que empeora considerablemente no sólo su calidad de vida sino sus expectativas" afirmó la Dra. Brufau, a lo que añadió que "sumado a la alteración de los lípidos sanguíneos, la hipertensión y la diabetes (una serie de trastornos asociados a la psoriasis que constituyen el llamado síndrome metabólico), el riesgo de que sufran eventos cardiovasculares es mayor". La artritis psoriásica es otra de las  patologías comúnmente asociadas a este colectivo, afectando entre un 6 y un 42% de los pacientes con psoriasis

Pacientes poco disciplinados

En este sentido, la Dra. Brufau señaló la importancia de que los pacientes sean muy disciplinados y se tomen en serio su enfermedad, puntualizando que generalmente predomina lo contrario. Asimismo, trasladó la necesidad de que el tratamiento sea  integral, de forma que no sólo se dirija a mejorar las lesiones de la piel, sino también a las mencionadas comorbilidades.

Psoriasis, lo esencial es invisible

Tras la reunión científica para profesionales sanitarios, la asociación de pacientes Acción Psoriasis abrió un debate entre los propios pacientes para establecer los diez puntos necesarios para mejorar su calidad y estilo de vida y saber afrontar mejor la enfermedad, con los que se dio forma al Manifiesto "Psoriasis, lo esencial es invisible" Claves para vivir mejor.

Dentro de esta sesión, el médico psicoanalista experto en psicodermatología Dr. Jorge Ulnik, como conocedor de las estrechas relaciones entre la mente y la piel, impartió la conferencia los "Mitos, creencias y emociones relacionadas con la psoriasis".

"La piel y el sistema nervioso surgen de una misma hoja embrionaria llamada ectodermo. Un origen común que se cree que puede explicar la estrecha relación entre la piel y la mente. Por ello, los dermatólogos debemos ser cada vez más conscientes de esta repercusión psíquica que la psoriasis tiene en cada paciente en concreto y actuar de acuerdo con la importancia que el paciente le da a su psoriasis. Hay pacientes que con psoriasis moderada o grave están más adaptados y lo llevan mejor que otros que pueden tener lesiones leves pero que, sin embargo, no las toleran en absoluto", apuntó la Dra. Brufau.

Con la celebración de estas jornadas, GEDEPSI y Acción Psoriasis pretenden concienciar tanto a profesionales como a pacientes de que la psoriasis no es una simple enfermedad de la piel. "Conocer el punto de vista de los dermatólogos, psicólogos que trabajan estrechamente con ellos y el de los propios pacientes, sirve de ayuda para seguir luchando por una mejora en la calidad de vida de los pacientes y por su bienestar" explicó Juana María del Molino, presidenta de Acción Psoriasis.