Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

300.000 españoles con disfunción eréctil precisan una prótesis de pene

30/05/2012

De los más dos millones de españoles que sufren disfunción eréctil, unos 300.000 no responden a soluciones farmacológicas o les están contraindicadas, por lo que necesitan una prótesis de pene para disfrutar de una vida sexual plena, según los coordinadores del VIII Curso de Implantes de Prótesis de Pene organizado por el Instituto de Medicina Sexual

Madrid, 31 de mayo de 2012 (medicosypacientes.com)

De los más dos millones de españoles que sufren disfunción eréctil, unos 300.000 no responden a soluciones farmacológicas o les están contraindicadas, por lo que necesitan una prótesis de pene para disfrutar de una vida sexual plena, según los coordinadores del VIII Curso de Implantes de Prótesis de Pene organizado por el Instituto de Medicina Sexual

En el curso se presentó una nueva prótesis de pene más ergonómica que cuenta con una mejora en la adaptación de las prótesis a la anatomía del paciente con un depósito en forma de trébol. Este depósito o reservorio almacena el líquido que, mediante un sistema de bombeo, rellena los cilindros de la prótesis que se implantan en los cuerpos cavernosos del paciente y posibilitan una erección, informó el Doctor Rosselló Barbará, director del curso.

A juicio del doctor “su forma de trébol, a diferencia de los anteriores, en forma de botella, hace más cómoda su inserción y su anclaje en el espacio creado por el cirujano”.

Pareja y disfunción eréctil

A la hora de acudir o no al médico en busca de ayuda, la actitud de la pareja es fundamental, según informó la doctora Mº Fernanda Peraza-Godoy, uróloga y andróloga del Centro de Urología, Andrología y Salud Sexual de Palma de Mallorca.

Expertos informaron que los pacientes que reciben una prótesis aún son una minoría, debido a la falta de información y al miedo que les da preguntar.

Peraza-Godoy explicó que “la mujer es la primera que anima a su pareja a consultar por su problema; si la única solución es el implante, habitualmente suele apoyar a su pareja en beneficio mutuo, ya que la disfunción eréctil además problemas de ansiedad, nerviosismo y cambios de humor, puede llegar a producir una depresión”.

Por otro lado, un estudio publicado este mes de mayo en la revista “Journal of Sexual Medicine” demuestra que la mayoría de los pacientes con prótesis de pene retornan a la actividad sexual relativamente pronto, con una alta frecuencia de uso de sus prótesis. El estudio revela además que, el 60% de los pacientes a los que se les implantó un dispositivo con una válvula inflable lo utilizan al menos una vez a la semana.

Una investigación anterior, publicada en el número de marzo de la revista “World Journal of Urology” pone de manifiesto que el 90 % de los cerca de mil pacientes analizados, que recibieron un implante en los últimos 30 años, estaban satisfechos con el resultado y lo volverían a hacer.

La conclusión del estudio es que la cirugía de prótesis de pene es segura y una opción de tratamiento durable en disfunción eréctil.